Enlaces accesibilidad

China responde a Trump con nuevos aranceles por valor de 60.000 millones a partir del 24 de septiembre

  • Estados Unidos anunció este lunes la imposición de gravámenes por valor de 200.000 millones
  • Pekín cobrará en sus aduanas tasas de entre el 5 % y el 10 % a 5.200 productos estadounidenses

Por
China responde en menos de 24 horas a los nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos
China responde en menos de 24 horas a los nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos Mikhail Metzel/REUTERS

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se recrudece: el Ministerio de Comercio chino ha anunciado este martes que impondrá aranceles a las exportaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares a partir del 24 de septiembre, en represalia por el último paquete arancelario que el Gobierno de Donald Trump acaba de imponer a los productos chinos, que alcanza los 200.000 millones (unos 171.000 millones de euros).

"A pesar de la decidida oposición de China y a la presentación de quejas formales, Estados Unidos ha insistido en adoptar una postura errónea, violando las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", señala un comunicado de las autoridades chinas, que ya habían amenazado que tomarían esta medida si Washington imponía nuevas tasas.

De acuerdo con la nota del Ministerio de Comercio, las medidas arancelarias de Washington "amenazan los intereses económicos y la seguridad de China", por lo que Pekín se ha visto obligado a actuar "para defender los derechos legítimos y los intereses de la economía china".

China y EE.UU. vuelven a imponerse aranceles comerciales mutuos

Escalada de represalias

Las nuevas tarifas entrarán en vigor el 24 de septiembre, en la misma fecha en la que lo harán las que el lunes anunció la Casa Blanca contra las exportaciones chinas, y suponen un paso más en la escalada de represalias desatada entre las dos principales economías mundiales a raíz de que Trump acusara a China de mantener un excesivo superávit comercial con Estados Unidos y le presionara para reducirlo de forma acelerada.

A partir de ese día, China cobrará derechos de entrada en sus aduanas de entre el 5 % y el 10 % a una lista de 5.200 productos estadounidenses, según detalla la nota.

Además, el Gobierno chino deja claro que seguirá respondiendo a cualquier elevación de las tasas comerciales por parte de Washington: "Si Estados Unidos se obstina en aumentar más aún los gravámenes de sus derechos de aduana, China replicará en consonancia", señala el comunicado, que desliza que las futuras medidas "serán anunciadas de forma distinta".

Negociaciones infructuosas

Pese a las continuas amenazas por parte de ambas potencias, hasta la fecha únicamente se han impuesto aranceles mutuos por valor de 50.000 millones de dólares que se aplicaron en dos fases (una inicial a bienes de 34.000 millones y una segunda a productos por valor de 16.000). En ambos casos, Pekín esperó a que entraran en vigor las tasas estadounidenses para aplicar de forma inmediata las suyas, tal y como ocurrirá con la nueva tanda de gravámenes que se aplicará el lunes 24 de septiembre, día festivo en China por la Fiesta de Medio Otoño.

Es posible que la respuesta de China desencadene nuevas medidas de Trump, quien se ha dicho dispuesto a imponer una nueva oleada de tasas a productos por valor de 267.000 millones de dólares en caso de que haya reacción de Pekín.

Los equipos negociadores de Washington y de Pekín han mantenido ya cuatro rondas de conversaciones en las que no han conseguido ningún acuerdo, y se emplazaron la semana pasada a una nueva reunión a finales de este mes en suelo estadounidense, a invitación de los norteamericanos.

Trump acusa a China de querer influir en los comicios legislativos de EE.UU.

La guerra comercial no solo se recrudece, sino que no se parecian signos de distensión. Este martes, Donald Trump ha volcado sus invectivas contra Pekín y las ha llevado más allá del ámbito económico, al acusar a China de tratar de influir en las elecciones legislativas de noviembre en respuesta a sus sanciones comerciales.

"China ha afirmado de manera abierta que están tratando activamente de impactar y cambiar nuestra elección atacando nuestros granjeros, rancheros y trabajadores industriales por su lealtad a mí", ha señalado Trump en un tuit.

El mandatario ha insistido en que China se ha aprovechado de EE.UU. en materia comercial "durante muchos años" y ha amenazado con nuevas medidas comerciales: "Saben también que soy el que conoce cómo pararlo. Habrá represalias grandes y rápidas contra China si nuestros granjeros, rancheros y/o nuestros trabajadores industriales son afectados", ha avisado. De hecho, Trump destaca en el texto que los nuevos gravámenes anunciados este lunes se incrementarán del 10 % al 25 % a partir del 1 de enero.

Noticias

anterior siguiente