Enlaces accesibilidad

Rajoy advierte a ETA que "no habrá nada a cambio" de su desarme

  • "El Gobierno de España aplicará la ley como siempre", asegura
  • Tiende la mano a negociar sobre la estiba pero urge a cumplir con Europa
  • Alfonso Alonso, reelegido presidente del PP vasco

Por
Rajoy dice que el Gobierno no "dará nada a cambio" del desarme de ETA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este sábado a la banda terrorista ETA que no habrá contrapartida por parte del Gobierno a cambio de su desarme, que anunció el pasado viernes, y exige que se disuelva "de una vez".

En el Congreso Regional del PP en el País Vasco que se ha celebrado en Vitoria, y en el que Alfonso Alonso ha salido reelegido como presidente del PP vasco con 94,96% de los votos, Rajoy ha recordado a la banda que "saben que no habrá nada a cambio de nada, porque nada puede haber", sin hacer referencia explícita a un posible acercamiento de los presos a Euskadi.

El PP celebra congresos en siete comunidades autónomas

"El Gobierno de España aplicará la ley como hemos venido haciendo desde siempre", ha advertido, y ha recordado que con el anuncio del desarme total de la banda el próximo 8 de marzo, "ETA ha hecho su enésimo anuncio".

"Dice que se va a desarmar; me parece bien, que lo haga ya y de paso, que se disuelva y ponga fin a esto de una vez", pero "ya saben que no habrá nada a cambio de nada", ha reiterado, convencido a su vez de que el Gobierno francés también "aplicará la ley".

La posición del Ejecutivo español en esta postura "es la justa, la democrática, la que preserva la dignidad de las víctimas del terrorismo y la más eficaz para la disolución definitiva de ETA", ha sentenciado sobre esta cuestión.

Tiende la mano a negociar sobre la estiba pero urge a cumplir con Europa

Durante su intervención en el congreso, Rajoy también se ha referido al decreto ley sobre la estiba que fue rechazado en el Congreso de los Diputados el pasado jueves, ya que solo obtuvo los apoyos del Partido Popular.

Así, se ha mostrado consciente de que "toca pactar" y que "pactar no significa hacer lo que dice el Gobierno", pero ha insistido en que "no se puede permitir" que el Parlamento dijera que "no estaba dispuesto a cumplir las resoluciones de los tribunales europeos" porque, ha insistido, "esto es romper las reglas de juego, las europeas y las del sentido común" y que esta cuestión "afecta al crédito y al prestigio de España":

"Nosotros mantenemos nuestra mano tendida, pero este asunto tenemos que aprobarlo, no por el Gobierno, sino porque es una obligación de España como país"; ha proseguido, pidiendo "un esfuerzo" para negociar y "actuar con responsabilidad".

Y ha concluido diciendo que en una buena democracia "hay que saber pactar", y que "lo que no se puede hacer nunca es, por dejar en mala posición al Gobierno, perjudicar al conjunto de los intereses de todos los españoles", en una crítica al resto de partidos.
 

Noticias

anterior siguiente