Anterior López Miras se somete al debate de investidura para presidir Murcia y pide responsabilidad a la oposición Siguiente El número de parados subió en 17.200 en el primer trimestre y la tasa de desempleo aumentó al 18,75% Arriba Ir arriba
Un carro de la compra vacío en el pasillo de un supermercado
La Agencia de Salud Pública de Cataluña ordenó retirar varios lotes de judías blancas cocidas y bacalao desmigado y desalado en supermercados de toda España. Getty Images/iStockphoto THINKSTOCK

Confirman toxina botulínica en una lata de judías consumida por bomberos

  • Dos bomberos de Palafrugell (Girona) fueron hospitalizados por botulismo

  • El 30 de junio se ordenó retirar varios lotes de judías y bacalao desmigado

  • Las judías con botulismo llegaron al canal de venta por error, según la empresa

|

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha confirmado este lunes la presencia de la toxina botulínica en una de las latas de judías blancas cocidas que consumieron el pasado día 27 dos bomberos de Palafrugell (Girona), hospitalizados por un brote de botulismo.

Según ha informado esta agencia en su web, la toxina botulínica estaba presente en una de las latas de conservas que entregaron a las autoridades sanitarias para su análisis los dos bomberos afectados por botulismo.

Tras conocerse estos dos casos, el pasado día 30 de junio la Agencia de Salud Pública de Cataluña ordenó retirar de la venta, por precaución, varios lotes de judías blancas cocidas y bacalao desmigado y desalado que se venden en supermercados de toda España.

El botulismo es una intoxicación causada por la toxina botulínica, una neurotoxina bacteriana producida por la bacteria Clostridium botulinum, y la vía de intoxicación más común es la alimentaria, ya sea por ingestión de alimentos mal preparados o conservados de manera inapropiada.

Tradicionalmente, los brotes de botulismo, uno de los tóxicos naturales más potentes, se han asociado al consumo de conservas caseras.

La empresa asegura que las judías con botulismo llegaron por error humano

Un error humano pudo introducir en el canal de venta, de forma accidental, una partida de botes de cristal de alubias blancas cocidas que estaba aislada y en la que se ha confirmado hoy la presencia de toxina botulínica, según la empresa productora de las judías.

Así lo ha explicado hoy a Efe el portavoz de la empresa y experto en derecho alimentario, Juan Ramón Hidalgo, quien ha señalado que la propia empresa, de forma interna, detectó el pasado 20 de mayo una anomalía de calidad en una partida antes de salir al mercado, por lo que fue apartada del canal de distribución y fue convenientemente aislada y precintada.

Desde que se produjo la alerta sanitaria, la dirección de la empresa formó un comité de crisis interno para "tomar rápidamente las medidas necesarias que minimizaran con la mayor urgencia cualquier tipo de riesgo" e inició una investigación interna, según ha subrayado Hidalgo.

"En este momento, investigamos las circunstancias por las que algunas de las unidades aisladas en la empresa fueron reincorporadas accidentalmente al canal de venta y los datos provisionales indican que pudo deberse a un error humano en el control del producto", ha asegurado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente