Enlaces accesibilidad

Zerocalcare, el dibujante que ha unido a los jóvenes italianos

  • Ha presentado en Barcelona su primera obra traducida al castellano: La estrategia del armadillo
  • Actualmente es dibujante con el que se identifica la juventud de su país

Por
Zerocalcare y fragmento de la portada de 'La profecía del armadillo'
Zerocalcare y fragmento de la portada de 'La profecía del armadillo'

Hace apenas cinco años, Michele Rech (Arezzo, 1983) era un joven italiano que, como tantos otros, malvivía encadenando un trabajo eventual con otro. Hasta que decidió abrir un blog en internet, ponerse el seudónimo de Zerocalcare, y contar sus frustraciones en la época de crisis que le había tocado vivir. Un blog que se convirtió en todo un fenómeno y que acabó cristalizando en un cómic, La profecía del armadillo (Reservoir Books), publicado en 2011 y que se ha convertido en un auténtico fenómeno editorial en Italia. De hecho junto a sus siguientes obras, Un polpo alla gola (2012), Ogni maledetto lunedi su due (2013), Dodici (2013), Dimentica il mio nome (2014) o Kobane Calling (2016) ha vendido ¡2 millones de cómics!.

Zerocalcare nos cuenta por qué cree que ha conectado tan bien con su generación: “Creo que mi éxito se debe a tres factores. Primero, que cuento historias que se refieren a mi generación, la generación que ronda los 30 años. En Italia había una gran demanda por este tipo de historias que se han contado en películas, televisión y libros, pero que nadie había abordado en el cómic”.

“En segundo lugar –añade el dibujante- no había muchos webcómics cuando empecé a publicar en internet. Al principio compaginé los cómics impresos con las redes y como mi blog tenía muchas visitas y se compartía mucho en redes sociales, una cosa se superpuso a la otra”.

“Y por último –concluye- creo que ha funcionado muy bien el mecanismo de identificación de los lectores con lo que yo les contaba. Eso lo logré gracias a que les contaba cosas que todos compartimos, bien a través de nuestra historia colectiva o de la cultura popular”.

Ilustración de 'La profecía del armadillo'
Ilustración de 'La profecía del armadillo'

Ilustración de 'La profecía del armadillo'

“Mis historias son autobiográficas”

Y es que, en este cómic todo es auténtico: “De mis siete obras publicadas hasta ahora, seis son completamente autobiográficas –nos comenta-. Es verdad que cambio cosas de la realidad pero solo cuento cosas que me han sucedido a mí”.

Además, al publicar un blog en internet, tenía un contacto directo con sus lectores: “Ahora publico en grandes editoriales. Pero llevo toda la vida publicando cosas en internet, desde que tenía 15 años. Y ese contacto con el lector me ha estimulado a la hora de plantearme historias más largas y más complejas. Porque si trabajas solo sin que nadie vea tu obra, te sientes ahogado e incluso aburrido. Solo ese contacto directo con los lectores me permite seguir adelante”.

También está muy implicado en los movimientos políticos y sociales, que refleja en su obra: “No creo que nadie me haya encomendado ser el portavoz de los movimientos sociales. Pero mis historias son autobiográficas y, por lo tanto, en ellas surge mi entorno y las cosas que me preocupan. Como esos movimientos sociales”

Su Pepito Grillo es un armadillo

El seudónimo de Zerocalcare, lo sacó de un anuncio televisivo de un producto de limpieza antical. Pero eso no es lo más curioso sobre este autor, ya que se dibuja acompañado de un armadillo que viene a ser su conciencia, su Pepito Grillo. “Como decimos en Italia, soy un tipo que acostumbra a hacerse muchas “pajas mentales”. Eso en el cómic tradicional se reflejaría en forma de bocadillos de pensamiento, lo que daría como consecuencia muchísimo texto. Era muy aburrido. Por eso me inventé la figura de este armadillo que me acompaña y que actúa como mi conciencia, con el que puede haber un intercambio de preguntas y respuestas que hace las cosas mucho más ágiles y ligeras”

Ilustración de 'La profecía del armadillo'
Ilustración de 'La profecía del armadillo'

Ilustración de 'La profecía del armadillo'

En cuanto a por qué eligió a un armadillo: “Porque el armadillo es el animal sociópata por excelencia –nos contesta-, y cuando tiene problemas se encierra sobre sí mismo para protegerse. Y buena parte de la historia que cuento va de eso, de encerrarnos en nosotros mismos para protegernos”.

