Enlaces accesibilidad

La Armada Argentina dice que el submarino San Juan implosionó y se partió en varias partes

  • El ministro de Defensa reconoce que el Gobierno no tiene medios para reflotar el ARA San Juan

Por
Argentina reconoce que no tiene los medios para reflotar el submarino ARA San Juan

La Armada Argentina ha confirmado que el submarino ARA San Juan, localizado esta madrugada en el Atlántico tras un año y un día desaparecidosufrió una "implosión" cuando se perdió su rastro y se partió en varias partes, quedando alojado en una hondonada de 907 metros que hizo que quedara oculto para los radares.

"La ubicación exacta es muy próxima a la ubicación del informe de la anomalía hidroacústica (una explosión detectada por agencias internacionales en 2017), el área donde habíamos asignado un 90% de probabilidades que estuviese. Todas las marinas buscaron en ese área", ha reconocido José Luis Villán, el comandante de la Armada, en una rueda de prensa en Buenos Aires.

Según las imágenes obtenidas por el robot sumergido por la empresa Ocean Infinity -contratada por el Gobierno para realizar la búsqueda, que duró dos meses-, el área de escombros es de 80 por 100 metros.

"Esto sugiere, falta la certeza, que podría haber implosionado, colapsado muy cerca del fondo. Porque el desprendimiento de escombros es muy acotado en el área", ha detallado por su parte el capitán Enrique Balbi. En concreto, se ha detectado una "sección mayor", que es el casco resistente, la parte habitable del submarino, que mide de 25 a 30 metros, y otras tres partes del buque en menores dimensiones y formas que coinciden con la sección de proa, popa y la vela.

El capitán de la Armada argentina Enrique Balbi. REUTERS/Martin Acosta

"Todo el casco resistente, si bien está en una misma unidad, no está partido. Está en una sola pieza, pero sí deformado y abollado hacia el interior, producto de la presión externa de la columna hidroestática. Lo que hace la presión externa del mar es abollar hacia adentro el casco", ha explicado Balbi. El capitán ha indicado que los restos han sido hallados a 500 kilómetros de la costa, a la altura del golfo de San Jorge.

El Gobierno no tiene medios para reflotar el submarino

Por su parte, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, ha reconocido que el Gobierno no tiene medios para reflotar el submarino ARA San Juan y ha vanzado que los próximos pasos son recabar toda la información y estudiar qué hacer.

"No teníamos ni los medios para bajar al mar. Tampoco tenemos ROV (vehículos de inspección remota) para bajar a esas profundidades. Ni tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características", ha dicho Aguad.

A este respecto, el jefe de la Armada ha dicho que para sacar el aparato, como reclaman los familiares de los 44 tripulantes, hay dos límites: el legal, ya que la jueza que investiga lo que ocurrió al ARA San Juan debe determinar en qué momento se podrían remover los restos, y el otro es un límite técnico.

La empresa que lo halló confía en que las familias encuentren "consuelo"

Por su parte, la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno argentino para buscar en el océano Atlántico el submarino ARA "San Juan", ha declarado este sábado que espera que el hallazgo de la nave resulte "un consuelo" para las familias de los 44 tripulantes en un momento "profundamente difícil".

En un comunicado, Oliver Plunkett, el director ejecutivo de la compañía, a la que el Ejecutivo de Mauricio Macri pagará 7,5 millones por haber encontrado el buque, ha señalado que espera que este trabajo "conduzca a que se respondan" las preguntas de los seres queridos de las víctimas y "se aprendan lecciones que ayuden a evitar que vuelva a ocurrir algo similar".

"Nuestros pensamientos están con las muchas familias afectadas por esta terrible tragedia. Esperamos sinceramente que la ubicación del lugar de descanso del ARA "San Juan" les resulte un consuelo en lo que debe ser un momento profundamente difícil", remarca el texto.

La empresa comenzó la expedición en el Atlántico el 7 de noviembre pasado, y esta semana, tras cumplirse el mínimo de 60 días que el contrato de licitación con el Gobierno argentino establecía para la misión, tenía previsto abandonar la búsqueda.

"Ocean Infinity se había comprometido a llevar a cabo la operación de búsqueda durante un máximo de sesenta días, y asumir el riesgo económico de la búsqueda, y solo recibir el pago si se encontraba el submarino", recuerda la nota.

Para el rastreo, utilizó cinco vehículos autónomos subacuáticos y la labor de unos 60 miembros de la tripulación a bordo del barco "Seabed Constructor".

Una imagen de los restos del Ara San Juan. HO / ARGENTINA'S NAVY PRESS OFFICE / AFP

Tres oficiales de la Armada Argentina y cuatro familiares de los tripulantes acompañaron la búsqueda.

En el contrato solo se especificaba que la labor de la empresa sería buscar y encontrar el ARA "San Juan" -que fue hallado a 907 metros de profundidad y a 500 kilómetros de la costa argentina-, pero no el reflote del aparato.

Noticias

anterior siguiente