Anterior Alepo se convierte en "un matadero" según la ONU, y sufre la peor catástrofe humanitaria de la guerra en Siria Siguiente El sector crítico pide no mezclar la crisis en el PSOE con el debate sobre la abstención a Rajoy Arriba Ir arriba
El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, saluda al expresidente israelí Simón Peres, poco después de su llegada a Israel
El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, saluda al expresidente israelí Simón Peres, poco después de su llegada a Israel. EFE

Oleada de ataques en Israel coincidiendo con la visita del vicepresidente de EE.UU.

  • Se han registrado al menos cuatro incidentes violentos en Jerusalén y Tel Aviv

  • Un turista estadounidense de 29 años ha fallecido en el ataque más grave

  • Otra docena de personas están heridas y cuatro agresores han sido abatidos

  • Joe Biden intenta aliviar la tensión entre el Gobierno de Israel y la Casa Blanca

|

Israel ha registrado este martes una oleada de ataques que ha dejado un muerto y cuatro personas abatidas, así como una decena de heridos, en una de las jornadas más sangrientas del brote de violencia que sacude la región desde hace meses, que coincide con la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El suceso más grave ha tenido lugar en el puerto de Jafa, al sur de Tel Aviv, apenas a un cuarto de hora andando del lugar donde Biden era recibido por el expresidente Simon Peres, poco después de aterrizar en territorio israelí.

Según ha informado la Policía israelí en un comunicado, un hombre ha apuñalado a los transeúntes que estaban en la zona, uno de los lugares más turísticos de la ciudad, matando a una persona e hiriendo a otras diez, antes de ser "neutralizado", es decir, abatido por los agentes de las fuerzas de seguridad.

Un turista estadounidense muerto

La víctima mortal ha sido identificada por los medios locales como un turista de nacionalidad estadounidense de 29 años, mientras que entre los heridos han sido identificados dos miembros de la minoría árabe, informó la portavoz policial Luba Samri. El agresor, un joven de 22 años natural de la localidad de Qalqilia, en el territorio ocupado de Cisjordania, había entrado en Israel sin permiso de las autoridades, según el alcalde de Tel Aviv, Ron Juldaí.

La Policía israelí examina el lugar de Jaffa, en Tel Aviv, donde un hombre ha apuñalado a varios transeúntes La Policía israelí examina el lugar de Jaffa, en Tel Aviv, donde un hombre ha apuñalado a varios transeúntes

Ese ataque es el cuarto de estas características que se produce este martes. Así, dos policías israelíes han resultado heridos de gravedad por disparos de un palestino en la calle Salahedín, la principal vía de Jerusalén Este, antes de que el agresor fuera abatido. En un incidente registrado sólo minutos antes, otro atacante palestino murió y un israelí resultó herido en la localidad de Petah Tikva, cerca de Tel Aviv.

Por la mañana, se registró otro incidente violento cerca de la calle Salahedín, dentro de la ciudad vieja de Jerusalén, en las proximidades a la Puerta de Damasco, cuando una mujer palestina de unos cincuenta años fue abatida y muerta por disparos de agentes de seguridad israelíes tras sacar un puñal al acercarse a ellos y tratar de apuñalarlos sin éxito, siempre según fuentes policiales.

Tensión entre Netanyahu y la Casa Blanca

La oleada de violencia y el conflicto entre palestinos e israelíes será uno de los asuntos que Biden tratará con el presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, además de la situación en Siria, las amenazas yihadistas o la influencia de Irán en la región, especialmente tras la firma del acuerdo nuclear con las potencias occidentales.

Con todo, la visita está envuelta en la polémica por la imprevista cancelación del viaje que Netanyahu iba hacer a Washington la semana próxima, que ha tensado aún más las relaciones entre el Ejecutivo israelí y la Casa Blanca.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu

El fondo del asunto son las estancadas negociaciones con Israel sobre la asistencia militar que éste país recibirá de Estados Unidos en los próximos diez años, motivo de discordia entre ambas administraciones en los últimos meses.

La campaña electoral de EE.UU. se entremezcla con la política israelí

Según el diario Yediot AharonotIsrael aspira a obtener una financiación de 50.000 millones de dólares (5.000 anuales) como "compensación" por el acuerdo con Irán. Washington ofrece, sin embargo, un incremento de 5.000 millones sobre la ayuda aplicada durante el último decenio, equivalente en su conjunto a 30.000 millones (3.000 anuales), siempre según este medio israelí.

Netanyahu se muestra reacio a aceptar la oferta estadounidense y ha manifestado públicamente que en lugar de cerrar un mal acuerdo quizás convenga a su país esperar a que haya un nuevo inquilino en la Casa Blanca, lo que ha molestado al presidente actual, Barack Obama.

Según fuentes en la Oficina del jefe del Gobierno israelí citadas por el diario, Netanyahu no quiere verse en una situación en la que Obama le presione a firmar el acuerdo de cooperación estratégica, y apunta que esta es una de tres razones para la cancelación. Las otras dos son que el líder israelí no quiere verse envuelto en la campaña electoral y, fundamentalmente, el no haber sido recibido por Obama, unas asperezas que Biden tratará de limar durante su visita.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente