Anterior Puigdemont pregunta a Montoro si responderá con su patrimonio por la "amnistía fiscal ilegal" Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba
El Samsung Galaxy Note 7 que ardió antes de despegar un avión en Kentucky, perteneciente a Brian Green.
El Samsung Galaxy Note 7 que ardió antes de despegar un avión en Kentucky, perteneciente a Brian Green. REUTERS SMC/TSS

Reportan tres posibles casos de Galaxy Note 7 de remplazo que habrían ardido

  • Samsung no ha confirmado por ahora ninguno de los casos

  • El terminal ha tenido problemas desde antes de su lanzamiento por casos de ignición

  • La compañía empezó en septiembre a ofrecer remplazos tras realizar una revisión

  • Estos tres últimos casos son, precisamente, terminales de remplazo

|

Tres usuarios han reportado que sus terminales Galaxy Note 7 de remplazo, de Samsung, han ardido en los últimos días sin, aparentemente, ninguna justificación, según recogen distintos medios estadounidenses. La compañía no ha confirmado aún los casos.

Los tres móviles eran de remplazo, una posibilidad que Samsung ofreció en septiembre a raíz de múltiples problemas de ignición que estaban sufriendo los usuarios y que se remontan incluso antes de la salida a la venta de los terminales, lo que llevó a la compañía a realizar una revisión.

El primero de los tres casos ocurrió el pasado miércoles, cuando un Samsung Galaxy Note 7 comenzó a echar humo en el interior de un avión de SouthWest Airlines justo antes de su despegue, causando la evacuación del mismo. Así lo declaró a varios medios el propietario, Brian Green, y lo confirmó una azafata, Lori Crabtree.

El segundo, según recoge WKYT, es el de un hombre de Kenticky que asegura que su Note 7 comenzó a arder durante la madrugada del sábado, a pesar de no estar cargado ni cargando. El humo le obligó, según ha contado, a tener que pedir atención médica.

El último caso este mismo domingo en Minnesota, sería el de una niña de 13 años  que dice haber notado una sensación de quemazón en el dedo antes de que el teléfono comenzara a echar humo y arder, según informa KSTP.

La compañía, en este caso, respondió a los medios: "Queremos asegurar a nuestros clientes que nos tomamos en serio cada reporte".  Aseguraba, además, que la seguridad de los consumidores sigue siendo "su principal prioridad". Poco después publicó un comunicado en su página web haciéndose eco de la investigación.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente