Enlaces accesibilidad

La Comunidad de Madrid recurre 'Madrid Central' por carecer de informes previos e invadir competencias autonómicas

  • La Comunidad se opone a la prohibición de circular por el centro a los vehículos sin distintivo ambiental
  • Cree que el proyecto de movilidad del centro de Madrid invade competencias autonómicas y carece de informes previos

Por
 La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido EFE / JAVIER LÓPEZ

La Comunidad de Madrid ha presentado este miércoles ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid un recurso contencioso-administrativo contra Madrid Central alegando que carece de los trámites e informes previos obligatorios, que afecta a competencias autonómicas en materia de transporte y medio ambiente y porque no ha sido sometida a información pública y audiencia.

Según ha explicado en rueda de prensa el presidente regional, Ángel Garridopide la anulación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible que aprobó el pasado 5 de octubre el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, además de solicitar la suspensión cautelar de la entrada en funcionamiento de su medida más polémicaprohibir la circulación por el centro a los vehículos sin distintivo ambiental. Esta medida entraría en vigor el 30 de noviembre.

El Gobierno de la Comunidad también interpondrá en los próximos días otro recurso en los Juzgados de los contencioso-administrativo exigiendo que se anule el acuerdo de la Junta de Gobierno local aprobado el 29 de octubre que desarrolla la gestión y funcionamiento de Madrid Central.

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid ya había presentado un recurso contra la ordenanza de movilidad sostenible del consistorio.

Invasión de competencias

El presidente regional, Ángel Garrido, ha asegurado que la acción jurídica que ha puesto en marcha su Gobierno para pedir la nulidad de Madrid Central "no responde a ninguna batalla política", sino a "un ejercicio de responsabilidad" que no puede, ni debe, ni quiere evitar.

El primer recurso hace especial hincapié en que "no se pone en duda la competencia municipal en el ámbito de la movilidad", pero Madrid Central "afecta a la gestión de competencias autonómicas, por lo que hubiesen requerido de solicitud de informes previos a las Consejerías competentes en dichas materias" (el informe preceptivo de la dirección General de Organización, Régimen Jurídico y Formación de la Gerencia de la Ciudad; el informe previo o participación del Consorcio Regional de Transportes; o el informe preceptivo de la Consejería de Transportes).

Además, ha precisado el presidente, el perímetro de Madrid Central "no comprende las zonas más contaminadas de la ciudad, según los últimos informes de calidad del aire del propio Ayuntamiento".

Y tampoco plantea el proyecto de Madrid Central medidas que permitan "una aplicación eficaz" del mismo, como por ejemplo la puesta en marcha de carriles de acceso preferente para autobuses interurbanos en las principales vías de penetración a la ciudad o el establecimiento de aparcamientos disuasorios.

No hay informes del impacto

El recurso argumenta que no hay una memoria de impacto normativo -motivo por el que Garrido cree que se puede anular la Ordenanza-, y no analiza el impacto económico que puede suponer para el ciudadano, los comercios e incluso la competitividad de la ciudad.

Tampoco tiene el proyecto un informe de impacto en materia de igualdad de oportunidades y accesibilidad universal de las personas con discapacidad; no se ha sometido a información pública y audiencia; y no se ha dado audiencia a los municipios limítrofes.

Y no cuenta, según recoge el recurso, con una evaluación de qué impacto ambiental puede tener el cierre al tráfico en las zonas colindantes con el perímetro de Madrid Central.

Finalmente, sostiene que no se reservan plazas de aparcamiento para personas discapacitadas en la medida que marca la ley, que no se incluyen medidas que garanticen su aplicación eficaz evitando el colapso del tráfico, y que no se ha tenido en cuenta el impacto de ponerlo en marcha justo en las fechas previas a la Navidad.

El ayuntamiento responde

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha dicho que el Gobierno regional actúa como un "kamikaze" que va "en contra del sentido común": "Jugar con la salud en términos electorales puede entrañar mucho riesgo", ha añadido.

Además, ha defendido que con Madrid Central el Ayuntamiento está "yendo a favor de todas las directivas" planteadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UE y el Gobierno nacional "para garantizar una mejor calidad del aire" en la capital.

