Enlaces accesibilidad

La era Trump

El ex director del FBI Robert Mueller dirigirá la investigación sobre la conexión Rusia-Trump

  • El Gobierno de EE.UU. le nombra "investigador especial"
  • Se le nombra porque "el interés público requiere una autoridad independiente"
  • Trump confía en que se pruebe que no hubo relación entre su campaña y el Kremlin

Enlaces relacionados

Por
El ex director del FBI Robert Mueller dirigirá la investigación sobre la supuesta injerencia rusa

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha nombrado este miércoles al ex director del FBI Robert Mueller como "investigador especial" para supervisar las pesquisas sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016. Mueller sustituye al frente de la investigación a James Comey, director del FBI hasta la semana pasada, cuando fue destituido por el presidente Trump.

Congresistas demócratas y republicanos han dado la bienvenida al nombramiento de Mueller, al que consideran imparcial.

La figura de asesor o investigador especial (special counsel) está prevista en la legislación federal estadounidense para casos en los que exista conflicto de intereses, como en este en el que el Gobierno se investiga a sí mismo. Mueller dependerá formalmente del Departamento de Justicia, que podrá cesarle, pero tendrá los poderes de un fiscal: investigará los hechos sin tener que informar a sus superiores de sus hallazgos; podrá promover la presentación de cargos criminales y solicitar medios adicionales.

Recuperar la confianza del pueblo estadounidense

Los demócratas llevaban semanas pidiendo el nombramiento de un fiscal especial independiente para investigar los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia, pero la mayoría de los republicanos se habían mostrado hasta ahora contrarios a esa idea.

"El interés público requiere una autoridad independiente (...) Un asesor especial es necesario para que el pueblo estadounidense tenga una confianza completa en el resultado" de la investigación, ha explicado el vicefiscal general, Rod Rosenstein, en un comunicado. Rosenstein es el segundo en el Departamento de Justicia pero ha sido el encargado de nombrar a Mueller porque el fiscal general, Jeff Sessions, decidió inhibirse de participar en la investigación por su cercanía a Trump y por las acusaciones de que él mismo tuvo contacto con los rusos.

"Mi decisión no es un hallazgo de que se han cometido delitos o de que una acusación está confirmada. No he llegado a semejante determinación", ha puntualizado Rosenstein.

El anuncio del nombramiento de Mueller se ha producido en vísperas de que Rosenstein se reúna este jueves a puerta cerrada con los cien senadores de la Cámara Alta para dar explicaciones sobre el despido de Comey.

Trump confía en que se pruebe la falta de nexos con el Kremlin

Después de anunciarse el nombramiento, el presidente de EE.UU. ha afirmado que la "investigación exhaustiva" que supervisará Mueller probará la falta de nexos entre su campaña y el Kremlin. "Como he dicho muchas veces, una investigación exhaustiva confirmará lo que ya sabemos: no hubo colusión entre mi campaña y ningún organismo extranjero", ha dicho Trump en un breve comunicado.

"Espero que este asunto termine rápidamente. Mientras tanto, nunca dejaré de luchar por la gente y por los problemas que más importan para el futuro de nuestro país", ha añadido.

El nombramiento de Mueller coincide con nuevas revelaciones sobre el ya conocido como Rusiagat o 'trama rusa'Según publica el diario The New York Times citando a dos fuentes cercanas al caso Michael Flyn, el ex consejero de Seguridad Nacional que está en el centro de la investigación por mentir sobre sus contactos con funcionarios rusos, comunicó al equipo del presidente Donald Trump -semanas antes de su nombramiento- que estaba siendo objeto de investigación por trabajar en secreto como lobbista para Turquía durante la campaña presidencial.

El equipo de Trump sabía que Flynn era investigado antes de su nombramiento

A pesar de la advertencia de Flynn, que se produjo un mes después de que el Departamento de Justicia le notificara la investigación, Trump nombró a Flynn su asesor de Seguridad Nacional. Un puesto que permitió a Flynn tener acceso al presidente y a casi todos los secretos de las agencias de inteligencia estadounidenses hasta que dimitió apenas 24 días después de asumir el cargo.

La agencia Reuters revela además este jueves en exclusiva citando a numerosas fuentes de la Administración norteamericana que el equipo de Trump no solo conocía -supuestamente- investigación a Flynn sino que además mantuvo al menos 18 contactos con personas relacionadas con el Gobierno ruso durante la campaña electoral. Los contactos se habrían producido entre abril y noviembre de 2016 a través de llamadas telefónicas y correos electrónicos, de acuerdo con los registros que posee la Inteligencia estadounidense, que sigue los movimientos en suelo norteamericano de los individuos relevantes del Kremlin.

Cuando se destapó el escándalo de los contactos entre Flynn y el embajador ruso, Sergei Kislyak, la Casa Blanca lo negó en un primer momento, pero más tarde admitió reuniones entre asesores presidenciales y Kislyak durante la campaña electoral.

Se desconocen las identidades de los emisarios de Putin porque han sido 'enmascarados' en los informes de Inteligencia, pero los congresistas pueden solicitar que sean reveladas en interés de la seguridad nacional.

Noticias

anterior siguiente