Enlaces accesibilidad

Elecciones en Italia 2018

Italia echa el cierre a una campaña electoral tensa y marcada por la inmigración

  • La derecha de Berlusconi y Salvini cargan contra el M5S, su gran rival el domingo
  • El líder del M5S, Luigi di Maio, dice que ha llegado la "era de gobierno" de su partido
  • El exprimer ministro Matteo Renzi ha apelado a los votantes de centro moderado

Por
Acto de cierre de campaña del Movimiento CInco Estrellas en Roma
Acto de cierre de campaña del Movimiento CInco Estrellas en Roma REUTERS

Desde plazas, teatros o platós de televisión, los candidatos de las elecciones generales italianas han echado este viernes el cierre a la campaña electoral con sus últimos actos para pedir el voto, tras dos semanas en las que la tensión ha ido creciendo entre las distintas fuerzas políticas y en las que los asuntos que han marcado la discusión han sido la inmigración y la inseguridad.

Roma, Florencia y Milán han acogido los grandes mítines de cierre de las principales formaciones, salvo en el caso de Forza Italia, cuyo líder, Silvio Berlusconi, ha preferido volcarse en un largo maratón de entrevistas desde su villa personal.

Los partidos que integran la coalición de derechas, en cualquier caso, ha acabado la campaña cada uno por su lado, tras realizar este jueves en Roma el único acto público en el que se pudo ver juntos a sus líderes; durante el resto de la campaña, han preferido lanzar sus mensajes a los electores por separado.

Los últimos sondeos publicados dan la victoria a la coalición, en la que además de Forza Italia se integran la Liga y Hermanos de Italia, con un 37 % de los votos, que podrían ser insuficientes para gobernar.

La derecha carga contra el M5S

Para intentar arañar los últimos votos, Silvio Berlusconi ha vuelto a cargar contra el que se presenta como el principal rival de la derecha, el Movimiento Cinco Estrellas, al que ha descrito como "una secta de locos". Entre sus últimas propuestas, el exprimer ministro ha anunciado una "reorganización completa del Estado italiano".

Los partidos italianos apuran la campaña electoral

Berlusconi, que se encuentra inhabilitado por la justicia, confirmó este jueves que, en caso de victoria electoral, el cargo de primer ministro lo ocupará el actual presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, uno de sus colaboradores más cercanos desde sus inicios en la política.

Sin embargo, el candidato de la Liga, Matteo Salvini, ha defendido toda la campaña que su formación superará a sus socios de coalición y que será él quien encabece el Gobierno. Este viernes, en Milán, también ha atacado al M5S, quien a su juicio está "sobrevalorado" en los sondeos.

Salvini también ha presentado una iniciativa de última hora, en este caso, mejores condiciones de trabajo para los agentes de las fuerzas de seguridad, incidiendo en uno de los puntos fuertes que ha explotado la Liga en estas dos semanas.

Di Maio, al grito de "presidente"

Por su parte, el líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi di Maio, ha cerrado su campaña en Roma con un mitin menos multitudinario de lo esperado pero en el que ha dejado claro que ha llegado "la era del gobierno" de su formación y ha anunciado su primera medida si llega a primer ministro, a saber, eliminar el sueldo vitalicio de los políticos.

He visto sondeos, y aunque no puedo hablar de ellos, estamos a un paso de la victoria

Di Maio ha aparecido en el escenario de la plaza del Popolo al grito de "presidente" y se ha presentado como representante de "la primera fuerza política del país", dado que los sondeos le sitúan como partido más votado sin coaliciones, con un 28 % de intención de voto. "He visto sondeos, y aunque no puedo hablar de ellos, estamos a un paso de la victoria", ha proclamado ante cientos de seguidores y militantes eufóricos.

Di Maio ha apelado al crecimiento del partido desde 2013: "Si por entonces entramos en el Parlamento como oposición, esta tarde acaba esa era y comienza la del gobierno". También ha arremetido contra la clase política tradicional, que solo "reparte ministerios" en los pactos postelectorales mientras que ellos ya han presentado sus hipotéticos ministros.

Italia se prepara para unas elecciones inciertas con los sondeos a favor del "cinco estrellas" Di Maio

El acto contó con la presencia del fundador del partido, Beppe Grillo, que ha defendido la vigencia de la formación, "un sistema ideado para cambiar verdaderamente las cosas" y, fiel a su estilo irónico, ha opinado que el M5S ha convertido a sus rivales en "una especie de diarrea".

Renzi llama al voto de centro

Desde la izquierda, el exprimer ministro y líder del Partido Democrático, Matteo Renzi, ha congregado a sus fieles en su feudo de Florencia, insistiendo en el mensaje centrista y de rechazo de la extrema derecha que le ha acompañado durante la campaña.

“Le digo a los votantes de la izquierda radical y a los moderados: solo el voto en favor del Partido Democrático garantiza no dejar este país en manos de Matteo Salvini”, ha señalado, agitando de nuevo la posibilidad de una alianza entre el M5S y la Liga.

Por su parte, el líder de la coalición de izquierdas Libres e Iguales, Pietro Grasso, ha celebrado un último acto en Palermo, en la isla de Sicilia de la que es originario y de donde hace años fue fiscal antimafia.

Ante miles de personas, ha querido mirar más allá de los comicios para consolidar el partido: "Ha sido una bella experiencia, pero estamos solo al principio, queremos un partido que sea de izquierda. Desde el 5 de marzo estaremos todos comprometidos en construir un nuevo partido", ha prometido, colocando como prioridad en la legislatura aprobar la ley que reconoce la nacionalidad a los hijos de extranjeros nacidos en Italia.

Noticias

anterior siguiente