Anterior Expertos de la ONU advierten contra el aumento del racismo en EE.UU. tras los sucesos de Charlottesville Siguiente Zidane suma su séptimo título con otro recital del Real Madrid ante el Barça Arriba Ir arriba
El ministro de Finanzas, George Osborne, visita la fábrica de Airbus en Filton, Bristol
El ministro de Finanzas, George Osborne, visita la fábrica de Airbus en Filton, Bristol. REUTERS Andrew Matthews

La economía del Reino Unido creció un 2,2% en 2015, por debajo de las previsiones del Gobierno

  • El producto interior bruto del país aumentó un 0,5% en el cuarto trimestre del año

  • El sector servicios fue el que más creció en el último trimestre de 2015

  • El crecimiento económico es inferior al 2,9% registrado en 2014

|

La economía del Reino Unido creció un 2,2% en 2015, según ha informado la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), que ha precisado que el producto interior bruto (PIB) del país aumentó un 0,5% en el cuarto trimestre del año, frente a un avance del 0,4% en los tres meses precedentes.

El crecimiento económico correspondiente a 2015 es inferior al registrado en 2014, del 2,9%, y es el menor en tres años, de acuerdo con la ONS. La cifra del 2,2% se ajusta a la vaticinada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé el mismo comportamiento para los próximos dos años, pero está por debajo de las previsiones del Gobierno británico, que estimaban un repunte del PIB del 2,4% en 2015, lo mismo que en 2016 y un 2,5% en 2017.

Según la ONS, los sectores productivos que más crecieron en el último trimestre del año pasado fueron los servicios, que suponen un 75% del PIB y avanzaron un 0,7%, y la agricultura, que se expandió un 0,6%. Por contra, la producción industrial decreció un 0,2% y la construcción un 0,1%.

Se calcula que el PIB del último trimestre de 2015 es un 6,6% superior al registrado en el primer trimestre de 2008, justo antes de la crisis financiera global y de que el Reino Unido cayera en un periodo recesivo, que provocó una contracción del PIB del 6,1% entre el primer trimestre de 2008 y el segundo de 2009.

A principios de este mes, Osborne, cuyo principal objetivo económico es reducir el déficit y la deuda neta, avisó de que el Reino Unido afronta un "cóctel de nuevas amenazas" económicas, como la desaceleración de la economía china, la ralentización de los mercados emergentes y la caída del precio del petróleo. Además, influirá en el desarrollo del PIB británico la celebración de un referéndum de permanencia en la Unión Europea, que el primer ministro, David Cameron, se ha comprometido a convocar antes de 2017.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente