Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente 'El ciudanano ilustre' y 'Un monstruo viene a verme' se reparten premios artísticos y técnicos en los Platino Arriba Ir arriba
El expresidente egipcio Mohamed Morsi en una imagen de archivo
El expresidente egipcio Mohamed Morsi en una imagen de archivo REUTERS/Amr Abdallah Dalsh/File Photo

Confirman la sentencia de 20 años de cárcel contra Morsi por la muerte de manifestantes

  • Se trata de la primera sentencia definitiva contra el expresidente egipcio

  • Morsi además está condenado a pena de muerte y a cadena perpetua

|

El Tribunal egipcio de Casación ha rechazado este sábado los recursos presentados por la defensa del expresidente egipcio, Mohamed Morsi, y otros líderes de los Hermanos Musulmanes, y ha confirmado la sentencia a 20 años de cárcel por reprimir violentamente unas protestas ocurridas en diciembre de 2012.

La agencia oficial egipcia de noticias, MENA, informa de que es la primera sentencia definitiva contra el exmandatario, que está también condenado a muerte y a cadena perpetua por otros casos relaciones con espionaje y la huida de una cárcel.

El mismo medio recuerda que los fallos del Tribunal de Casación no son apelables.

Morsi y otras doce líderes de los Hermanos Musulmanes fueron sentenciados a 20 años de prisión por el uso de la fuerza y la violencia y retención de personas, acompañada de maltratos y tortura.

Morsi niega los cargos

Los sucesos tuvieron lugar frente al palacio presidencial de Itihadiya en diciembre de 2012 y se saldaron con la muerte de varios manifestantes.

Además de Morsi, fueron sentenciados a la misma pena varios dirigentes de los Hermanos Musulmanes, entre ellos Esam el Arian, vicepresidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ) -brazo político de la Hermandad-, y el miembro de su Ejecutiva Mohamed Beltagui.

El exmandatario, dirigente de los Hermanos Musulmanes y encarcelado en la prisión de Burg al Arab, en el noreste de Egipto, ha negado siempre los cargos y ha destacado que sigue siendo el "presidente legítimo" de Egipto.

Desde el derrocamiento de Morsi, las autoridades han perseguido a los simpatizantes, integrantes y líderes de los Hermanos Musulmanes, fueron declarados grupo terrorista en diciembre de 2013.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente