Anterior Prisión incondicional y sin fianza para el asaltante de la frontera de Melilla Siguiente El número de parados bajó en 340.700 en el segundo trimestre y la tasa de desempleo cayó al 17,22% Arriba Ir arriba
La empresa Citrimed de La Llosa carga tomates en un camión
La empresa Citrimed de La Llosa carga tomates en un camión. EFE Domenech Castelló

Empleo prevé que las empresas ahorren 700 millones con la supresión del libro de visitas

  • Con la orden en el BOE se suprime una obligación vigente desde 1906

  • Ahora la inspección tendra que documentar y dejar constancia de su actividad

|

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha eliminado el Libro de Visitas de la Inspección, un requisito obligatorio para las empresas desde 1906 y que supondrá un ahorro de cargas administrativas de unos 700 millones de euros, según el departamento que dirige en funciones Fátima Báñez.

La orden se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y recoge el nuevo modelo para la extensión de las diligencias realizadas por los funcionarios de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con ocasión de sus actuaciones realizadas en los centros de trabajo o en comparecencia de las empresas en las oficinas de la inspección.

Esta nueva regulación elimina de manera definitiva el libro de visita tanto en formato físico papel, como en formato electrónico y cuyo origen está unido al de la creación de la propia Inspección de Trabajo y Seguridad Social hace 110 años.

Así, ya en el primer reglamento para el servicio de inspección de trabajo, aprobado por el Ministerio de la Gobernación en 1906, se obligaba a que en todos los establecimientos sujetos a inspección existiera "un libro de visita".

En 2013 se sustituyó por un libro electrónico

Esta obligación empresarial, que sirve para dejar constancia de las actuaciones inspectoras realizadas en cada empresa, fue objeto de una primera adaptación en 2013 derivada de la modernización de la actuación de la Inspección de Trabajo impuesta por el creciente uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en las relaciones laborales y en las relaciones de las empresas con la Administración, indicó el Ministerio.

Con esa finalidad, la Ley de Apoyo a los Emprendedores, aprobada en 2013, dio un paso en la reducción de esta concreta carga empresarial, con la sustitución del tradicional libro de visitas en formato papel por uno electrónico.

Las reglas previstas en la nueva orden trasladan de las empresas a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social las obligaciones relacionadas con la necesidad de documentar y dejar constancia de las actuaciones inspectoras realizadas en las visitas a las empresas o en las comparecencias de éstas en las oficinas de la Inspección.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente