Enlaces accesibilidad

David Lagercrantz: "En 'Millennium 5' he sido más valiente y he superado complejos que tenía de Stieg Larsson"

  • Publica la quinta entrega de las aventuras de Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist
  • RTVE.es entrevista al autor de El hombre que perseguía su sombra (Millennium 5)
  • "Los personajes de 'Millenium' ya son míos, están en mis venas y corazón", afirma
  • "Lisbeth Salander es la clave del éxito de 'Millenium' porque cambió el género policiaco"

Por

El periodista y escritor David Lagercrantz, continuador de la saga 'Millennium', en la prisión de Segovia. EDITORIAL DESTINO

El fenómeno literario Millennium se mantiene imparable: más de 85 millones de copias vendidas en todo el mundo -seis de ellos en España- y con sus populares personajes, Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist, metidos de nuevos en líos inmersos en una nueva aventura, la quinta. El hombre que perseguía su sombra (Millennium 5) (Destino, 608 páginas, 22,50€) es la segunda novela firmada por el escritor y periodista sueco David Lagercrantz, la persona elegida por los herederos del creador de la saga Stieg Larsson (1954-2004), quien ni siquiera pudo ver publicada la primera novela de su trilogía porque murió de un ataque al corazón a los 50 años.

Portada de 'El hombre que perseguía su sombra (Millennium 5)'. EDICIONES DESTINO

Lagercrantz, que ha presentado este lunes la novela en Madrid y en la antigua cárcel provincial de Segovia, ha superado ya el "miedo" con el que afrontó la escritura de Lo que no te mata te hace más fuerte (Millennium 4), publicada hace dos años, y confiesa a RTVE.es haber escrito más "relajado" esta segunda novela, que salió a la venta en España hace una semana.

"Escribiendo Millennium 4 estaba muerto de miedo y creo que me hizo mejor escritor en muchas maneras, pero en otras me volvió un poco temeroso y me preguntaba constantemente '¿puedo hacer esto?...'. Ahora he sido más valiente. He hecho el libro más mío. Antes tenía muchos complejos de Steig Larsson: el complejo de la calidad, de tengo que ser igual de bueno, pero tenía también el complejo de cantidad, porque escribía libros muy largos. Ahora he sido más valiente cortando cosas, haciéndolo más un libro que no puedes dejar de leer, un libro más rápido", explica el autor sueco.

En este sentido, confiesa que ya siente "suyos" a los personajes de la saga Millennium y, aunque asegura que nunca dejará de considerar a Larsson un "genio" por haberlos creado, ya ha podido meterse dentro de ellos: "Ahora los personajes corren por mis venas y los tengo en mi corazón, los siento míos".

No obstante, Lagercrantz advierte a los fans de que la sexta entrega, prevista para 2019, que ya tenía firmada y para la que ya tiene "una buena historia y un comienzo", será la última, al menos de momento: "Quizás haya algún otro más porque Mikael Blomkvist vivirán para siempre. Como le dije a un periodista 'nunca lo sabes, nunca digas nunca jamás’, y quizás lo haga en el futuro. Pero después de escribir la sexta quiero hacer algo nuevo porque sé que me desarrollo como autor cuando me arrojo a aguas inseguras, haciendo cosas nuevas. Respeto a los autores que hacen siempre el mismo libro, pero yo quiero nuevos retos".

Lisbeth Salander, en prisión

Pero para ese parón en las aventuras de la heroína más famosa de las novelas policiacas aún queda tiempo. De momento, en El hombre que perseguía su sombra (Millennium 5) Lisbeth está en la prisión de Flodberga cumpliendo condena y, aunque intenta mantenerse alejada de los problemas, al convertirse en la protectora de otra presa, Faria Kazi, de Bangladesh, se acaba enfrentando con la líder de las presas, Benito Andersson. En paralelo, Salander recibe la visita de Holger Palmgren, que tiene nueva documentación sobre los abusos que ella sufrió en la infancia, y con la ayuda del periodista Mikael Blomkvist emprenden una nueva investigación que sacará a la luz unos atroces experimentos auspiciados por el Gobierno sueco años atrás.

"Todos los héroes de acción necesitan problemas y por eso metí a Lisbeth en la cárcel, porque sabía que allí iba a tenerlos", sonríe el autor, que aprovecha la trama para abordar temas tan variados como el fanatismo religioso, la opresión de la mujer en el mundo islámico, las crisis bursátiles o la ética en la investigación biomédica, además de desvelar nuevos secretos sobre la infancia de la protagonista y cómo se convirtió en Lisbeth Salander (y por qué lleva tatuado un gran dragón en su espalda).

Respecto al tema del fanatismo religioso -el libro estaba escrito antes del atentado terrorista de Estocolmo de abril de 2017 en el que murieron cuatro personas atropelladas por un inmigrante uzbeko que se enroló en el Estado Islámico antes del ataque-, Lagercrantz creía que como intelectual tenía la responsabilidad de "no generalizar" e incluir en el libro "a buenos musulmanes", además de a aquellos fanáticos que oprimen a la mujer y que son "un peligro real".

"Desde luego que el atentado nos cambió y el terror también nos alcanzó. Hay un crecimiento de la tensión, la intolerancia y el extremismo en Suecia. Pero no tenemos que rechazar a los refugiados porque la mayoría son gente pobre, pero hay unos pocos terroristas que tienen que ser vigilados y la policía secreta debe hacerlo lo mejor posible", afirma el escritor, que reitera que personalmente se siente "muy orgulloso" de que su país haya acogido a tanto refugiados.

Tras asegurar que el 11-S fue "catastrófico" tanto por el ataque terrorista como por la reacción de Estados Unidos, que provocó la Guerra de Irak a raíz de la cual se creó el ISIS, Lagercrantz es de la opinión de que el mejor modo de atajar el problema es "matarles con amabilidad". "Cuando odias a tu enemigo tanto te conviertes como ellos y así creas incluso más terror. Muéstrales que eres bueno", afirma.

En cuanto a la irrupción de Donald Trump como presidente de EE.UU., cree que lo único bueno que ha traído este "ser horroroso" es "un muy buen periodismo" en medios como The Washington Post, The New York Times o The New Yorker. "Trump miente todo el tiempo, expande noticias falsas y desinformación, por eso los buenos periodistas son más necesarios que nunca. Hay que hacer a los periodistas héroes de nuevo porque son vitales para la democracia", sentencia Lagercrantz.

La heroína que cambió el género policiaco

Y aunque el autor reconoce que se siente más identificado como periodista con el personaje de Mikael Blomkvist -que, como él, ya no fuma y en vez de whisky bebe vino-, admite que su obsesión es Lisbeth Salander porque es "un icono".

"La clave del éxito de la saga es Lisbeth Salander, porque ella cambió las novelas policiacas. Antes las mujeres en las novelas policiacas eran la mayoría víctimas, mujeres guapas que eran violadas y asesinadas, y había héroes, necesitaban un hombre que las protegiera. Pero Lisbeth no necesita a nadie, no necesita contentar a nadie. Es un buen modelo para las mujeres jóvenes, es como una cowboy  pero con mejores valores, valores feministas", explica sobre su protagonista.

Ciertamente, esta saga fue la culpable del auge internacional de la novela negra nórdica, un éxito que achaca al "legado" de Stieg Larsson. "Es como con Björn Borg, después del cual hemos tenido muy grandes tenistas inspirados por él. Quizás esto sea igual, tuvimos a Stieg Larsson y la gente quiere ser como él", reflexiona, aunque también cree que influye el hecho de que Suecia sea un país "muy feminista", a la cabeza mundial en igualdad.

Y, aunque Lagercrantz prefiere "no hablar por los muertos" respecto a que opinaría de cómo ha evolucionado Lisbeth Salander, cree que cualquier autor estaría "feliz" de que su personaje "siguiera vivo". De cualquier manera, el escritor sueco de 55 años está convencido de que la continuidad de la saga ha sido "buena" para el "legado de Larsson porque "sabemos que una nueva generación está leyendo sus libros y el personaje se está volviendo icónico, así que aprenderemos más sobre su lucha contra el racismo, la intolerancia y el racismo".

Feliz con la elección de Claire Foy

El autor también de Millennium 4 -traducida en España del sueco como Lo que no te mata te hace más fuerte, pero en inglés como The girl in the spider's web- confiesa que "casi" gritó "de felicidad" al enterarse que sería la británica Claire Foy (The Crown) la protagonista de la adaptación cinematográfica, como acaba de anunciar Sony Pictures International, que la estrenará en octubre de 2018. "Creo que The Crown es una de las mejores series que he visto en años y ella es tan buena... Hay mucha distancia entre la reina Isabel y Lisbeth Salander, pero una buena actriz puede hacerlo", afirma Lagercrantz. En cuanto a su colaboración con la película, el escritor explica la cinta tiene un guion propio, aunque tuvo la oportunidad de discutir sobre el guion durante una tarde entera cuando estuvieron buscando localizaciones en Estocolmo con el director, el uruguayo Fede Álvarez, en el que dice confiar porque es "muy apasionado". "Han cambiado algunas cosas y al principio dije 'ooh', pero luego pensé que eran buenos cambios. Son cambios muy exhaustivos, pero me gusta que sean tan profundos", concluye.

Noticias

anterior siguiente