"Ellos quedan retratados, nosotros no vamos a confrontar con ese tema. La salud de los madrileños es demasiado seria como para que nos estemos peleando entre administraciones sobre si interponemos un recurso para tratar de paliar o ralentizar una medida tan necesaria para Madrid como Madrid Central", ha añadido.

El PSOE municipal apoya 'Madrid Central'

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha cargado este miércoles contra la "utilización de la justicia" "lamentable" por parte del presidente de la Comunidad, Ángel Garrido.

Causapié ha pedido al Gobierno regional "colaboración para mejorar la calidad del aire que respiran los madrileños y las madrileñas". "Hoy estamos viendo cómo el PP utiliza algo que tiene que ver con la salud de madrileños y actúa en contra, es una actuación lamentable, y la utilización de la justicia no es bueno ni para la política ni para la independencia de la justicia", ha apuntado.

Un extremo que ha negado el presidente regional: "Hemos tratado de evitar que se llegara a este punto. Lo ideal es que las administraciones dialoguen, alcancen acuerdos y no litiguen, pero no ha sido posible", ha apuntado Garrido.

El PSOE regional, a favor de retrasarlo

Mientras, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha defendido retrasar el proyecto municipal de Madrid Central para conseguir un "mayor grado de acuerdo" con las partes afectadas. Las cosas "no se están haciendo bien", ha dicho.

En una entrevista con la Agencia Efe, el líder de los socialistas madrileños ha dicho que les gusta "el espíritu" de Madrid Central, y lo han apoyado, pero ha criticado que "se está haciendo de una forma apresurada".

"Nosotros, compartiendo el fondo de Madrid Central, queremos que se haga de una forma sosegada, más tranquila, sin estas prisas, y que se consiga un mayor grado de acuerdo ", ha declarado Franco. "Queremos que las cosas salgan bien aunque haya que retrasarlo", ha dicho.

Por ello, no descarta la posibilidad de retrasar la puesta en marcha de Madrid Central "un mes, quince días o dos meses" con el objetivo de "conseguir un mayor grado de acuerdo y conciliar intereses que están ahora mismo en juego", aunque ha reconocido que no se lo han pedido "oficialmente" a Carmena.

Franco ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que "escuche" a los vecinos de la zona, a los transportistas y a los pequeños empresarios, pero también que llegue a "acuerdos" con la Comunidad "para facilitar una movilidad sostenible".

"Cuando se corta una vía de comunicación al coche hay que dar alternativas mediante un transporte público bien diseñado", ha sostenido.

El secretario general del PSOE-M no sabe si Madrid Central pasará factura electoral a Carmena, pero ha dicho que a los socialistas "pocas lecciones" les pueden dar "en la defensa de un medio ambiente y una movilidad sostenible".

Ciudadanos pide voluntad para entenderse

La portavoz de Ciudadanoss en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha acusado hoy a la Comunidad de Madrid y al Gobierno de Manuela Carmena de "no querer entenderse" y de "coger de rehenes a todos los madrileños" en su enfrentamiento político, ante lo que les ha pedido "sentarse a hablar".

"Nosotros no votamos en contra de la ordenanza de movilidad, lo que hicimos fue presentar 22 enmiendas y lanzar una petición de reunión para que nos pudiésemos sentar los cuatro grupos políticos y hacer algo con vocación de permanencia", ha recordado la portavoz de la formación naranja en el Consistorio.

"Lo que debería ocurrir es que Comunidad y Ayuntamiento hagan por entenderse", ha indicado Begoña Villacís, que ha puntualizado que no está en desacuerdo con la decisión del Ejecutivo autonómico de llevar a los tribunales la entrada en vigor de las restricciones al tráfico en el Centro. "Esto se podía haber evitado si el Ayuntamiento hubiese tratado de ser un poco más generoso, menos autoritario, menos despótico. Nos podíamos haber evitado todo esto", ha incidido la portavoz.

Pero también a la Comunidad de Madrid la ha acusado de no querer hablar, lo que en su opinión empeora la situación. "La Comunidad simplemente está buscando en muchas ocasiones la colisión política con el Ayuntamiento", ha incidido en declaraciones a los periodistas.

Noticias

anterior siguiente