Enlaces accesibilidad

Elecciones en Italia

Giuseppe Conte, un profesor desconocido para pilotar el Gobierno euroescéptico de Italia

  • Sin ninguna experiencia política, el hombre de consenso exhibe perfil tecnócrata
  • Los italianos, que apenas sabían de su nombre hasta ahora, valoran su carrera

Enlaces relacionados

Por
Giuseppe Conte, el profesor de Derecho administrativo al que el Movimiento Cinco Estrellas y La Liga han propuesto como primer ministro de Italia
Giuseppe Conte, el profesor de Derecho administrativo al que el Movimiento Cinco Estrellas y La Liga han propuesto como primer ministro de Italia. EFE

La búsqueda de un nombre de consenso para pilotar el Gobierno que han pactado el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga ha llevado a ambos partidos, abiertamente críticos con las soluciones tecnócratas, a proponer como primer ministro de Italia a Giuseppe Conte, un profesor de Derecho administrativo de 54 años que es un perfecto desconocido para el gran público, sin ninguna experiencia política y que destaca, precisamente, por su perfil de experto.

Nacido en la localidad de Volturara Appula, en la provincia de Foggia, en la región sureña de Apulia, Conte goza de un reconocido prestigio en su ámbito, con numerosas publicaciones jurídicas, que ejerce como profesor de Derecho privado en Universidad de Florencia y en la Universidad privada de Roma Luiss.

Se formó en la universidad romana de La Sapienza, donde entre 1992 y 1993 fue becario en el Consejo de Investigación, y posteriormente completó sus estudios en la Universidad de Yale, en Estados Unidos, además de realizar cursos en la Sorbona de París, en la Duquesne en Cambridge, en el International Kulture Institute de Viena y en la Universidad de New York.

Es, por tanto, un tecnócrata que, si finalmente resulta elegido, se convertirá en el quinto primer ministro consecutivo que, desde 2011, asume la jefatura del Gobierno italiano sin haberse presentado como candidato, tras Mario Monti (2011-2013), Enrico Letta (2013-2014), Matteo Renzi (2014-2016) y el actual primer ministro en funciones, Paolo Gentiloni, que lleva en el cargo desde finales de 2016. Por otro lado, será el primer responsable del Ejecutivo procedente del sur del país en tres décadas.

Defensor de reducir la burocracia

Votante confeso de izquierda en el pasado, el Movimiento Cinco estrellas contactó con Conte en 2013, aunque en ese momento les explicó, con honestidad, que no les había votado y que tampoco era simpatizante suyo. Sin embargo, en 2018 le convenció la propuesta de los movimentistas de acabar con la "hipertrofia normativa".

Así, cuando el Movimiento Cinco Estrellas decidió presentar, en plena campaña y por adelantado, a los ministros que integrarían su futuro gabinete si ganaba las elecciones, apareció como responsable de una cartera de Administración Publica, Desburocratización y Meritocracia.

El M5S y la Liga proponen a Giuseppe Conte como primer ministro

Durante aquel acto de presentación del hipotético gobierno, Conte defendió que Italia necesitaba "una neta simplificación del cuadro normativo vigente", que, a su juicio, es "complicado y a veces incomprensible". Y propuso la eliminación de hasta 600 leyes, uno de los caballos de batalla del partido en su campaña electoral.

También abogó por "acabar con la ignorancia que aventaja a los deshonestos" e "impulsar la meritocracia". Entonces, el jurista destacó que del Movimiento Cinco Estrellas valoraba "la cultura de la legalidad y el respeto de las instituciones y la defensa del concepto de ética pública".

Perfil de experto

Su vinculación con la formación se extiende a su labor como miembro del consejo de presidencia de la Justicia administrativa, para el que fue propuesto por el Movimiento Cinco Estrellas en la pasada legislatura. Conte ha asegurado que en estos años "jamás recibió una llamada para interferir con su cargo".

Por lo demás, es director de la colección de volúmenes Maestros de Derechos, de la editorial Laterza, y ha publicado numerosos textos con temas jurídicos. Asimismo, es cofundador de la asociación 'Observatorio sobre los efectos económicos de la legislación' y forma parte de la Comisión de Cultura de Confindustria, la patronal italiana.

Según su currículum, ha participado en los comités para la liquidación de algunas empresas, lo que podría ayudar en la gestión de crisis de algunas sociedades como la acería Ilva o incluso Alitalia.

Y en los últimos meses, su nombre empezó a ser conocido por ser uno de los miembros de la comisión que se encargó de destituir al miembro del Consejo de Estado Francesco Bellomo, quien fue acusado de comportamiento inapropiado con las alumnas que iban a sus cursos al aconsejarles que vistieran con falda y tacones.

Un perfecto desconocido para los italianos

En cualquier caso, el nombre de Giuseppe Conte era perfectamente desconocido para la gran mayoría de los italianos hasta este lunes. "No le conozco, pero si es alguien bueno, pues estará bien", aseguraba a Efe el taxista Fernando Fracasi, una opinión que es la tónica general en las calles de Roma.

"Nunca había oído hablar de él", reconocía el periodista Salvatore Merlo, quien sospecha que probablemente "nadie" lo había hecho hasta estos últimos días. Es la primera vez, aseguran los analistas, que el nombre del primer ministro no suena de nada a los italianos.

Mientras lee en un diario las novedades políticas, Franco, un romano de 73 años, destaca "el importante currículum" y los estudios universitarios de Conte, aunque admite que no le conocía hasta este lunes. Con todo, espera que cumpla con los treinta puntos del programa de Gobierno consensuado entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga.

También a través de la prensa es como Rita Borrelli supo recientemente de Conte, pues, reconoce, no "había escuchado nunca" su nombre con anterioridad. Aunque ve en el nombramiento de una tercera persona una "figura híbrida" a la que "serán otros quienes digan lo que ha de hacer", Rita le otorga un voto de confianza: "Veremos. Puede que sea una figura de altura o un títere".

Noticias

anterior siguiente