Enlaces accesibilidad

Palomo Spain despliega sus plumas en París

  • El cordobés abre el calendario oficial de Semana de la Moda Masculina
  • Palomo Spain arrasa con The Hunting, una colección inspirada en la caza
  • Dice Alejandro Gómez Palomo que su meta es llegar a la Alta Costura
  • Este joven diseñador es miembro del jurado de Maestros de la Costura de TVE 

Por
Palomo Spain se inspira en la estética de la caza en su nueva colección. EFE

The Hunting es el título de la nueva colección de Palomo Spain, su propuesta para la temporada otoño e invierno 2018/19. Una colección de que recrea el ambiente, formas, texturas y colores de una jornada de caza en el campo de Sierra Morena y además hace guiños a la historia de España reinterpretando las siluetas de la corte de Felipe IV que inmortalizó Velázquez.

"He querido hacer algo opuesto a la colección anterior y utilizar algo mucho más sobrio para que la gente me tome en serio y no se crea que esto es un carnaval y todo diversión”, dice a EFE, quizá haciendo referencia a la gran repercusión y las críticas -casi todas muy positivas- que tuvo su anterior desfile celebrado en Madrid en el que combinó moda y espectáculo. “Hay mucha seriedad también en la moda", sentencia Palomo, para centrar la atención en la colección y no en el show propio del desfile. 

La riqueza de texturas y colores destaca en la colección. EFE noticias

Las prendas van muy trabajadas y la bandera de tejidos es noble y exquisita. Con ella recrea la estética española del siglo XVII aunque introduce notas que viajan desde la campiña inglesa, como el tartán y el tweed. Verdes y marrones, típicos del campo, se utilizan en distintas tonalidades, a veces con un acabado brillante que refleja el lujo de la corte de los Austrias; y lo mismo ocurre con los brocados. Un lujo contenido y sobrio que nada tenía que ver con el que hubo durante el reinado de Felipe III y lo que se llevaba en otras cortes europeas.

Esta colección un paso decisivo en su trabajo, un salto importante en calidad y profesionalidad. Y este es el camino que desde el principio ha querido recorrer este joven cordobés. Cuando el desfile termina, las luces se apagan. Pero la colección necesita seguir adelante, convencer a los compradores y al cliente. Alejandro lo sabe y lo tiene muy claro. 

Las texturas brillantes trasladan al lujo de la corte de los Austrias. EFE noticias

Los modelos del desfile, como Palomo nos tiene acostumbrados, se transforman en personajes y si en la colección anterior fueron las gentes que confluyen en un hotel ahora se convierten en el grupo de hombres que acude a una montería, desde los capataces hasta los monteros que parecen salir del famoso ‘Tratado de la montería’ escrito por un andaluz de la Sierra de Segura en el siglo XV.

En el XVII se extiendió por Europa la moda inspirada en el ejército y la caza, que inspira sobre todo las botas altas y las de embudo. En Francia se toma como referencia la figura de 'Los Tres Mosqueteros' y en Inglaterra, la de los Cavaliers, tendencias que viajarán por EuropaCon Felipe IV los sastres de la corte hacen jubones, ropillas, calzones y ferreruelos, prendas que ahora se actualizan con el talento rebelde de Palomo, que declara sentirse influenciado por Balenciaga y Pertegaz.

El uso del celeste y el blanco dulcifica la colección. EFE noticias

Pero si la colección se limitase al mundo de la caza no estaríamos hablando de Palomo Spain. El cordobés, como siempre, va más allá y mezcla sus filias y obsesiones, sus gustos y pasiones estéticas que forman parte de su adn. Junto a los patrones abullonados vemos siluetas más lánguidas, patrones tradicionalmente femeninos que cambian de género, encajes delicados y flecos que aportan movimiento, un elemento que siempre suele estar en sus colecciones, uno de los puntos de unión con su cultura y su tierra, Córdoba.

Las texturas mates, como el tweed o la lana, contrastan con el refinado brillo del terciopelo y las sedas. Y los tonos oscuros y sobrios contrastan con el celeste y el blanco, tonos casi infantiles, delicados, que dulcifican esta colección que juega, intencionadamente, con la teatralidad, el aire historicista y el dramatismo estético. 

Capa masculina y tocado de la casa Tolentino. EFE noticias

En el desfile Palomo desplegó sus alas pero también sus plumas. Con ellas decora prendas y también cabezas, gracias a los exquisitos tocados de la casa sevillana Tolentino. "Hemos utilizado plumas de cuello de gallo sin plumón y de avestruz rizadas y peladas así como púas de erizo africano, plumas de faisán, cola de gallo, gallina guineana, pato y marabú", dice Felipe Vivas, uno de los dos directores creativos. Chisteras, gorras y una versión del sombrero napoleónico se reinventan con un estilo más sofisticado y combinan con los bolsos, intencionadamente inspirados en la parafernalia de los cazadores.

Es la segunda vez que el cordobés presenta sus propuestas en París aunque ahora lo hace a lo grande, abriendo el calendario oficial de la Semama de la Moda Masculina. Un paso más en su breve pero intensa carrera. Aunque la ambición de Palomo es grande: "Algún día llegaremos a la Alta Costura, pero de momento es lo más cercano que puedo hacer".

El diseñador Alejandro Gómez Palomo en París. EFE noticias

El modisto hará de nuevo doblete ya que también forma parte del calendario de Madrid Fashion WeekSu desfile será el día 28 de enero en el Teatro Real y se podrá ver la colección mostrada en París aunque introducirá cambios y algunos looks nuevos. Además, pronto veremos otra faceta del diseñador ya que forma parte del jurado del talent show Maestros de la Costura que emitirá TVE esta temporada. 

Noticias

anterior siguiente