Enlaces accesibilidad

España necesita 260.000 nacimientos más al año para 'sobrevivir'

  • La sociedad española lleva 35 años sin llegar al nivel de reemplazo generacional
  • Casi 300 familias se rompen al día, entre divorcios (la mayoría) y separaciones
  • El Instituto de Política Familiar pide compromiso y no anuncios "electoralistas"

Por
España necesitaría que nacieran 700 niños más cada día para que exista reemplazo generacional

España lleva 35 años por debajo del nivel de reemplazo generacional que supone tener una media de 2,1 hijos por mujer. Además, en los últimos tres años se han producido más muertes que nacimientos, por lo que se necesitarían 260.000 nacimientos más al año para asegurar la supervivencia de la sociedad española.

Estos son algunos de los datos del Informe de Evolución de la Familia en España 2016 [ver en .pdf], que hizo público este miércoles el Instituto de Política Familiar (IPF) en un encuentro informativo en Madrid celebrado en el marco del Día Internacional de la Familia, que será el 15 de mayo.

Según el presidente del IPF, Eduardo Hertfelder, el conjunto de estos datos describe a la familia española como una familia "sin niños, con hogares solitarios, con cada vez menos matrimonios y cada vez más rotos y con familias cada vez más insatisfechas por la falta de conciliación de su vida laboral y familiar".

Descendiendo al detalle, según Hertfelder, "se está produciendo un déficit de natalidad en el que cada vez hay menos niños, se tienen más tarde y como consecuencia se están vaciando los hogares".

El informe muestra un "agravamiento" de los indicadores de la familia, natalidad, nupcialidad, ruptura y conciliación ante el que las administraciones "no han hecho nada" y estamos muy alejados de la realidad europea, que además ofrece más ayudas a la familia que en España.

1,32 hijos por mujer

Estas conclusiones se basan en "la magnitud" de un problema que muestran datos como que al año nacen 140.000 niños menos que en 1980 y "se necesitarían 260.000 más de los que se tienen para asegurar el nivel de reemplazo generacional, y esto a pesar del aumento de la población en más de nueve millones" que entonces.

En España, el índice de fecundidad es de 1,32 hijos por mujer, y en comunidades como Asturias, Galicia y Canarias no llegan al hijo por mujer, lo que hace que la sociedad esté "abocada al suicidio".

Asimismo, las madres españolas cada vez son más mayores (32 años de media cuando tienen su primer hijo, dos más que la media europea) y además de que se tienen menos hijos se producen 94.796 abortos anuales, con lo que suma más de dos millones de abortos desde que se legalizó en 1985.

Esto significa, según el informe, que diariamente se producen 1.431 embarazos, de los que 260 acaban en aborto, y que un total de 498 nacimientos son extramatrimoniales.

Hogares que se vacían en una España que envejece

Todas estas situaciones, según Hertfelder, conducen al "vaciamiento de los hogares en España", compuestos por una media de 2,5 miembros, aunque uno de cada cuatro hogares es unipersonal.

Además, España se está convirtiendo en una sociedad vieja, ya que uno de cada cinco habitantes tiene más de 65 años y los mayores de 80 años representan el 6% de la población, casi tres millones de personas.

En cuanto a la nupcialidad, el informe muestra un "trasvase" de matrimonios a parejas de hecho, modelo que se ha triplicado en los últimos tres años, hasta los 1.600.000 hogares de este nuevo tipo, que tiene menos hijos que los matrimonios, pues menos de la mitad de las parejas de hecho no tienen niños.

Casi 300 rupturas familiares al día

Además, cada día en España se producen 290 rupturas familiares, de las que 276 son divorcios y 14 son separaciones. Estos nuevos fracasos familiares afectan a 267 hijos al día, de los que 232 son menores de edad.

En suma, en 2014, año del que proceden los datos, el divorcio afectó a 92.753 hijos y en los últimos cinco años (de 2010 a 2014) han sido 458.371 los descendientes afectados.

"Abandono generalizado" de las administraciones

Esto se debe, en su opinión, al "abandono generalizado por parte de las administraciones", lo que hace que "los derechos de la familia no están garantizados en España", siendo el país europeo donde menos se ayuda y protege a la institución.

Según el informe, España destina a las familias el 1,31% del PIB, frente al 2,2% de media europea, y las prestaciones familiares españolas apenas suponen el 59% de la media comunitaria. En concreto, en España se destinan 303 euros de media al año por persona para apoyar a la familia.

Por eso, ante las elecciones del 26J, la organización pide a los políticos que se comprometan, al menos, a crear una Secretaría de Estado de Familia, aunque lo ideal sería contar con un ministerio para estas políticas.

El vicepresidente del IPF, Mariano Martínez-Aedo, ha denunciado la falta de compromiso político con la familia, con "una institución de cuarto nivel", la ausencia de una ley para la familia y la falta de la "perspectiva" de la familia en las leyes. "Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría vivimos en familias, no aislados".

Noticias

anterior siguiente