Sobre su estilo, reconoce dos grandes influencias: “Por un lado el dibujante de Tank Girl (Norma), Jamie Hewlett, y por el otro Bola de Dragón (Planeta Cómic), son Goku, que uso mucho para las expresiones faciales, sobre todo cuando alguien grita o pone caras de asombro. Ahí, mi dibujo es Akira Toriyama cien por cien.

“Los problemas de la juventud son los mismos en toda Europa”

Zerocalcare piensa que ”Los problemas de la juventud son los mismos en toda Europa. Pero tengo la sensación de que los italianos estamos más hastiados, más desanimados. En Italia faltaba que el cómic reflejase esa rabia, esa indignación”.

“Ahora mismo –continúa- la juventud italiana tiene muchísimos problemas para incorporarse al mercado laboral. Por ejemplo, yo salí del colegio a los 14 años, ahora tengo 32, y durante diez años malviví haciendo trabajos temporales y no conseguía construir nada. Y después de diez años tuve que volver a vivir con mi madre porque no podía pagar el alquiler. Esa falta de independencia no te permite crecer. Ese es el principal problema de mi generación”.

Ilustración de 'La profecía del armadillo'
Ilustración de 'La profecía del armadillo'

Ilustración de 'La profecía del armadillo'

“La historia surgió a raíz de la muerte de una amiga”

La estrategia del armadillo está contada a través de episodios cortos que siguen un argumento central. “Al principio –nos cuenta Zerocalcare- quería contar una historia horizontal acerca de la muerte de una amiga. Y me dí cuenta de que era una historia tan dramática que tendría que interrumpirla con algún episodio un poco más cómico, para que el lector respirase. Y al hacerlo me dí cuenta de que esos interludios cómicos creaban un marco más completo de la historia”.

“Para mí –continúa-, el humor es muy importante. En la vida me motivan las cosas tristes, muertes de personas cercanas y cosas así. Pero al mismo tiempo sé que es difícil reflejar eso en un cómic sin que se convierta en una telenovela patética. Pero al introducir el humor, puedo desdramatizar la historia. Además, procedo de un barrio humilde en el que ir de poeta maldito sólo te sirve para que se rían de ti. Por eso, el usar el sentido del humor, me permite pasar por el barrio sin que se cachondeen de mí”.

Ilustración de 'La profecía del armadillo'
Ilustración de 'La profecía del armadillo'

Ilustración de 'La profecía del armadillo'

Además, la obra tiene muchas referencias a la cultura popular lo que le permite “dirigirme a todas las capas de la sociedad, sobre todo a la gente joven que, aunque hayamos crecido en barrios muy distintos, lo hemos hecho viendo las mismas películas y series de televisión, por lo que compartimos las mismas referencias”.

¿Del cómic al cine?

Ha sido tal el éxito del cómic que ya le han ofrecido varias propuestas para adaptarlo al cine, tanto en animación como con actores. “El público al que se dirigen las series de animación italianas es muy joven, por lo que tendría que rebajar la historia y perdería casi todo su sentido. También he recibido varias propuestas para una película pero no me ofrecían garantías, salvo un proyecto que iba a dirigir un gran director italiano, Valerio Mastrandea. A él le dije que sí pero el proyecto se está alargando. Se hizo un casting y escribí un primer tratamiento del guion, pero al final se paró todo. Así que actualmente no hay nada concreto”.

Noticias

anterior siguiente