Enlaces accesibilidad

Muere a los 77 años el actor suizo Bruno Ganz, famoso por su papel de Hitler en 'El Hundimiento'

  • El actor, que trabajó con Coppola o Ridley Scott, padecía cáncer intestinal desde hace un año

Por
Muere a los 77 años el actor Bruno Ganz

El actor suizo Bruno Ganz, famoso por papeles como el de Adolf Hitler en la controvertida película alemana El Hundimientoha muerto este sábado a los 77 años en su Zúrich natal, según ha informado su agente. "Murió en las primeras horas de hoy, rodeado de su familia. Hasta el final, Bruno trabajó en sus proyectos con placer e intensidad", ha señalado este al anunciar la noticia de su fallecimiento.

Famoso por su trabajo en lengua alemana, Ganz también trabajó a las órdenes de directores como Francis Ford Coppola o Ridley Scott.

El pasado año, los médicos diagnosticaron que el actor padecía un cáncer intestinal, por lo que comenzó un tratamiento con quimioterapia que le obligó a dejar los escenarios, siendo su último trabajo el de narrador en la ópera de Mozart La flauta mágica durante el Festival de Salzburgo (Austria).

El mejor actor alemán del momento

Ganz era portador del Anillo de Iffland, que tradicionalmente lleva el que haya sido considerado mejor actor en lengua alemana del momento, y que a su muerte debe heredar otro intérprete, por lo que deberá buscarse un sucesor.

Nacido el 22 de marzo de 1941, de padre suizo que trabajaba como mecánico y una italiana, Ganz desarrolló su carrera artística en el cine, la televisión y el teatro en lengua alemana durante más de medio siglo.

Junto a su papel protagonista en El Hundimiento, donde encarnó un Führer derrotado en sus últimos días en el búnker de Berlín, Ganz destacó por sus papeles en filmes de Wim Wenders como El amigo americanoTan lejos, tan cerca o El cielo sobre Berlín.

Ganz trabajó para todos los grandes del cine en lengua alemana, desde el ya mencionado Wenders a Werner Herzog. Sin embargo, su carrera también fue próspera fuera del cine alemán. Estuvo a las órdenes del francés Eric Rohmer, el danés Lars Von Trier o los estadounidenses Francis Ford Coppola y Ridley Scott.

El actor participó en celebres películas como El candidato manchú (Jonathan Demme, 2004), The Reader (Stephen Daldry, 2008) o Sin identidad (Jaume Collet-Serra, 2011). También trabajó en producciones del cine francés, italiano y español, en la coproducción hispanosuiza El río de oro (Jaime Chávarri, 1986), en la que compartió elenco junto a Ángela Molina y un jovencísimo Juan Diego Botto que este sábado ha tendio emocionadas palabras de recuerdo para Ganz. "Me regaló su sombrero y me dijo: Te queda mucho cine. Que la tierra te sea leve, Maestro", ha señalado el actor español en su cuenta de Twitter.

Ganz encarnó a Hitler en El Hundimiento

Para muchos, especialmente las generaciones más jóvenes, el papel más conocido de Ganz fue el de Adolf Hitler en El Hundimiento, controvertida película alemana de 2004 en la que se muestran las últimas semanas del "führer" antes de su suicido.

Ganz encarnó un Hitler con unas cualidades humanas poco estudiadas en el cine hasta entonces, cabalgando entre la desesperación por la inminente derrota, la fragilidad o la furia por pensar que todo su entorno le había fallado y debía morir con él.

Incluso para los no cinéfilos, una de las escenas de esa película en la que grita iracundo al ver que la guerra está perdida, mientras sus subalternos le observan con pavor, se ha convertido quizá en la más parodiada de internet, con los famosos vídeos de "Hitler se entera" que desde hace años pueblan Youtube.

Ganz, conocido por poner tal pasión en sus papeles que incluso se llegó a hacer daño al interpretar algunos, contaba de aquella experiencia que se vio obligado a usar una gran fuerza de voluntad para encarnar al líder nazi y "construir una pared en su cabeza" para separar al personaje de sí mismo. "No quería pasar las tardes en el hotel con el señor Hitler a mi lado", declaraba Ganz en el pasaje de una entrevista que ha recuperado la agencia suiza ATS.

La muerte del actor, uno de los artistas más conocidos de Suiza, ha producido un gran impacto en el país centroeuropeo. "No hacía un personaje: se encarnaba en él", ha señalado el consejero federal y expresidente suizo Alain Berset.

Noticias

anterior siguiente