Enlaces accesibilidad

La policía argentina registra el edificio donde vive la expresidenta Cristina Fernández

  • Fernández está imputada en un caso de asociación ilícita que cobraba sobornos de la obra pública
  • La senadora ha acusado al presidente Mauricio Macri de persecución política

Por
La policía argentina registra el edificio donde vive la expresidenta Cristina Fernández en el marco de una investigación por soborno

La Policía ha llevado este lunes a cabo un operativo en el edificio de Buenos Aires donde posee un apartamento la expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015), vivienda que un juez pretende registrar dentro de una investigación por una presunta red de sobornos en torno a las obra pública.

El procedimiento policial se ha efectuado en el edificio de apartamentos del barrio capitalino de Recoleta, donde la exmandataria reside cuando está en Buenos Aires.

Medios locales de comunicación han informado de que ese procedimiento se ha realizado como parte de la investigación del juez Claudio Bonadio sobre el presunto pago de sobornos relacionados con obras públicas durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández.

Bonadio ha solicitado al Senado autorización para registrar el apartamento de Fernández, además de otras dos propiedades de la exjefa de Estado en el sur del país y de su despacho en la Cámara Alta, solicitud que será analizada el próximo miércoles por el Senado.

Al enterarse por los medios de comunicación del procedimiento policial, el abogado de la expresidenta, Gregorio Dalbón, ha ido a las puertas del edificio.

"Esto, si llega a ser lo que todos están diciendo, es ilegal", ha aseverado a los medios el letrado, quien se ha quejado del "circo" montado por la Justicia.

En el momento del procedimiento policial, Fernández no se encontraba en su apartamento del quinto piso sino en la sede del kirchnerista Instituto Patria, en el barrio de Congreso de Buenos Aires.

Tras entrar en el edificio, Dalbón ha dicho que los policías ingresaron en apartamentos del primero y el cuarto piso, que no son propiedad de Fernández.

"Aunque no se haya allanado ilegalmente la morada de la senadora, ya esto que hicieron es un amedrentamiento absoluto contra la senadora", ha afirmado el abogado.

Fernández acusa a Macri de persecución política

La exgobernante, que, como senadora goza de fuero parlamentario, fue citada a declarar por el juez por esta causa y este lunes se ha presentado en los Tribunales, donde no ha respondido a las preguntas.

Cristina Fernández a su salida del juzgado. EFE/ David Fernández

Aunque se ha negado a declarar, ha presentado un documento ante el juez Claudio Bonadio en el que niega los cargos y apunta contra él por su supuesta connivencia con el actual Ejecutivo.

"Bonadio vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa", ha subrayado irónicamente Fernández en las redes sociales , como Twitter.

Según Fernández, desde que dejó la jefatura del Estado en diciembre de 2015, le "armaron" seis causas penales, cinco de ellas "iniciadas e impulsadas por Bonadio".

"Decisión política del Poder Judicial -en su más alta expresión- en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadio como brazo de persecución contra mi persona", sentencia.

La expresidenta de Argentina se considera víctima de la "nueva estrategia regional para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas" que "ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas".

También señala que "la caída abrupta" de la imagen del Gobierno de Mauricio Macri por los problemas económicos del país y por la investigación que el oficialismo sufre por presunta financiación ilegal han sido "la oportunidad perfecta" para sacar a la luz esta causa.

En su escrito, Fernández destaca que desde hace dos años pide que se lleve a cabo una auditoría de todas las obras públicas realizadas entre 2003 y 2015 y recuerda que familiares de Macri fueron "emblemáticos integrantes" de la "patria contratista" surgida desde la última dictadura (1976-1983).

Noticias

anterior siguiente