Enlaces accesibilidad

El conductor francés del accidente con siete muertos en Pont de Molins tenía retirado el carné

  • Varios ocupantes tenían antecedentes por drogas y llevaban 6.570 euros
  • El conductor herido del otro turismo está "estable dentro de la gravedad"
  • De las siete víctimas mortales solo una llevaba el cinturón de seguridad

Por
El conductor que causó el siniestro en Girona tenía el carné retirado y antecedentes

El conductor francés que presuntamente habría provocado el accidente de este sábado en la carretera N-II en Pont de Molins (Girona) tenía retirado el carné de conducir desde el 10 de diciembre pasado a causa de múltiples infracciones, entre ellas varios positivos en tasa de alcoholemia.

Así lo ha avanzado el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, en la comisaria de los Mossos en Figueres (Girona), desde donde ha confirmado que el herido grave en la colisión de ayer está "estable dentro de la gravedad" y parece que podrá recuperarse. 

El conductor que ha sobrevivido, de 34 años y nacionalidad española, fue trasladado al Hospital Trueta de Girona donde fue intervenido de urgencia. Los médicos han asegurado que ha salvado la vida gracias a llevar puesto el cinturón de seguridad.

En total siete personas murieron y otra resultó herida grave en un choque lateral entre dos vehículos en Pont de Molins (Girona), suceso que las autoridades achacaron al exceso de velocidad de uno de los coches, pero también al peligro de un punto "maldito" de la N-II conocido como "la curva de la muerte".

El accidente, el tercero más grave en Cataluña desde 2002, se produjo en el kilómetro 763 de la N-II, en el término municipal de Pont de Molins y, según el Servicio Catalán de Tráfico, cinco de las víctimas viajaban en un Volkswagen Golf con matrícula francesa y las otras dos en un vehículo Dacia Sandero con matrícula española.

Solo una de las víctimas llevaba el cinturón de seguridad

Todos los ocupantes del Golf iban sin cinturón y murieron en el acto: el conductor de 22 años era vecino de Perpiñán (Francia); otros dos, hermanos de 22 y 20 años, eran naturales de Marruecos pero con residencia en Francia; el cuarto, de 19 años, era tunecino residente en Toulouse; y el quinto ocupante iba indocumentado.

En el otro turismo, un Dacia Sandero, viajaban tres vecinos de Figueres (Girona), dos de los cuales iban a trabajar a un restaurante del Pertús, uno originario de Colombia de 38 años y otros de Marruecos de 31, y ambos resultaron muertos.

De hecho, de las siete víctimas mortales, sólo el copiloto del Dacia llevaba puesto el cinturón. "Seguramente, no llevar cinturones ha causado muertos, pero también la velocidad seguramente excesiva del coche francés que ha impactado de manera brutal contra el coche catalán", ha lamentado Jané.

Más de 6.000 euros en metálico en el vehículo

Según ha informado este sábado el conseller de Interior, el conductor fallecido de nacionalidad francesa tenía retirado el permiso por puntos de su país desde hace cuatro meses, por lo que "no podía conducir".

Entre las infracciones que tenía registradas en Francia se cuentan diversas alcoholemias, entre otras múltiples infracciones que llevaron a la prefactura francesa de Perpiñán a retirarle el carné por puntos. Tras el siniestro se pudo detectar que en el interior del coche francés había dos botellas de vodka.

Según fuentes de los Mossos consultadas por Efe, el resto de ocupantes del vehículo, también fallecidos, tenían múltiples antecedentes por robos, desacato a la autoridad y tráfico de drogas.

Asimismo, los Mossos han contabilizado que dentro del coche había 6.570 euros, una "cantidad significativa de dinero" para cinco jóvenes, ha apuntado Jané.

El conseller, que ha recordado que el caso se está investigando, ha hecho un llamamiento a que las personas que no tengan carné de conducir o se les haya retirado por infracciones no se pongan al volante.

Asimismo, el conseller ha avanzado que la comisaría de Movilidad de los Mossos tiene lista una propuesta para que haya cambios en la penalización sobre aquellos que conduzcan sin permiso, una cuestión sobre la que la Generalitat está en contacto con el fiscal superior de Cataluña y con el fiscal de sala sobre cuestiones viarias.

Noticias

anterior siguiente