Enlaces accesibilidad

Madrid

Madrid aprueba el proyecto para cerrar al tráfico el centro y el PP lo recurre ante el TSJM

  • Se busca reducir en un 40% la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2)
  • Ha recibido las críticas del PP, Cs y el Gobierno regional, así como de plataformas vecinales

Por
Concentración de la Plataforma de Afectados por Madrid Central
Concentración de la Plataforma de Afectados por Madrid Central ante el Ayuntamiento en rechazo a las restricciones al tráfico en el centro de la capital. vmo Mariscal

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este lunes en una sesión extraordinaria la ordenanza de movilidad que regula Madrid Central, el proyecto para cerrar al tráfico el centro de la ciudad, al que desde el próximo 30 de noviembre solo podrán acceder sus vecinos y quienes conduzcan vehículos no contaminantes, salvo excepciones. Por su parte, el PP lo ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha informado este lunes en rueda de prensa de la aprobación de este expediente, uno de los más ambiciosos del Ejecutivo de Manuela Carmena, con el que busca reducir en un 40% la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2).

"Es un día muy importante, a efectos de lucha contra la contaminación y la preservación de la salud de la ciudadanía me atrevería a decir que es un día histórico", ha dicho Inés Sabanés en la rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el concejal del distrito Centro, Jorge García Castaño.

Sabanés ha subrayado que ya pasó "el tiempo de medidas ultrasuaves" contra la contaminación para "no molestar a nadie" y ha recordado que el plan Madrid Central se enmarca en la protección de la salud y las exigencias de la Unión Europea. En su opinión, lo prioritario es proteger la salud de los ciudadanos y a partir de ahí "las demás piezas hay que encajarlas de la forme mas razonable, participada posible".

El edil del distrito Centro, por su parte, ha asegurado que el Gobierno municipal lleva preparando esta medida desde hace mucho tiempo con intervenciones en el espacio público, reformas de calles para ampliar aceras o cambios en las plazas de aparcamientos ahora destinadas de forma esencial a residentes.

"Hay un conjunto de cambios fundamentales que se culminarán con la reforma de la Gran Vía y de la plaza de España", ha explicado García Castaño, que se ha mostrado "orgulloso" con este plan que según ha opinado da respuesta a las reivindicaciones de "20 años de lucha vecinal".

El PP recurre el proyecto ante la justicia

Por otro lado, el proyecto nace entre las críticas del PP, Cs y el Gobierno regional. Y de hecho, el Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra la ordenanza aprobada este lunes.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha informado de este recurso en declaraciones a los medios durante la concentración convocada por la Plataforma de Afectados por Madrid Central frente al Palacio de Cibeles, a la que ha asistido.

Fuentes del grupo municipal del PP han señalado a Efe que el recurso fue presentado la semana pasada ante el TSJM contra la nueva ordenanza de movilidad sostenible, que limita a 30 kilómetros por hora la velocidad de circulación en las calles de un único carril por sentido y fija además el funcionamiento del área Madrid Central.

Los afectados denuncian la "expulsión" del centro de las familias modestas

Decenas de personas reunidas en la plataforma de afectados por Madrid Central se han concentrado en el Palacio de Cibeles para denunciar que las familias y sectores económicos más modestos serán "expulsados" del Centro con la entrada en vigor de este plan.

La plataforma, formada por unas 70 organizaciones, se queja de la falta de diálogo por parte del Ejecutivo de Manuela Carmena, a quien acusa de traicionar "las expectativas puestas en el proceso de diálogo" y de realizar "concesiones simbólicas y atropelladas" como el permiso de acceso a los padres con niños escolarizados en el Centro.

Pascual Medel, portavoz de esta entidad, ha dicho a los periodistas no entender por qué el Ayuntamiento de Madrid ha cambiado el sistema de las APR -áreas de prioridad residencial, actualmente cuatro en el Centro- que "funcionaba perfectamente" y en el que los comerciantes tenían 20 pases para invitados como seguirán teniendo los residentes de más de 16 años.

Y avisa de que las restricciones generarán "100.000 problemas" a los comerciantes sobre todo por la medida que restringe el paso al área a las furgonetas más contaminantes a partir de 2020. "Está muy bien decir que vamos a renovar la flota. Sí, pero... ¿Quién lo paga? ¿Con qué ayudas?", se ha preguntado Pascual Medel ante la prensa.

Desde esta agrupación de vecinos y comerciantes dicen estar de acuerdo con que Madrid Central es una necesidad pero quieren que sea "coherente, razonable y en tiempo", y advierten de que este cambio para promover la movilidad sostenible es "un nuevo rodillo de Ahora Madrid que perjudica a las clases populares".

También el director general de la asociación de empresas de transporte de Madrid CTM, Jorge Somoza, ha dicho sentirse decepcionado por un Gobierno municipal que "propuso un diálogo que no se ha producido" cuando los transportistas pidieron flexibilizar las medidas y una aplicación paulatina de las restricciones.

Noticias

anterior siguiente