Enlaces accesibilidad

El Parlamento Europeo preguntará a la Generalitat ante las denuncias de discriminación lingüística en escuelas

  • Atiende así la queja de la Asamblea para una Escuela Bilingüe al respecto
  • La asociación dice que no se imparten las clases de castellano previstas por ley
  • La Eurocámara desestima, "por ahora", enviar un equipo para indagar la cuestión

Por
La Eurocámara preguntará a la Generalitat por la posible discriminación lingüística en Cataluña
La Eurocámara preguntará a la Generalitat por la posible discriminación lingüística en Cataluña. EFE

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha decidido este martes enviar una carta a la Generalitat de Cataluña para preguntar sobre la presunta discriminación lingüística a los castellanohablantes en los centros educativos de la región, a raíz de una queja presentada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe.

Me están diciendo que eso no se cumple, por lo que habrá que preguntar a las autoridades competentes

"El Tribunal Supremo decretó en 2015 que un 25 % de las clases tienen que ser impartidas en castellano y me están diciendo que eso no se cumple, por lo que habrá que preguntar a las autoridades competentes", explica la presidenta de dicha comisión, Cecilia Wikström, en respuesta a la representante de la asociación, Ana Losada.

La presidenta desestima "por ahora" la posibilidad de enviar a un equipo a examinar la situación en los colegios catalanes, porque entiende que "preguntar a las autoridades es el paso previo" a tomar esta medida.

La representante de la AEB se ha dicho "satisfecha" con esta decisión, ya que "por fin se escuchan estas reivindicaciones después de tantos años", según ha indicado en declaraciones a la prensa tras su intervención ante la Comisión de Peticiones de la Eurocámara.

Sin medidas respecto a la rotulación de comercios

Además de esta petición, la asociación Impulso Ciudadano también había planteado otra queja relativa a la eventual discriminación lingüística que sufren los castellanohablantes en el ámbito del consumo, por las multas que presuntamente se imponen a comerciantes que no rotulan en catalán; sin embargo, la comisión no ha adoptado medidas al respecto.

"Esta petición se mantendrá abierta y esperamos recibir más adelante argumentos que justifiquen alguna otra acción", ha alegado Wikström, pese a la denuncia del representante de Impulso Ciudadano, Carlos Silva: "En Cataluña los derechos lingüísticos se miden con doble rasero y los inspectores de consumo se han convertido en los inspectores de unos pocos".

Cataluña celebra un Sant Jordi atípico y sin actos oficiales

El representante de la Comisión Europea que ha acudido ante la Comisión de Peticiones, Antoniu Marc, ha subrayado que, tanto en uno como en otro caso, el Ejecutivo comunitario "no tiene competencias en este sentido", por lo que la actuación frente a estas situaciones "le corresponde al Estado miembro".

"Las leyes sobre lenguaje, ya sean en el ámbito de la educación o el consumo, no entran dentro de la competencia de la Comisión Europea, que tan solo puede apoyar la decisión que tome al respecto el Estado miembro", ha detallado.

Horas lectivas y competencias lingüísticas

En cualquier caso, la representante de la Asamblea por una Escuela Bilingüe ha reivindicado la necesidad de que el sistema educativo catalán "respete que la sociedad es bilingüe y no imponga el catalán a los castellanohablantes, que son mayoría".

"Soy la voz de muchos padres y madres catalanes que queremos romper el miedo a denunciar la vulneración de derechos a la que se ven sometidos nuestros hijos", ha asegurado Losada, quien añadía que los niños de cero a seis años no reciben educación en castellano y que esta cifra solo sube a tres horas semanales entre los 12 y los 16 años.

Por su parte, el eurodiputado de Esquerra Republicana de Catalunya Josep-María Terricabras ha recordado que "los niños catalanes obtienen puntuaciones en conocimiento del castellano por encima de la media española en el informe PISA".

Losada ha respondido que este hecho se debe a que los exámenes y los libros de texto en castellano en Cataluña son "ridículos" y ha exigido "que se permita a los padres decidir en qué idioma estudian sus hijos".

Noticias

anterior siguiente