Anterior El partido de Mugabe someterá su continuidad a una moción de censura parlamentaria Siguiente Barcelona queda fuera de la terna final para acoger la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi. Ralph Orlowski/File Photo

El BCE mantiene los tipos al 0% y su plan de estímulos pese a elevar la previsión de crecimiento e inflación

  • El precio del dinero lleva en la cifra histórica del 0% un año

  • Mantiene el programa de compra de deuda, que seguirá durante todo el año

  • Eleva las previsiones de PIB e inflación de la eurozona para 2017 y 2018

  • Draghi resta importancia a la subida de la inflación, que vincula a la energía

|

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interes en el mínimo histórico del 0%donde se encuentran desde hace un año, y su programa de compra de deuda -que a partir del mes que viene se reduce a 60.000 millones de euros mensuales hasta finales de este año "o más allá, si fuera necesario"- a pesar de elevar la previsión de crecimiento y de inflación para 2017 y 2018.

Los expertos del BCE prevén ahora para 2017 un crecimiento del 1,8% -una décima más de lo pronosticado en diciembre- y una tasa de inflación del 1,7%, frente al 1,3% de hace tres meses. Mientras que para 2018 suben la previsión de crecimiento desde el 1,6% al 1,7% y la inflación del 1,5% al 1,6%. Las previsiones para 2019 las deja igual que en diciembre: 1,6% de crecimiento y una inflación del 1,7%.

"Estas proyecciones están condicionadas a la plena aplicación de todas las medidas de política monetaria del BCE", ha asegurado el presidente del organismo, Mario Draghi, en su comparecencia ante los medios, donde ha señalado que espera que los tipos sigan en los niveles acutales "durante un período de tiempo prolongado".

Draghi: "La urgencia por el riesgo de deflación ya no existe"

La inflación se situó en la zona euro en febrero en el 2%, su tasa máxima desde hace cuatro años, por el incremento del precio de la energía. Sin embargo, la inflación subyacente -que descuenta la energía y alimentos frescos, los elementos más volátiles- siguió en el 0,9%.

Precisamente, Mario Draghi ha insistido en que la tasa de inflación subió de nuevo por el encarecimiento de los precios de la energía y de los alimentos y ha subrayado que las presiones sobre la tasa de inflación subyacente son "débiles".

Por ello el Consejo de Gobierno continuará ignorando los cambios en la tasa de inflación porque considera que son transitorios y que no van a tener implicación en las perspectivas para la estabilidad de precios a medio plazo.

Draghi ha señalado una vez más que ya no existe riesgo de deflación en Europa. "Ya no hay esa sensación de urgencia para tomar más medidas. Esa urgencia provocada por los riesgos de deflación ya no existe", ha dicho.

En este sentido, el presidente del BCE ha anunciado que el Consejo de Gobierno de la institución no ha discutido la opción de realizar nuevas subastas de liquidez condicionadas, conocidas como TLTRO por sus siglas en inglés, cuya última operación tendrá lugar el próximo 23 de marzo.

El presidente del BCE ha señalado que las medidas tomadas hasta el momento "han seguido preservando unas condiciones financieras muy favorables que son necesarias para asegurar una convergencia sostenida de la tasa de inflación hacia niveles por debajo, pero cerca del 2% a medio plazo".

El banquero italiano ha señalado que estas condiciones financieras se han traspasado a las empresas y los hogares y apoyan la firme recuperación de la economía de la zona del euro. "Algunos indicadores de confianza sugieren que la recuperación cíclica puede estar ganando momento", ha apostillado Draghi, quien no obstante ha vuelto a pedir a los Estados que tomen medidas.

El BCE es "independiente" y Alemania no manipula el euro

Por último, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dicho que la entidad monetaria es "independiente" y que Alemania no manipula el tipo de cambio del euro, como ha asegurado el nuevo Gobierno estadounidense.

Draghi ha señalado que "Alemania no se merece ser atacada de esta manera, la divisa de Alemania es el euro y la política monetaria es dirigida por el BCE y el BCE es independiente".

En este sentido, ha recordado que en octubre de 2016 el Tesoro estadounidense había considerado que ninguna economía, incluida Alemania, manipula su divisa.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente