Anterior Reyes y Gasol devuelven a España a la senda de la victoria frente a Venezuela Siguiente El tirador de Múnich preparó el ataque con un año de antelación y no escogió a sus víctimas Arriba Ir arriba
Una imagen de Caronte, la luna más grande de Plutón
Una imagen de Caronte, la luna más grande de Plutón. NASA

Caronte, la luna más grande de Plutón, es como el Increíble Hulk

  • La luna se ha hecho demasiado grande para su propia piel, asegura la NASA

  • Caronte tenía un océano bajo su superficie que se congeló y expandió

  • Lo que presionó la superficie hasta provocar un estiramiento y fractura masivos

|

La luna más grande de Plutón puede haberse hecho demasiado grande para su propia piel, como si se tratase del Increíble Hulk, asegura la Agencia Aeronáutica y Espacial estadounidense (National Aeronautics and Space Administration, NASA).

Imágenes de la misión New Horizons de la NASA sugieren que Caronte albergó un océano bajo su superficie que se congeló hace mucho tiempo y se expandió, es decir, aumentó de tamaño, presionando la superficie hasta provocar un estiramiento y fractura masivos.

El lado de la luna más grande de Plutón que se pudo ver en el sobrevuelo de la nave espacial New Horizons de la NASA en julio de 2015 se caracteriza por un sistema de fallas tectónicas, compuesto por crestas, escarpes y valles que alcanzan hasta 6,5 kilómetros de profundidad.

Este paisaje tectónico de Caronte muestra que, de alguna manera, la luna se expandió en el pasado, y del mismo modo que Bruce Banner rasgaba su camisa cuando se convertía en el increíble Hulk, la superficie de Caronte se fracturó, explica la NASA en un comunicado.

La capa exterior de Caronte es principalmente hielo de agua. Cuando Caronte era joven, esta capa se mantuvo caliente por el calor proporcionado por la desintegración de elementos radiactivos, así como el propio calor interno de la luna en formación.

Los científicos señalan que Caronte podría haber sido lo suficientemente caliente como para que el hielo se derritiera en el subsuelo, creando un océano. Pero a medida que se enfrió, este océano se habría congelado y extendido en volumen (como sucede cuando el agua se congela), levantando las capas más externas de la luna y produciendo los enormes abismos que vemos a día de hoy.

La misión New Horizons lo constató con una imagen de la sima Serenity, que forma parte de un vasto cinturón ecuatorial de simas en Caronte. La foto se obtuvo a un rango de aproximadamente 78.700 kilómetros de Caronte, alrededor de una hora y 40 minutos antes de la máxima aproximación de la nave de la NASA a Caronte el 14 de julio de 2015.

Este sistema de simas es uno de los más largos existentes en el sistema solar, con unos 1.800 kilómetros de longitud y 7,5 kilómetros de profundidad. En comparación, el Gran Cañón tiene 446 kilómetros de largo y poco más de 1,6 kilómetros de profundidad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente