Anterior Bruselas pide a España que recupere 140 millones en ayudas ilegales a ADIF para un centro de ensayos del AVE Siguiente Nace en Barcelona el primer bebé de Europa con microcefalia debido al zika Arriba Ir arriba
Carretera de acceso a la localidad de Elenovka, 25 kilómteros al sur de Donetsk
Carretera de acceso a la localidad de Elenovka, 25 kilómteros al sur de Donetsk. EFE

Rusia demanda a Ucrania por impago de 3.000 millones de dólares de deuda

  • Se trata de deuda por un crédito concedido en diciembre de 2013

  • Rusia ha impuesto la demanda judicial ante el Tribunal Supremo en Londres

  • "Ucrania demostró que no estaba dispuesta a entablar negociaciones en un espíritu de buena voluntad"

|

Rusia ha demandado a Ucrania ante los tribunales internacionales por el impago de 3.000 millones de dólares de deuda por un crédito concedido en diciembre de 2013.

"Lamentablemente, Ucrania demostró que no estaba dispuesta a entablar negociaciones en un espíritu de buena voluntad, por lo que le exhortamos no sólo nosotros, sino también el Fondo Monentario Internacional", ha dicho a la prensa el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov.

"La única solución a este asunto era acudir a los tribunales, que es lo que hemos hecho", ha sentenciado. Siluánov, quien ha recordado los "vanos" llamamientos a Kiev para reestructurar la deuda, ha explicado que Rusia ha impuesto la demanda judicial ante el Tribunal Supremo en Londres.

El ministro de Finanzas se ha mostrado convencido de que el "proceso judicial será abierto y transparente y los derechos de Rusia, como acreedor, serán defendidos por una corte prestigiosa e independiente". Además, ha destacado que dicho tribunal es conocido por "tramitar de manera imparcial los contenciosos entre las partes soberanas en relación con el incumplimiento del pago de deudas por obligaciones en euros".

El presidente ruso, Vladímir Putin, hizo a Ucrania una propuesta de reestructuración muy cercana a la realizada por los acreedores privados, a razón de 1.000 millones de dólares anuales entre 2016 y 2018, que Kiev rechazó. El Gobierno ruso mantiene que el FMI declaró "soberana" la deuda contraída por Ucrania y que no se puede reestructurar como en el caso de las compañías privadas.

Rusia concedió el crédito a Ucrania en diciembre de 2013 después de que Kiev renunciara a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, lo que provocó una ola de protestas que desembocaron en el derrocamiento del entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, aliado de Moscú.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente