Enlaces accesibilidad

La era Trump

Estados Unidos extiende el Estatus de Protección Temporal en Honduras y pone fin al de Nicaragua

  • Los nicaragüenses perderán sus permisos de residencia en EE.UU. en 2019
  • Los ciudadanos de Honduras podrán vivir en el país hasta el 5 de julio de 2018

Por
Un grupo de inmigrantes en Miami aguarda la decisión sobre el TPS
Un grupo de inmigrantes en Miami aguarda la decisión sobre el TPS. AFP / Joe Raedle

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este lunes la extensión durante seis meses del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Honduras y el fin del programa para Nicaragua el 5 de enero de 2019, por lo que 5.349 inmigrantes de este país perderán sus permisos para trabajar y vivir en suelo estadounidense. El TPS para los 86.000 hondureños queda provisionalmente extendido hasta el 5 de julio de 2018 .

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. El Gobierno no se ha pronunciado sobre la decisión de los TPS para Haití y El Salvador, que expirarán en las próximas semanas.  

La secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, ha pedido al Congreso que promulgue "una solución permanente para este programa temporal" al reconocer "la dificultad" a la que se enfrentan los ciudadanos de estos países. 

"Transición ordenada" en Nicaragua

La decisión del TPS en Nicaragua se produce con un retraso de un año respecto a la fecha inicialmente prevista para permitir "una transición ordenada" de sus beneficiarios para que puedan solicitar "un estatus alternativo" o para que "preparen su regreso y reintegración" a su país.  En los últimos años, los beneficiarios del TPS han visto cómo su permiso se renovaba de manera automática por periodos de 18 meses, pero el Gobierno de Donald Trump ha decidido reevaluar las condiciones que justificaron la concesión del programa.

En el caso de Honduras y Nicaragua, EE.UU. concedió el TPS en 1998 tras el paso del devastador huracán Mitch por Centroamérica. El Salvador lo recibió en 2001 tras una serie de seísmos y Haití en 2010 por su catastrófico terremoto. En su decisión del lunes para Nicaragua, el DHS "determinó que las condiciones substanciales, pero temporales, causadas por el huracán Mitch ya no existen, y que por lo tanto la designación actual de TPS debe darse por terminada". En Honduras, sin embargo, pese a ser también Mitch el desastre que motivó el TPS, el DHS ha aplazado su decisión "por la falta de información definitiva sobre las condiciones sobre el terreno comparadas con las de antes del huracán".

En el caso de los haitianos, a los que se concedió el TPS tras el catastrófico terremoto de 2010, expira el próximo 22 de enero; y en el de los salvadoreños, beneficiados por los sismos de 2001, el 9 de marzo.
En total, 413.500 salvadoreños, hondureños, haitianos y nicaragüenses se benefician del TPS.

Ocho datos clave de EEUU sobre el TPS para Honduras y Nicaragua

EFE / Beatriz Pascual Macías


1. Creado bajo el mando de un presidente republicano
Bajo la Presidencia del republicano George H.W. Bush (1989-1993), el Congreso de EEUU estableció un procedimiento que permite al Gobierno otorgar, de manera extraordinaria, un permiso temporal de residencia y trabajo a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos, epidemias o desastres naturales.
Ese permiso no abre ninguna vía para la residencia permanente ni ningún otro estatus de regulación migratoria, por lo que si el Gobierno de Estados Unidos decide no prorrogarlo, sus beneficiarios tendrían que volver a su país de origen o se convertirían en inmigrantes indocumentados y podrían ser deportados.

2. Unos 440.000 beneficiarios de 10 países
En total 439.625 personas de 13 países diferentes contaban con la protección del TPS a finales de 2016, según datos facilitados hoy a Efe por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).
El grupo más numeroso es el de El Salvador con unos 263.280 beneficiarios y cuyo permiso expira el 9 de marzo, por lo que hasta principios de enero no se producirá una decisión sobre el TPS.
La decisión de hoy del Gobierno impactará en unos 86.160 nacionales de Honduras y unos 5.350 originarios de Nicaragua, que recibieron el TPS tras el paso del devastador huracán Mitch.

3. Obama acabó con el TPS para tres países
El Gobierno del expresidente Barack Obama (2009-2017) anunció en septiembre de 2016 el fin del TPS para Guinea-Conakri, Liberia y Sierra Leona al darse por concluido el brote de ébola que castigó África occidental en 2015 y 2016 y que potenció la declaración como "tepesianos" de los nacionales de esos tres países.
Otro de los casos más significativos es el de Haití, que recibió el TPS por el terremoto que en enero de 2010 asoló el país.
Ya bajo el Gobierno de Trump, el Departamento de Seguridad Nacional extendió el TPS para los 58.000 haitianos que viven en el país por un periodo de solo seis meses, en vez de los 18 habituales, en una muestra de que podría acabar con el programa, un anuncio que se produciría producirse a mediados de este mes.

4. Tienen hijos estadounidenses
Los "tepesianos" de El Salvador, Haití y Honduras han tenido unos 273.200 hijos con la ciudadanía de EEUU, de los que 192.700 nacieron de padres salvadoreños, 53.500 de hondureños y 27.000 de haitianos, según un estudio publicado este año por el Centro para los Estudios sobre la Migración, un centro de pensamiento no partidista.

5. La mayoría ha vivido en Estados Unidos durante 20 años

Más de la mitad de salvadoreños (un 51 %) y hondureños (63 %) han vivido en Estados Unidos durante al menos 20 años, según el Centro para los Estudios sobre la Migración.

Durante ese tiempo, los "tepesianos" han tenido que superar varios controles de seguridad para renovar su permiso, de manera que por ejemplo los hondureños han tenido que pasar al menos 13 controles de seguridad.

6. Más del 80% de los "tepesianos" trabajan

Más del 80 % de los "tepesianos" de El Salvador, Honduras y Haití tienen empleo con los salvadoreños a la cabeza con una tasa de ocupación del 88 %, seguidos de los hondureños (85%) y los haitianos (81 %), según el estudio de Centro para los Estudios sobre la Migración.
Unos 27.100 de aquellos empleados son autónomos por lo que han creado trabajo y han dado empleados.
La gran mayoría de los salvadoreños y los hondureños con TPS trabajan en el sector de la construcción, donde aglutinan 50.000 empleados, mientras que los haitianos suelen desempeñarse en restauración y otros servicios relacionados con comida.


7.El 30% tiene hipotecas
Los "tepesianos" de El Salvador, Honduras y Haití han formado 205.900 hogares, de los que 61.000 (el 30 %) debe pagar hipotecas, según el Centro para los Estudios sobre la Migración.
De acuerdo con esa fuente, el ingreso medio de esos hogares es de 56.000 dólares al año, de los que más de tres cuartas partes tienen ingresos por encima del nivel de pobreza.


8. La mayoría viven en California y Texas
Seis de los 50 estados de EEUU concentran un 70 % de los beneficiarios del TPS con California a la cabeza con 55.000 "tepesianos", seguido por Texas (45.000), Florida (45.000), Nueva York (26.000), Virginia (24.000) y Maryland (23.000).
La mayor parte de los salvadoreños viven en California, Maryland, Virginia, el Distrito de columbia, Texas y Nueva York, mientras que los hondureños se concentran en Texas, Florida, Carolina del Norte y California. Los haitianos se aglutinan en Florida y Nueva York.

Noticias

anterior siguiente