Anterior Errejón reconoce que Podemos no fue tras el 20D "todo lo flexible que había que haber sido" Siguiente Sánchez dimitirá si el Comité Federal del PSOE apoya la abstención para facilitar el gobierno de Rajoy Arriba Ir arriba
Con esta nueva tecnología pueden ser tratadas distintas aleaciones de uso médico.
Con esta nueva tecnología pueden ser tratadas distintas aleaciones de uso médico. THINKSTOCK

Científicos rusos inventan un revestimiento antibacteriano para los implantes

  • Es capaz de evitar reacciones inflamatorias y posibles rechazos

  • Así, permitiría reducir el tiempo de recuperación de los pacientes

  • Tendría múltiples usos médicos, como prótesis de titanio

|

Un grupo de científicos rusos ha desarrollado una tecnología para obtener un revestimiento de implantes bioactivo con efecto antibacteriano, que según sus autores permitirá reducir considerablemente el tiempo de recuperación de los pacientes. "Se trata de un revestimiento bioactivo de tercera generación, que incluye elementos antibacterianos", ha indicado el catedrático Yevgueni Levashov, uno de los jefes del grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología MISiS que lleva a cabo el proyecto.

El científico, que encabeza de la cátedra de pulvimetalurgia de ese centro de estudios moscovita, agrega que el nuevo revestimiento defiende el organismo de reacciones inflamatorias y permite evitar el rechazos de los implantes, "con lo que se reduce hasta la mitad el periodo postoperatorio".

Asimismo, ha explicado que uno de los principales problemas que obstaculizan la integración de los implantes con los tejidos vivos es el surgimiento de inflamaciones. Según Levashov, la formación de colonias de bacterias y microorganismo micóticos crea en la superficie del implante una película de difícil eliminación con los tratamientos medicamentosos tradicionales.

La nueva tecnología ideada por los científicos de la MISiS consiste en tratar la superficie del implante mediante electroerosión con un electrodo especial, que contiene metal y aditamentos bioactivos y antibacterianos en determinadas proporciones. Como resultado, explica Levashov, en el metal se forma un revestimiento que elimina las bacterias sin afectar las propiedades bioactivas y biocompatibles del implante.

Diferentes usos

Con esta nueva tecnología pueden ser tratadas distintas aleaciones de uso médico, como por ejemplo implantes de titanio para sustituir tejido óseo, implantes dentales, implantes para cirugía maxilofacial y de la columna vertebral y prótesis de articulaciones, es decir, implantes que se someten a grandes cargas mecánicas.

Levashov ha subrayado que las pruebas preclínicas del nuevo revestimiento antibacteriano, fruto de tres años de investigaciones, ofrecen mejores resultados que los productos análogos que se emplean actualmente en el mundo.

La MISiS, con más de 15.000 estudiantes, es considerada uno de los centros líderes de Rusia en educación tecnológica y este año fue incluida en el 19º lugar en la lista de las mejores 20 universidades pequeñas del mundo que elabora la revista especializada londinense "Times Higher Education".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente