Enlaces accesibilidad

Inundaciones en Mallorca

Un fenómeno "excepcional" que sucede una vez cada más de 1.000 años

  • La gota fría, junto al viento del este y el aire frío atmosférico, creó el "cóctel perfecto"
  • “La cuenca que baja hasta Sant Llorenç es muy parecida a la del camping de Biescas", explica un geógrafo
  • Sigue en directo la última hora de las inundaciones en Mallorca

Por
 Un rayo cae sobre la isla de Dragonera durante la tormenta caída en Andrach, Mallorca
Un rayo cae sobre la isla de Dragonera durante la tormenta caída en Andrach, Mallorca EFE/Cati Cladera

Las lluvias "extraordinarias" han dejado en un solo día en Baleares más de un tercio de lo que cae en todo el año. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) precisa que se trata de un fenómeno "excepcional" y que la probabilidad de producirse es de una vez cada más de 1.000 años.

Las precipitaciones intensas registradas este martes en Baleares han sido muy localizadas, poco frecuentes e históricas, según la Aemet que ha indicado que en la zona de San Pere se han acumulado más de 230 litros por metro cuadrado en un solo día, más de un tercio de lo que suele llover en todo el año. Lo normal en el conjunto del año es de entre 600 y 800 litros por metro cuadrado.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha indicado que esta precipitación fue "muy local" y la ha definido como "excepcional" en cuanto a la cantidad y la duración. De hecho, ha añadido que el departamento de Climatología de la Aenet ha estudiado cada cuánto tiempo puede ocurrir una cosa así.

De acuerdo con este estudio del periodo de retorno, en la estación más próxima a la colonia de San Pere, donde se recogieron 233 litros por metro cuadrado esto puede suceder una vez cada más de 1.000 años, de modo que insiste en que este fenómeno es "muy poco frecuente". También cerca, en Artá, donde se han recogido 161 litros por metro cuadrado, el periodo de retorno es de 80 años.

Tromba mortal en Mallorca

Al menos nueve muertos y varios desaparecidos en Sant Llorenç por las lluvias

anterior siguiente
31 Fotos 1 / 31 ver a toda pantalla ver miniaturas
  •  Los voluntarios no dejan nada en las casas porque todo está destrozado

    Los voluntarios no dejan nada en las casas porque todo está destrozado

    Los voluntarios no dejan nada en las casas porque todo está destrozado

  • Vista de una de las calles de la localidad mallorquina de Sant Llorenç, tras las lluvias torrenciales

    Vista de una de las calles de la localidad mallorquina de Sant Llorenç, tras las lluvias torrenciales

    GRAF4018. SANT LLORENÇ (MALLORCA), 10/10/2018.- Vista de una de las calles de la localidad mallorquina de Sant Llorenç, tras las lluvias torrenciales que durante las últimas horas se han registrado en varios puntos de España y que han dejado a su paso 10 víctimas mortales en Mallorca -donde todavía buscan a un niño de 5 años desaparecido- y cuantiosos daños materiales. 

"Cóctel perfecto"

La causa hay que buscarla en una DANA o gota fría que, junto al viento del este de carácter marítimo, muy húmedo y templado, y el aire frío en capas altas de la atmósfera creó el "cóctel perfecto" para que precipitara de forma torrencial en áreas de las Baleares, ha explicado a Del Campo.

Otro factor que influyó fue el carácter tan local que tuvieron las lluvias y así, mientras en San LLorenç se recogieron más de 200 litros por metro cuadrado entre 4 y 6 horas, en la localidad de Manacor, a unos 8 kilómetros en línea recta, apenas cayeron 23 litros por metro cuadrado.

Según datos de Meteorología, en la tarde del martes en la zona de Levante de Mallorca han dejado registros de 232,8 litros por metro cuadrado en la Colònia de Sant Pere (en Artà); 220 l/m² en Sant Llorenç des Cardassar; y hasta 200,5 en el núcleo urbano de Artà.

"Es una cuenca muy parecida a la del camping de Biescas"

"Cuenca muy parecida a la del camping de Biescas"

El geógrafo de la Universidad de Zaragoza Alfredo Ollero ha analizado en RNE las inundaciones de Mallorca y ha explicado que “la cuenca es un torrente que baja hasta Sant Llorenç, muy parecida a la del camping de Biescas, donde tuvimos también aquella desgracia hace 22 años".

Después, ha explicado cómo se produjo el desastre, al mismo tiempo que ha afirmado que el margen para tomar medidas era muy escaso: "Se produce una crecida relámpago en una cuenca muy pequeña. Solo pasa un cuarto de hora desde que el pico de precipitación se convierte en una gran crecida. Y en un cuarto de hora es muy difícil poder tomar medidas de emergencia o de previsión, porque el tiempo es muy corto".

Ollero también ha detallado un factor muy importante: la ubicación de Sant Llorenç. "Está localizada íntegramente en zona inundable, en la que además el cauce tiene muy poca capacidad. De manera natural tiene una capacidad muy escasa, pero además tiene una canalización que circula por el centro de la localidad de unos 12 metros de anchura y un metro de profundidad. Se trata de una canalización que realmente es incapaz de evacuar el agua que cayó", ha explicado.

Noticias

anterior siguiente