Enlaces accesibilidad

Literatura

Los diez mejores libros de 2018: de 'Ordesa' a 'Cara de pan'

  • Óscar López, director de Página Dos de TVE, recomienda los diez libros más destacados de este año

Por
Los diez mejores libros de 2018
Los diez mejores libros de 2018 Getty Images/iStockphoto noticias

Tras una década afectada por la crisis económica, que también ha sufrido y de qué manera el sector editorial, poco a poco el mundo del libro se ha ido recuperando, con el consiguiente incremento de lectores. Pero esa recuperación no hubiera sido posible sin la presencia de buenos libros, como estos diez que merece la pena destacar:

1- Ordesa de Manuel Vilas

Hay novelas valientes de corte autobiográfico que solo empezar a leerlas ya te atrapan. Es lo que ocurre con esta, en la que Vilas se convierte en un personaje más. Es en parte la historia del autor, pero también la de todos nosotros. Porque estamos ante una catarsis literaria ya que la muerte de sus progenitores le arrastró a una crisis personal que hizo que se replanteara su vida y su memoria.

El gallo que no cesa - 'Ordesa', de Manuel Vilas

Por encima de todo esta novela es una oda a los padres y también a la relación que esos padres mantienen con sus hijos. Y tras la lectura uno descubre que ha sido escrita con un inevitable sentimiento de culpa por no haber podido decirles en vida todo lo que sentía por ellos pero que al mismo tiempo estamos ante una historia narrada con mucho amor.

La ausencia de los padres, el divorcio matrimonial, la responsabilidad hacia los hijos, el paso del tiempo y, cómo no, la muerte, son algunos de los muchos temas que aborda esta novela emocionante e íntima que no ha dejado indiferente a nadie.

2- La mujer singular y la ciudad de Vivian Gornick

No abandonamos lo autobiográfico porque este libro es una estupenda continuación de su anterior y exitosa obra, Apegos feroces. Así que estamos ante una nueva historia memorialística, donde la estupenda periodista y escritora norteamericana vuelve a las calles de Nueva York para hablarnos de sus largos paseos, en esta ocasión, no junto a su madre sino junto a su amigo Leonard.

Y mientras caminamos con ellos, nos habla de feminismo, de literatura, de sexo, de la maternidad, de periodismo y de su propia vida. Y lo hace, como siempre, sin tapujos, sin concesiones, obligándonos a reflexionar, a cuestionarnos nuestra propia vida y opiniones, mostrando de nuevo que es una de las mentes más lúcidas de la sociedad norteamericana de los últimos 50 años.

3- Las ocho montañas de Paolo Cognetti

Quien conoce a Paolo Cognetti sabe que este gran éxito editorial tiene también mucho de él, aunque lo cuente desde la ficción. Porque esta es la historia de un niño, hijo único, que vive en Milán, y que ve cómo sus padres alquilan una casita en los Alpes para pasar el verano. Allí, este niño conocerá a otro chico de su edad, un niño montañés con el que entablará una amistad que marcará su vida.

Esta es una preciosa novela intimista sobre el valor de la amistad, sobre el amor por las montañas, ya que ese niño cuando se convierta en un adulto acabará por construirse una cabaña en esos parajes, sobre la pasión por los libros, la relación entre padres e hijos, entre vida urbana y rural y sobre la soledad. Pero también es una historia de búsqueda, la necesidad que todos tenemos de encontrar nuestro lugar en el mundo. Ya os confirmo que Cognetti lo encontró, al igual que el joven Pietro, el protagonista de esta obra, a dos mil metros de altura.

4- Trilogía de la guerra de Agustín Fernández Mallo

Con esta novela Agustín Fernández Mallo logró el prestigioso Premio Biblioteca Breve. Un muy merecido galardón a tenor de lo que nos narra, puesto que el autor tiene el detalle de regalarle al lector una novela tres en una, puesto que nos enfrentamos a tres historias aparentemente independientes pero que en manos de este escritor se entremezclan como una tela de araña.

Trilogía de la guerra es una novela caleidoscópica, que nos traslada, entre otros lugares, a la Isla de San Simón en Galicia, a Nueva York, y a Latinoamérica, de la mano de un prisionero de la Guerra Civil Española, un astronauta que estuvo en la Luna y en la guerra de Vietnam y una experta en guerras del siglo XX y XXI, entre muchos otros personajes. Sin duda, es la novela más narrativa de las que ha escrito hasta ahora el responsable de la conocida Generación Nocilla.

5- Kentukis de Samanta Schweblin

Con esta novela hay que prepararse para disfrutar de una lectura inquieta porque la autora nos traslada hasta una época futura donde la gente no tiene mascotas convencionales, sino estos Kentukis, unas mascotas fabricadas a modo de peluches, que tienen una particularidad: disponen de una cámara. Y el ser humano puede escoger entre ser el amo, es decir, el que compra la mascota y la tiene en casa, o bien el Kentuki, para poder ver desde su casa todo lo que hace su amo a través de esa cámara.

Samanta Schweblin: "Kentukis" (Historias de papel)

Lo importante es que esas parejas no se pueden escoger, ya que se conforman al azar. Así pues, esta historia, a través de varios personajes que tienen un Kentuki en casa, nos habla, como ya os podéis imaginar, de la privacidad, del asalto a nuestra intimidad, de la soledad actual y de las nuevas formas de comunicación. Vamos, como para no inquietarse.

