Anterior El activista argentino Santiago Maldonado falleció "por ahogamiento" en un río, según la investigación Siguiente Un ataque contra una mezquita mata a 235 personas en Egipto, el atentado más mortífero de su historia reciente Arriba Ir arriba
 Brimstone
El director de 'Brimstone' Martin Koolhoven y las actrices Dakota Fanning y Emilia Jones. AFP mlm
Mostra de Venecia

Dakota Fanning lleva a la Mostra el horror con un western sadomasoquista

  • Interpreta a una mujer muda en Brimstone, dirigida por Martin Koolhoven

  • Es una historia centrada en la religión y ambientada en el siglo XIX

  • Compite en la sección oficial del Festival de Cine de Venecia

  • Ozon opta por el clasicismo en Frantz

|

El realizador holandés Martin Koolhoven ha sorprendido y horrorizado este sábado en el Festival de Venecia con Brimstone, un western con tintes sadomasoquistas protagonizado por Dakota Fanning, una joven madre, y Guy Pearce, como un diabólico predicador.

Una historia ambientada en el siglo XIX y que cuenta la historia del Reverendo (Pearce), un inmigrante holandés que justifica todos sus terribles actos por la voluntad de Dios, y de Liz, una joven muda a la que interpreta Emilia Jones de adolescente.

"Está muy centrada en la religión y en el control que tiene de la gente, especialmente de las mujeres", ha explicado en rueda de prensa Koolhoven, que ha precisado que la época de la conquista del oeste americano todo el mundo lo considera como "un tiempo de libertad y anarquía", algo que era pero solo "para la mitad de la población, los hombres".

Por eso, Koolhoven ha querido que la protagonista de esta película sea una mujer y fuerte, para dar la vuelta a los western tradicionales, en los que incluso con mujeres en los principales papeles, son historias machistas.

Es muy raro que te llegue una historia sobre mujeres, es un mundo dominado por hombres

"Actualmente, en cualquier género, es muy raro que te llegue una historia sobre mujeres, es un mundo dominado por hombres. Cuando hay una historia con un papel fuerte de mujer siempre estoy interesada en interpretarlo", dijo por su parte Fanning.

Para la actriz, con una larga experiencia en el cine pese que tiene tan solo 22 años, "el hecho de que sea un western, un tipo de película en el que nunca se ve a una mujer ser la fuerte, era muy interesante y además era algo que no había hecho nunca antes". Aún más desafiante el hecho de que su papel fuera el de una mujer muda.

"Estoy fascinada por la forma en la que gente se comunica sin palabras, incluso en la vida diaria, me encanta hacerlo en la pantalla y no hay muchas oportunidades de hacerlo", ha explicado la protagonista de películas como Effie Gray o Very Good Girls.

Sobre la violencia contenida en la película, la actriz ha contestado divertida:"hace mucho que como actriz me di cuenta de que todo lo que ocurre en un plató es falso".

En Brimstone, que compite en la sección oficial de Venecia, también participan Kit Harington y Carice van Houten, dos de los rostros que se han hecho populares en la serie Juego de Tronos.

Ozon opta por el clasicismo en 'Frantz'

El francés François Ozon ha optado por el clasicismo narrativo en Frantz, un drama en blanco y negro que se desarrolla recién acabada la I Guerra Mundial y que, sin ser uno de sus mejores trabajos, es una película sólida que ha sido bien recibida en Venecia, donde compite por el León de Oro.

Las consecuencias de la guerra contadas a través de la historia de una pareja: ella, alemana, ha perdido a su prometido, y él, francés, a su mejor amigo. Un drama que el director decidió rodar en blanco y negro para darle "más fuerza y veracidad", como explicó en una rueda de prensa.

"Nuestra memoria de la guerra es en blanco y negro y me dije que era una forma de meter al espectador más en la historia, además de ser un periodo de dolor que estaría mejor reflejado con la ausencia de color", agregó.

El color solo aparece en algunos momentos muy limitados de la narración, como representación de que la vida vuelve.

Basado en una obra de teatro de Maurice Rostand ya adaptada por Ernst Lubitsch en 1932 ("Broken Lullaby"/"Remordimiento"), Ozon varió el punto de vista de la historia, que ahora es contada desde el lado alemán en lugar del francés.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente