Enlaces accesibilidad

El Gobierno y el PSOE pactan un déficit autonómico del 0,6% en 2017 con el 'no' de Cataluña, Valencia y Baleares

  • Hacienda había propuesto un 0,5% y algunas autonomía pedían el 0,7%
  • Montoro: "Algo hemos convencido, pero también nos han convencido"
  • Las comunidades del PSOE, salvo Valencia y Baleares, se abstienen
  • El acuerdo incluye la subida del salario mínimo en un 8% en 2017

Por
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro EFE/Fernando Alvarado

El Consejo de Política Fiscal y Financiera -que reúne al Gobierno y a las comunidades autónomas- ha aprobado este jueves fijar el objetivo de déficit autonómico en el 0,6% para 2017 después de un acuerdo previo alcanzado entre el Ejecutivo y el PSOE. El nuevo objetivo para el año que viene es una décima más del propuesto inicialmente por el Ministerio de Hacienda y una menos de lo que pedían algunos gobiernos autonómicos, que defendían el 0,7%.

Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares -estas dos últimas gobernadas por el PSOE en coalición con otras fuerzas de izquierdas- han votado en contra del nuevo objetivo porque lo ven insuficiente. El resto de comunidades con gobiernos socialistas -Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias y Aragón- se han abstenido, como estaba previsto, junto a Cantabria.

Solo han votado las cinco gobernadas por el PP: Madrid, Galicia, Castilla y León, La Rioja y Murcia; y Canarias, donde Coalición Canaria gobierna en coalición con el PSOE.

Al margen del 0,6% para 2017, la senda de consolidación fiscal aprobada por el Consejo de Política Fiscal y Financiera mantiene el objetivo del 0,7% para este año 2016, tal y como se aprobó en abril, y fija en un 0,3% el techo para 2018 hasta llegar al equilibrio presupuestario (déficit cero) en 2019.

Valencia pedía un déficit del 1,4% para 2017

El pacto con el PSOE, vinculado a la subida del salario mínimo interprofesional en un 8% para el año que viene, no incluía el voto a favor, solo la abstención. De estas autonomías solo Valencia y Baleares han votado en contra por considerar insuficiente el 0,6%.

De hecho, el consejero de Hacienda valenciano, Vicent Soler, ha reclamado que el tope de déficit para el próximo año fuera del 1,4%, más del doble de lo aprobado y superior al 1,18% que, por su parte, ha pedido el vicepresidente de la Generalitat catalana, Oriol Junqueras, que también ha votado en contra.

Eso sí, Junqueras ha aprovechado el encuentro para transmitir a Sáenz de Santamaría y a Montoro la intención del Govern de Cataluña de celebrar un referéndum soberanista el próximo año. Un tema sobre el que Montoro no ha querido pronunciarse después en rueda de prensa, con el argumento de que solo se trataba de hablar del equilibrio de las cuentas públicas.

Montoro valora el "equilibrio entre convencer y ser convencido"

Lo que sí ha valorado Montoro ha sido el acuerdo con el PSOE que ha permitido la aprobación del déficit, que supone un "equilibrio entre convencer y ser convencido", algo que, en su opinión, debe predominar esta legislatura para poder sacar adelante las iniciativas legislativas necesarias.

Su optimismo no ha sido compartido por el PSOE, cuyos negociadores han recalcado que el acuerdo sobre el objetivo de déficit o el de aumentar el salario mínimo interprofesional no anticipa ningún pacto o acercamiento sobre el proyecto de presupuestos generales del Estado ni sobre el techo de gasto.

Incluso han trasladado al Gobierno en las últimas conversaciones que, si el Ejecutivo no altera el techo de gasto previsto, su voto será en contra.

Andalucía ve el acuerdo como una "llave"

Con todo, la consejera de Hacienda de Andalucía, María Jesús Montero, ha dicho que el acuerdo alcanzado es una "llave" hacia otros posibles con el Gobierno, como puede ser el techo de gasto, pero "no el único".

Se han posicionado a favor del objetivo de déficit las cinco autonomías gobernadas por el PP, entre ellas Madrid, cuya consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, ha celebrado la mayor flexibilidad, con la que suma 200 millones, mientras que Murcia ha asegurado que alcanzará el equilibrio pese a partir de una peor situación.

También se ha hablado en el Consejo sobre la reforma del sistema de financiación autonómica y, en este sentido, Sáenz de Santamaría ha emplazado a los consejeros a la Conferencia de Presidentes que se celebrará en enero, aunque por ahora sin fecha precisa.

Reforma del sistema de financiación autonómica

Algunas comunidades, especialmente las gobernadas por el PSOE, han insistido en que se acometa esta tarea con "urgencia" para asegurar una adecuada financiación y prestación de los servicios públicos esenciales, que es algo que requiere una reforma "profunda" y no solo medidas específicas, como la relajación del objetivo de déficit.

Muchas de ellas además se han quejado de que el ministerio de Hacienda no les haya dado información nueva para elaborar sus presupuestos autonómicos "con mayor rigor", por ejemplo el importe exacto de las entregas a cuenta, aduciendo que aún no están aprobadas las cuentas generales del Estado para 2017.

El CPFF ha fijado asimismo los objetivos de deuda pública del conjunto de las comunidades para el trienio 2017-2019: el 24,1 % para 2017, el 23,6 % para 2018 y el 22,7 % para 2019.

Noticias

anterior siguiente