Anterior El Senado de EE.UU. llama a testificar a Trump Jr. por la trama rusa Siguiente La Guardia Civil registra el Parlament de Cataluña en busca de datos sobre el caso del 3% y el exconseller Gordó Arriba Ir arriba
El lehendakari Iñigo Urkullu (i) junto al dirigente Joseba Egibar. EFE Luis Tejido

El PNV pierde un escaño en Bizkaia que va a EH Bildu y complica las opciones de pacto de Urkullu

  • En el recuento de las mesas, un escaño en liza recae en Bildu por 500 votos

  • Urkullu ya no llega a la mayoría absoluta con la simple abstención del PSE

|

El PNV ha perdido el escaño por Bizkaia del Parlamento vasco que ha sumado EH Bildu, de manera que la formación de Andoni Ortuzar obtendría finalmente 28 parlamentarios y 18 escaños la coalición de Arnaldo Otegi, tras finalizar este viernes el recuento de los votos de los vizcaínos en el extranjero en las elecciones vascas del pasado 25 de septiembre. Como resultado, el PNV pierde el escaño clave que le daba la mayoría absoluta junto a los conseguidos por el PSE y se verá obligado a negociar de otra manera para garantizar la investidura de Iñigo Urkullu.

La Junta electoral de Bizkaia, reunida en el Palacio de Justicia de Bilbao, ha acogido esta mañana el recuento de los votos de los vizcaínos en el extranjero, que mayoritariamente han dado su apoyo al PNV.

Impugnado el resultado de más de 20 mesas

A continuación, se han analizado los recursos presentados por los interventores de partidos por incidentes o errores en la suma de papeletas del pasado domingo en las diferentes mesas electorales, así como reclamaciones por votos considerados como nulos. Fuentes de EH Bildu han señalado que han impugnado más de 20 mesas electorales

En la noche electoral, el PNV se había llevado el último escaño de este territorio, el quinto, por apenas 80 votos de diferencia. En el recuento definitivo, el último diputado recae a favor de EH Bildu por 483 votos.

Tras el escrutinio definitivo, el PNV ha obtenido en Bizkaia 238.581 votos, EH Bildu 99.610, Elkarrekin Podemos 84.195, el PSE-EE 66.505, el PP 55.128 y Ciudadanos 10.963. También se han contabilizado 3.484 blancos y 2.495 nulos.

Bildu y Podemos suman ahora más que el PNV

De esta manera, la Cámara de Vitoria quedará conformada por 28 representantes de PNV; 18 de EH Bildu; 11 de Elkarrekin Podemos y nueve de PSE y de PP.

La pérdida de ese escaño provoca que EH Bildu y Elkarrekin Podemos superen en escaños a los que tiene en solitario el PNV, ya que la coalición soberanista, un total de 29 frente a los 28 de la formación jeltzale.

Además, este cambio provoca que el PNV ya no sume mayoría absoluta con el PSE-EE, que tiene nueve representantes, en el caso de que llegaran a un acuerdo. Ambos sumarían ahora 37, por lo que se quedarían a un escaño de la mayoría absoluta. Lo mismo ocurriría con los nueve parlamentarios del PP.

Esta variación también hace que EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE sumen los 38 representantes que otorgan la mayoría absoluta en el Parlamento Vasco, si bien esta combinación, posible en las sumas, no lo parece en lo político a tenor de lo visto en la campaña electoral.

Cambian las cuentas de la investidura y del gobierno

Aunque la investidura de Iñigo Urkullu no se vea en peligro por este cambio, sí que cambia el fin de las negociaciones que ha iniciado esta semana con el resto de fuerzas parlamentarias. Si con los 29 escaños que tenía tras el escrutinio del domingo al PNV le bastaba una abstención de PSE o PP para tener más votos a favor de su candidato, ahora tendrá que sumar el 'sí' de al menos una de estas dos formaciones.

En el sistema electoral vasco, no se contempla que en el debate de investidura haya un voto negativo al candidato a lehendakari; solo se puede votar a favor de un candidato en concreto o abstenerse. En el caso de que EH Bildu y Podemos se pusieran de acuerdo en apoyar a un único candidato, Urkullu se verá obligado a sumar a los votos afirmativos de sus diputados los de las filas socialistas o 'populares' y la abstención del otro partido nacional.

Y más allá, durante la legislatura, el PNV ya no dependerá solo del apoyo de los socialistas para garantizar aritméticamente que sus leyes salen adelante, lo que obligará a añadir o buscar nuevas combinaciones de respaldos políticos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente