Enlaces accesibilidad

Bruselas denuncia a Irlanda por no recuperar 13.000 millones de impuestos que perdonó a Apple

  • La Comisión Europea lleva a Dublín ante el Tribunal de Justicia Europeo
  • El Ejecutivo comunitario ordenó ese cobro a Irlanda el 30 de agosto de 2016
  • También ordena a Luxemburgo recuperar 250 millones de ayudas fiscales dadas a Amazon

Por
Logotipo de Apple en una de sus tiendas
Logotipo de Apple en una de sus tiendas. REUTERS REUTERS

La Comisión Europea ha decidido denunciar a Irlanda ante el Tribunal de Justicia Europeo por no haber cobrado a Apple los 13.000 millones de euros que el país dejó de recaudar gracias a la aplicación de unos beneficios fiscales a la multinacional que Bruselas considera ilegales.

El 30 de agosto de 2016, el Ejecutivo comunitario decretó que esos beneficios fiscales constituían ayudas de Estado prohibidas por la ley de la UE y ordenó a Dublín que recuperara esos 13.000 millones.

"Más de un año después de que la Comisión adoptase esta decisión, Irlanda no ha recuperado el dinero, ni siquiera una parte", ha destacado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La empresa "continúa beneficiándose de una ventaja ilegal"

La Comisión Europea considera que hasta que esa ayuda fiscal no se recupera, "la compañía en cuestión continúa beneficiándose de una ventaja ilegal, por lo que esa recuperación debe producirse tan pronto como sea posible".

"Desde luego, comprendemos que esa recuperación en algunos casos puede ser más compleja que en otros, y siempre estamos dispuestos a ayudar. Pero los Estados miembros necesitan hacer progresos suficientes", ha añadido la responsable comunitaria, en referencia a que Irlanda está aún calculando la cantidad exacta de las ayudas concedidas a Apple y no prevé terminar ese trabajo antes de marzo del año que viene.

El plazo marcado a Dublín para aplicar la orden de Bruselas terminó el 3 de enero de este año.

Poco después de la orden de la Comisión, Irlanda la recurrió ante el Tribunal de Justicia Europeo, pero eso no deja en suspenso la obligación del Estado de recuperar el dinero.

Dublín, decepcionado por la actuación de la Comisión Europea

Para Dublín, el paso dado por la Comisión Europea "es extremadamente decepcionante".

En un comunicado, el Ministerio de Finanzas irlandés ha destacado que -pese a que Irlanda nunca ha compartido el análisis de Bruselas sobre este tipo de acuerdos fiscales- "el Gobierno siempre ha dejado claro que está totalmente comprometido para asegurar que la recuperación de la supuesta ayuda estatal concedida a Apple se efectúa sin retraso y se han invertido considerables recursos para lograrlo".

Los responsables financieros irlandeses señalan que "sus funcionarios y expertos" han "efectuado mucho trabajo" para asegurar que el "Estado cumple con todas sus obligaciones" relacionadas con la recuperación de la citada cantidad "tan pronto como sea posible". "Hemos estado en contacto permanente con la Comisión Europea y Apple para tratar todos los aspectos de este caso durante más de un año", agrega el comunicado.

Según Dublín, sus autoridades han efectuado "progresos significativos en este complejo asunto" y están cerca de lograr el establecimiento de un "fondo fiduciario", de acuerdo "con la legislación europea y la "constitucionalidad irlandesa".

Luxemburgo deberá recuperar 250 millones de impuestos perdonados a Amazon

Por otra parte, el Ejecutivo comunitario también ha anunciado que, en un caso similar, Luxemburgo deberá recuperar 250 millones de euros por beneficios fiscales aplicados a Amazon desde 2003. Esta cantidad es inferior a los 400 millones que había manejado la Comisión en los últimos meses.

Según la investigación iniciada en octubre de 2014, Bruselas calcula que casi tres cuartas partes de los beneficios logrados por Amazon en la UE no pagaron ningún impuesto como resultado de esas ayudas fiscales.

"En otras palabras, se permitió a Amazon pagar cuatro veces menos impuestos que a otras empresas locales sujetas al mismo sistema tributario nacional", resume Vestager en un comunicado, donde recuerda que "los Estados miembros no pueden dar a grupos multinacionales beneficios fiscales selectivos que no están disponibles para otros".

Amazon ha anunciado que está estudiando si recurrir la decisión comunitaria. "Creemos que Amazon no recibió ningún trato especial por parte de Luxemburgo y que pagamos todos los impuestos de acuerdo a las normas tributarias internacionales y de Luxemburgo", ha señalado la multinacional de internet.

En noviembre de 2014, una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) sobre 28.000 documentos confidenciales demostró que Luxemburgo había realizado acuerdos fiscales secretos con unas 340 multinacionales -entre ellas, Pepsi, IKEA, AIG y Deutsche Bank- que permitieron a las empresas rebajar drásticamente su pago en impuestos entre 2002 y 2010.

En ese período, el actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, era primer ministro del Gran Ducado.

Noticias

anterior siguiente