Enlaces accesibilidad

Presupuestos 2018

Montoro quiere incluir en las cuentas de 2018 la nueva financiación autonómica como pide el PSOE

  • Montoro quiere aprobar los presupuestos tras las elecciones catalanas
  • Justifica el retraso por la falta de apoyos para aprobarlos
  • Acepta modificar la regla de gasto, una norma "irrenunciable"

Por
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE/Chema Moya

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha señalado este miércoles su deseo de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 incluyan los “términos fundamentales” de un nuevo modelo de financiación autonómica tal y como le ha solicitado el PSOE

Así lo ha afirmado durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, en el que ha defendido la postura del Gobierno de no presentar unos presupuestos sin los apoyos parlamentarios necesarios para su aprobación al considerar que sería una “irresponsabilidad” y que su rechazo generaría “una situación de inestabilidad política” que no conviene al país.

El titular de Hacienda ha justificado el retraso en la presentación de las cuentas públicas (debería haberlas presentado antes de octubre) por la crisis política catalana. En esta línea, Montoro señaló que una vez se normalice la situación en Cataluña el Gobierno estará en “la mejor disposición” para que, a partir de que cuente con los avales suficientes, presente los PGE en la Cámara Baja a comienzos de 2018.

Por otra parte, el ministro mencionó la previsión de que en los actuales presupuestos se alcanzarán los 200.000 millones de ingresos, recuperando, diez años después, los niveles de 2007, e indicó que, con estos mayores ingresos, se podrá plantear la revisión del sistema de financiación autonómico.

Cambio de la regla de gasto de los ayuntamientos

Los principales partidos de la oposición han urgido al titular de Hacienda que modifique la regla de gasto para permitir que los Ayuntamientos puedan utilizar su superávit. 

En este sentido, Montoro ha reiterado que la regla de gasto que contempla la Ley de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera se puede "actualizar" e introducir "matices", pero ha avanzado que es una norma "irrenunciable".

Montoro ha respondido así a la secretaria de Política Municipal del PSOE, Susana Sumelzo, que le ha interpelado en el pleno del Congreso sobre la modificación de la regla de gasto de las corporaciones locales para dejar de "penalizar" y "castigar" a ayuntamientos cumplidores, que tienen sus cuentas saneadas y que no pueden invertir en asuntos que afectan directamente a los vecinos.

La diputada socialista le ha reprochado que lleve meses prometiendo a la FEMP una revisión de la regla de gasto que no llega y le ha avisado de que "se ha acabado el tiempo de las promesas incumplidas, de las evasivas y de las largas cambiadas".

En los últimos años, las entidades locales han tenido unos 25.000 millones de superávit, 6.847 millones de ellos el año pasado, ha detallado Sumelzo, que ha añadido que la deuda municipal fue del 2,9 %, por debajo del 3 % establecido.

También ha criticado la distinta "vara de medir" de Montoro con los ayuntamientos y, así, ha señalado que el exalcalde de Jaén Enrique Fernández de Moya (actual secretario de Estado de Hacienda) dejó una deuda de más de 400 millones, nunca cumplió el objetivo de estabilidad y aumentó la deuda pública hasta el 482 %. "Le han perdonado a Jaén los recortes por los que intervienen al Ayuntamiento de Madrid", ha apostillado Sumelzo.

En el caso de Madrid, el gasto incluido en su plan económico financiero (PEF) para 2017-2018 se habría excedido en unos 238 millones de euros para este año y en 243 millones para el próximo, según los cálculos de Hacienda.

Aprobación del cupo vasco en el Congreso

Todo esto se ha debatido un día antes de que el Pleno del Congreso apruebe este jueves los proyectos de ley de renovación del concierto económico con Euskadi y del cupo vasco que el Gobierno del PP negoció con la Lehendakaritza. Eso sí, esta vez tendrá menos apoyos que nunca, puesto que, por primera vez, al menos un 10% de la oposición rechazará el régimen foral.

En concreto, tanto Ciudadanos como la coalición valenciana Compromís han anunciado su voto en contra, lo que supone un rechazo de 36 diputados. Pese al 'no' de ambas formaciones, la aprobación de los proyectos de ley está garantizada puesto que, además del PP y del PNV, al acuerdo sumará al PSOE, que gobierna en coalición con los nacionalistas vascos, y a Unidos Podemos.

Cómo se calcula la regla de gasto

La regla de gasto (no confundir con el techo de gasto) es una regla que vincula el crecimiento del gasto público al crecimiento de la economía española. Se hace a través de un coeficiente o tasa de referencia, que establece el Ministerio de Economía sobre la media móvil del crecimiento del PIB. Para 2015, se fijó en 1,3%; en el 1,5% para 2016, y en el 1,7% para este año.

Esto significa que ningún municipio puede presentar unos presupuestos con un aumento del gasto superior a esas cifras. Por eso algunos ayuntamientos y diputaciones no pueden aumentar su gasto a pesar de que cierren sus cuentas con superávit: obligatoriamente el remanente de tesorería debe emplearse en amortizar deudas e impide a estos gobiernos apostar por unos presupuestos expansivos.

Noticias

anterior siguiente