Enlaces accesibilidad

Mueren al menos tres palestinos en las protestas por la restricciones israelíes en la Explanada de las Mezquitas

  • Israel ha ampliado las medidas de seguridad tras el ataque de hace una semana
  • Las protestas de los palestinos se han desencadenado tras el rezo del viernes
  • Desde la Ciudad Vieja han prendido en todo Jerusalén Este y Cisjordania

Por
Las protestas por la mezquita de Al Aqsa dejan tres palestinos muertos

Al menos tres palestinos han muerto y otros 400 han resultado heridos, así como cuatro policías israelíes, durante las protestas que se han desencadenado este viernes en la Ciudad Vieja de Jerusalén y en otras localidades palestinas de Cisjordania contra las restricciones impuestas por Israel para acceder a la Explanada de las Mezquitas, que han reavivado el enfrentamiento entre ambas comunidades en los territorios ocupados.

Las autoridades israelíes han implantado fuertes medidas de seguridad tras el ataque perpetrado hace justo una semana, en el que dos policías israelíes murieron antes de que sus agresores, tres árabes israelíes, fueran abatidos. Así, la Polícía israelí ha aumentado la presencia policial en el recinto sagrado y ha instalado detectores de metal y cámaras.

Los palestinos consideran que el refuerzo de las medidas de seguridad supone un intento de los israelíes por apropiarse del lugar, el tercero más sagrado del Islam y el más sagrado para el judaísmo, pues alberga el también denominado Monte del Templo, a cuyos pies se encuentra el Muro de las Lamentaciones. En cualquier caso, las protestas se han iniciado a mediodía, poco después del rezo.

El ambiente ha comenzado a caldearse cuando miles de musulmanes se han acercado a las inmediaciones del recinto y se han negado a atravesar los detectores de metales instalados por Israel después del atentado de hace una semana. Los musulmanes se han agrupado en señal de protesta en las calles adyacentes a la Explanada de las Mezquitas, tanto dentro como fuera de la ciudadela, y se han puesto a rezar.

Los manifestantes palestinos muestran el cuerpo de Mohamad Hasan Abu Ganem, uno de los fallecidos en las protestas

Los manifestantes palestinos muestran el cuerpo de Mohamad Hasan Abu Ganem, uno de los fallecidos en las protestas REUTERS

Piedras, cócteles molotov y cargas policiales

Posteriormente, la tensión se ha extendido alrededor del recinto. Así, las calles se han llenado de alfombras de oración y fieles, mayoritariamente hombres, que rezaban y se arrodillaban ante decenas de policías que les cortaban el paso en los puntos de fricción, especialmente en las puertas de Damasco y de los Leones.

"Es humillante, nunca lo aceptaremos. Llevamos muchos días llorando por este tema. Nadie ha entrado a rezar dentro, todos estamos fuera para pedir que quiten los detectores", señalaba a Efe Fátima, emocionada tras participar en la oración. "¿Por qué tenemos que atravesar los detectores? Solo venimos a rezar. Queremos acceder libremente a nuestro lugar de rezo", abundaba Ziad, preparado para orar en la calle adyacente a la Explanada.

A medida que aumentaba la tensión, se han producido forcejeos con las fuerzas de seguridad israelíes, que permitían acercarse a la Explanada solo a las mujeres y a los varones mayores de 50 años, mientras negaban la entrada a los más jóvenes. En un momento dado, las fuerzas de seguridad israelí ha realizado cargas policiales, ha usado gases lacrimógenos y ha detenido a algunos de los fieles por arrojar botellas de agua a los agentes, lo que ha prendido la mecha de las protestas en la Ciudad Vieja.

Después, los enfrentamientos se han extendido a diversos barrios de Jerusalén Este y Cisjordania, donde cientos de palestinos han lanzado piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad israelíes, que han cargado contra los manifestantes.

Un miembro de la Cruz Roja ayuda a uno de los manifestantes heridos en las protestas ante el puesto de control de Qalandiya, en Cisjordania

Un miembro de la Cruz Roja ayuda a uno de los manifestantes heridos en las protestas ante el puesto de control de Qalandiya, en Cisjordania. AFP AFP

Tres muertos palestinos

El Ministerio de Salud palestino ha confirmado que en las protestas han fallecido Mohamed Sharaf, un joven palestino de 18 años que se encontraba en el barrio de Ral El Amoud de Jerusalén, y Mohamad Hasan Abu Ganem, de 19 años, fallecido en los enfrentamientos registrados en el barrio de A Tur, también en Jerusalén este, la zona de la ciudad ocupada por los israelíes.

Ambos han fallecido por disparos de bala y según la agencia palestina Maan y el diario israelí Haaretz, que citan a testigos, Sharaf recibió un disparo de un colono israelí. Posteriormente, las autoridades palestinas han confirmado la muerte de Mohamed Lafi, de 18 años.

El Canal 10 de la televisión israelí ha informado de la muerte de un niño de 10 años por inhalación de gas lacrimógeno, según recoge Reuters, aunque este extremo no ha sido confirmado por las autoridades.

El servicio de emergencias de la Media Luna Roja ha confirmado 391 heridos en los disturbios, muchos de ellos por inhalación de gas, pero también decenas por quemaduras y heridas de munición real y de balas recauchutadas.

Tercera jornada de enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas en Palestina

Abás congela los contactos con los israelíes

Las protestas palestinas por las restricciones a la entrada en la Explanada de las Mezquitas se suceden en la Ciudad Vieja de Jerusalén desde el pasado viernes, cuando numerosos creyentes rezaron en las calles aledañas a la Explanada de las Mezquitas a pesar de las restrincciones israelíes.

Así, el martes los palestinos se negaron a acatar las restricciones israelíes y la Policía de Fronteras cargo contra los manifestantes, de forma que se produjeron 50 heridos entre los palestinos, 16 de ellos por disparos. La noche del jueves se produjeron nuevos enfrentamientos en las inmediaciones de la Explanada de las Mezquitas entre manifestantes palestinos y policías israelíes causando, según los medios locales, 22 heridos.

Tras la jornada de violencia de este viernes, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha anunciado que "congela los contactos" con Israel mientras se mantengan las nuevas medidas de seguridad que restringen la entrada al recinto sagrado.

"En nombre de la dirección palestina, les anuncio [...] la congelación de todos los contactos con el Estado ocupante en todos los niveles hasta que Israel se comprometa a cancelar todas las acciones contra nuestra pueblo palestino en general, y en Jerusalén y la mezquita de al-Aqsa, en particular ", ha declarado Abás.

Noticias

anterior siguiente