Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente El Madrid suda para llegar a la final del Mundial de Clubes Arriba Ir arriba
Un incendio descontrolado en Jávea obliga a desalojar a un millar de vecinos

Un incendio descontrolado en Jávea obliga a desalojar a un millar de vecinos

  • Ha comenzado este domingo en Benitatxell y se ha extendido a Jávea

  • Ha quemado ya algunas casas y obligado a desalojar numerosas zonas

  • La policía investiga las causas y sospecha que pudo ser intencionado

|

Un incendio declarado la tarde del domingo en la localidad alicantina de Benitatxel ha obligado a desalojar a más de 1.000 personas pertenecientes a las urbanizaciones próximas a Jávea, municipio turístico por donde se ha extendido el fuego. Las llamas, además, han llegado al parque natural de la Granadella, ha informado el servicio de Emergencias 112.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha explicado que la policía ya ha abierto una investigación ya que, aunque todavía se desconcen las causas, se sospecha que el incendio pudo haber sido intencionado.

El incendio comenzó sobre las 16.00 horas de este domingo y pocas horas después parecía controlado. Sin embargo, cuando la situación se estaba estabilizando aparecieron nuevos focos. Estos hechos hacen pensar a las autoridades que podría haber sido intencionado.

Numerosas zonas afectadas y amenazadas

Según ha podido saber TVE, el fuego ya ha arrasado varias casas. Además, dada la magnitud que ha tomado, numerosas zonas afectadas y amenazas han tenido que ser desalojadas. Entre ellas, las urbanizaciones de Villes al Vent, Cansalsades y el Tossalet, lugares donde el humo era intenso y las llamas estaban próximas a las viviendas.

Pasadas las 21.00 horas, los medios aéreos que participan en las tareas de extición se han retirado y se ha establecido un puesto de mando avanzado en el conocido como Mirador de Benitatxell, y se ha movilizado a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para apagar el fuego.

Las adversas condiciones meteorológicas, altas temperaturas y fuertes vientos de más de 40 kilómetros por hora, están dificultando las tareas de extinción.

Algunos de los afectados han sido alojados en el instituto Antoni Llidó, habilitado con la colaboración de Cruz Roja, que ha desplegado recursos también en Benidorm y Dénia de forma preventiva.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente