arriba Ir arriba

Cristina Fernández ya no es presidenta de Argentina. Después de ocho años en el poder y doce de gobiernos kirchneristas, Fernández se ha despedido en un acto a las puertas de la Casa Rosada, ante miles de militantes congregados en la Plaza de Mayo que siguieron su último discurso.

Su mandato ha finalizado a las 00.00 horas locales de este jueves y Fernández ha querido reflejar en sus últimas palabras como presidenta el conflictivo modo con el que concluye su gobierno y empieza el de Mauricio Macri. "A las doce me convierto en calabaza", ha ironizado para criticar la decisión de la Justicia, que ante una petición del frente Cambiemos, el partido que lidera Macri, ha determinado que desde la medianoche ya no estaba en el cargo.

Cambiemos acudió a la Justicia tras varios días de insólita puja entre Fernández y Macri por el sitio donde debían entregarse el bastón de mando y la banda presidencial. Mientras que la presidenta apostaba por celebrar la ceremonia en el Congreso, el nuevo mandatario prefería recibir los atributos de mando en la Casa Rosada, para así evitar la movilización kirchnerista convocada frente a la cámara legislativa.

La medida judicial habilita al presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, integrante de Cambiemos, a ejercer temporalmente la Presidencia de Argentina hasta que Macri jure en el Congreso este jueves a las 12.00 horas locales.

La presidenta saliente de Argentina, Cristina Fernández no asistirá a la ceremonia de investidura de Mauricio Macriganador de las elecciones presidenciales el pasado 22 de noviembre el próximo jueves, según ha confirmado uno de los hombres más próximos a la mandataria. "No están dadas las condiciones para que la presidenta concurra al Congreso", ha asegurado Oscar Parrilli.

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, ha esbozado este lunes las prioridades de su próximo gobierno, que estará centrado en la economía, por lo que comenzará por auditar las cuentas públicas que le deje la actual presidenta, Cristina Fernández. En su primera comparecencia tras su victoria electoral, Macri ha querido lanzar un mensaje que contribuya a superar la división que reflejan los resultados electorales y ha recalcado que pretende "gobernar para todos". En ese sentido, ha anunciado diálogo con el peronismo: “Ya probamos demasiado enfrentados, queriendo focalizar en las diferencias. En esa línea voy a trabajar desde el primer día", ha asegurado.

Elecciones en Argentina: análisis

La Argentina que deja el kirchnerismo

  • Argentina, aunque fuera de los mercados internacionales, ha cumplido los pagos
  • Cristina Fernández ha multiplicado por 20 el presupuesto de programas sociales
  • La economía termina el año con una inflación disparada y un crecimiento del 0,4% 
  • La inseguridad, la corrupción y la división social, los grandes retos pendientes

El único candidato oficialista, Daniel Scioli, aventaja a su principal rival opositor, el conservador Mauricio Macri, en las elecciones primarias celebradas este domingo en Argentina, de acuerdo con los primeros resultados del escrutinio provisional. La presidenta, Cristina Fernández, no puede presentarse a la reelección.

Cerca de 32 millones de argentinos han votado este domingo en unas elecciones que definirán los candidatos para las generales de octubre. Una competencia interna que, en la práctica, sirve para medir las fuerzas del kirchnerismo, que partía como favorito, y la oposición.

El Caso Nisman sigue dando sorpresas en Argentina. Un vídeo de los peritos policiales muestra ahora la cadena de errores que se cometieron en las primeras horas de la investigación, unas horas claves para esclarecer la muerte del fiscal que pretendía imputar a la presidenta Cristina Fernández. Policías y peritos entran y salen continuamente del baño donde apareció el cadáver, y de otras estancias de la casa. Registran la caja fuerte sin guantes. Limpian la pistola con papel higiénico y manchan las balas y el cargador, borrando así cualquier posible huella dactilar o rastro de ADN. Hasta la propia fiscal del caso, Viviana Fein, pisa la sangre, y protagoniza este diálogo con Sergio Berni, secretario de Estado de Seguridad y uno de los primeros en llegar al piso.