arriba Ir arriba

Un guardia de seguridad de la embajada de Israel en Jordania ha matado a tiros a dos jordanos en un edificio anexo a la embajada, donde reside el personal.

Según la versión del Ministerio de Exteriores israelí, uno de los jordanos, que había acudido al lugar a cambiar unos muebles, intentó acuchillar al guardia israelí con un destornillador. El guardia respondió usando su arma y lo mató.

El otro hombre fallecido era el dueño del piso, que se encontraba en el lugar y resultó herido de manera fortuita, según esta versión.

Jordania quiere interrogar al guardia de seguridad, que se encuentra en el hospital con heridas de arma blanca, pero Israel insiste en que goza de inmunidad diplomática bajo la Convención de Viena.

El incidente sucede en un momento de especial tensión entre israelíes y palestinos en torno a la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, después de que el Gobierno israelí haya instalado cámaras de seguridad y detectores de metales en los accesos al recinto sagrado musulmán.

Israel ha instalado durante la mañana del domingo nuevas cámaras de seguridad en la entrada de la Explanada de las Mezquitas mientras el gabinete de Gobierno debate en su reunión semanal si retirar los detectores de metales que han provocado masivas protestas y una escalada de violencia en el Jerusalén Este y Cisjordania que ha costado la vida a cinco palestinos y tres israelíes.

La policia de fronteras de Israel vigila la Puerta de Los Leones la más utilizada para llegar a la mezquita Al-Aqsa, donde se han instalado cinco arcos detectores de metales. El gobierno de Israel los colocó después de que la semana pasada mataran a dos policías en este lugar santo para musulmanes y judíos. Desde entonces se han sucedido las protestas.
 

Al menos tres palestinos han muerto y otros 400 han resultado heridos, así como cuatro policías israelíes, durante las protestas que se han desencadenado este viernes en la Ciudad Vieja de Jerusalén y en otras localidades palestinas de Cisjordania contra las restricciones impuestas por Israel para acceder a la Explanada de las Mezquitas, que han reavivado el enfrentamiento entre ambas comunidades en los territorios ocupados.

El embajador de Israel en España, Daniel Kutner, ha defendido en Las mañanas de RNE las medidas de seguridad implantadas por las autoridades israelíes en los accesos a la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén, tras el ataque en el que han muerto dos policías y los tres agresores, árabe-israelíes. "Lamentablemente, la agitación no ha terminado y ha habido disturbios en estas noches debido a las medidas extras de seguridad que, en realidad, están destinadas a beneficiar a los propios visitantes", ha explicado Kutner.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha iniciado este lunes su estancia de dos días en Israel con una histórica visita al Muro de las Lamentaciones, un acto de gran significado político y religioso al ser el primer mandatario estadounidense en activo que visita el lugar más sagrado de la religión judía, que se encuentra enclavado en Jerusalén Este, la parte de la ciudad ocupada por Israel desde 1967, y que forma parte de la Explanada de las Mezquitas, sagrada para los musulmanes.

El presidente de Estados Unidos ha llegado este lunes a Israel en la segunda parada de su primera gira internacional. Al poco de aterrizar en Tel Aviv, se ha trasladado a Jerusalén, donde ha llevado a cabo una "visita privada" por la Ciudad Vieja que ha incluído el Muro de las lamentaciones, lo que le convierte en el primer mandatario estadounidense que, en el ejercicio de su cargo, visita el lugar sagrado para los judíos, enclavado en la parte coupada por Israel desde 1967.