Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Ágatha Ruiz de la Prada hace un colorido homenaje a Balenciaga

  • La diseñadora entabla un sorprendente diálogo con Balenciaga
  • Las siluetas se agrandan y los volúmenes aumentan con descaro
  • La intensidad del color y el humor de Ágatha siguen intactos
  • Todos los desfiles de Madrid Fashion Week

Por
Ágatha Ruiz de la Prada revisa el legado del genio de Getaria. EFE

Interesante fusión la que ha hecho Ágatha Ruiz de la Prada rindiendo homenaje al maestro Balenciaga pero llevándose las prendas a su terrero. Harta quizá de revisionarse y revisitarse, la creadora se adentra en otros territorios más próximos a la costura, aunque es necesario apuntar que sus patrones, eclipsados por el adorno exagerado y la intensidad del color, son exquisitos siempre.

El color, una de las señas de Ágatha Ruiz de la Prada. EFE noticias

Ahora, como el genio de Getaria, Ágatha trabaja los volúmenes de forma arquitectónica y lo hace con maestría, sin utilizar rellenos. Trajes de chaqueta presumen de factura impecable y se dejan enmarcar por un volante flamenco que crea una silueta más divertida.

Divertidos, y atrevidos, son sus vestidos abullonados de formas indefinidas, casi amorfas, que parecen hechos con un cálido edredón y también los guiños a las siluetas más famosas del modisto, como el vestido túnica, la chaqueta Ballon, el vestido Bady Doll, el abrigo Cocoon, la falda Globo… prendas rompedoras que años más tarde Ágatha reinterpreta con una inyección de colores vibrantes.

Es como ver los iconos de Balenciaga a través de los ojos de una niña, una niña grande, en talento y experiencia. 

Los volúmenes se agrandan con generosidad. EFE noticias

Este diálogo entre agujas, separadas por la historia y unidos por la moda, puede resultar sorprendente pero existen muchos puntos en común, sobre todo a la hora de patronar una silueta y cortar una tela para que encaje con precisión.

El tamaño sí importa y Ágatha hincha, rellena y aumenta sus prendas hasta el punto de que casi engullen a la modelo. Una manera de acercarse a la costura, con mucho humor pero también con mucho respeto, para hacerle más inmortal y eterno.

Pieza icónicas de Balenciaga vistas por la aguja de Ágatha. EFE noticias

Como ella, que parece dispuesta a mantenerse en pie aunque los vientos de la vida soplen fuerte, por eso ha escogido la canción Resistiré, del Dúo Dinámico, para su desfile. Toda una declaración de intenciones. 

Los volantes enmarcan un traje de dos piezas. EFE noticias

Ágatha hace espectáculo, como Montesinos, en la pasarela Cibeles. En Nueva York, donde presentó su colección hace unos días, muestra una línea más fácil de llevar, con propuestas de día que convencen, parece, a la clienta internacional. 

Noticias

anterior siguiente