6- Los tiempos del odio de Rosa Montero

Este año nos ha traído la tercera aventura de la dura, inteligente y eficaz replicante Bruna Husky, en esta ocasión enamorada hasta los huesos de un policía, Paul Lizard. Este poli desaparece al principio de la novela y cae en manos de una organización terrorista que quiere cambiar el orden social y político, en unos Estados Unidos de la Tierra gobernado por las grandes corporaciones.

Rosa Montero: "Los tiempos del odio" - 08/11/18

El problema es que ese grupo terrorista ha tomado a varios rehenes, a los que ejecuta uno al día y, claro, nuestra ya famosa detective tecno humana, nuestra rep de combate que sabe que su vida tiene fecha de caducidad, deberá darse prisa para encontrarlo antes de que lo maten. Ya aviso que el lector va a disfrutar de nuevo de la magnífica ambientación futurista, de las electrizantes escenas de acción, y de esos diálogos casi cinematográficos que mantienen los miembros de la familia Husky. Y no hay que perderse el magnífico final que ya nos garantiza una cuarta entrega.

7- Amor de Hanne Orstavik

Estamos en un pueblo de Noruega. Tenemos a una madre soltera y a su hijo pequeño. Es la noche antes del cumpleaños del niño. Ella va hacia la biblioteca, él está vendiendo números de una lotería de un club deportivo, y la cuestión es que la madre se olvida de la efemérides y eso nos arrastra al corpus de la novela.

¿Cómo podemos demostrar a nuestros hijos que realmente les queremos? ¿Llegan a saberlo realmente algún día? Esta es una dura e implacable novela que reflexiona sobre la distancia que separa a las personas que se quieren. Una historia que nos habla de amor pero también de su ausencia. El libro se publicó en Noruega en los años 90 y se ha convertido en un clásico en los países nórdicos, de lectura obligada en muchas escuelas, y que ahora busca su lugar en nuestras bibliotecas.

8- Los asquerosos de Santiago Lorenzo

En nuestra biblioteca no debería faltar esta sorprendente historia de un autor inclasificable y también muy sorprendente, que nos habla de un joven madrileño que por un acontecimiento imprevisible que ocurre en el portal de su casa debe huir de Madrid para acabar refugiándose en un pueblo abandonado.

Efecto Doppler - Los Asquerosos de Santiago Lorenzo - 01/11/18

Allí ocupará una casa y a medida que pasan las semanas descubrirá el placer de la soledad, y lo eficaz que resulta vivir de una forma austera. Los asquerosos es una novela crítica con la sociedad actual, con el consumismo exacerbado y con la manera como el ser humano se relaciona. De hecho, es una obra que destila rabia, pero también ternura, porque en el fondo estamos ante una novela hermosa, poética, valiente y divertida, muy divertida. Es evidente que saber aunar todo eso solo está al alcance de unos pocos privilegiados. Como Santiago Lorenzo.

9- Cara de pan de Sara Mesa

Imaginemos un parque y entre unos setos aparece una adolescente de 13 o casi 14 años, que hace campana y que se siente acosada en la escuela. Es una niña solitaria y a ese microcosmos accede un día un viejo: un amante de los pájaros, de Nina Simone, un hombre que tiene la impresión de que todo el mundo se avergüenza de él. Entre ellos se entabla una relación, quizás de simple amistad, quizás una relación peligrosa. Eso es lo que el lector necesita averiguar a medida que avanza esta historia que se mueve en el filo de la navaja.

Sara Mesa: "Cara de pan" (Historias de papel)

Porque a medida que se desarrolla la novela, averiguaremos muchas cosas: qué esconden ambos en sus respectivas mochilas, quienes son sus familiares, y si estamos ante una historia de amistad o ante una relación controlada por un acosador experimentado. Sin duda, es una lectura que genera muchas preguntas. Las respuestas las encontraremos en esta novela arriesgada que inevitablemente incomoda.

10- Traición de Walter Mosley

Muchos conocen a este autor por su serie policiaca protagonizada por Easy Rawlins, protagonista de El demonio vestido de azul. Pues en este 2018 acaba de inaugurar otra serie, ahora con Jou King Oliver de protagonista, un ex poli de nueva York, que estuvo en la cárcel por una trampa que le tendieron y que trece años después se ha reconvertido en detective privado.

Esta entrega avanza en dos líneas argumentales muy claras: la de averiguar los motivos de aquella trampa que cambió su vida y un caso que le proponen para que intente sacar del corredor de la muerte a un activista afroamericano. Estamos ante una novela fantástica, donde el tema del racismo y la corrupción de la policía están en un primer plano, algo muy habitual en todas las historia de Mosley.

Como toda selección, seguro que esta es injusta e incompleta. Pero como tenemos la fortuna de contar con fantásticos prescriptores en las librerías, sería una magnífica idea acercarse a ellas, deambular durante un buen rato entre libros, y regresar a casa con un buen puñado de historias que logren que estas fiestas, además de navideñas, sean muy, muy literarias.

Noticias

anterior siguiente