Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Varias trabajadoras en una fábrica textil de Zaragoza
Varias trabajadoras en una fábrica textil de Zaragoza. EFE

La tasa de paro bajará del 20% en 2016 en España, pero puede tardar una década en volver a niveles precrisis, según la OIT

  • Según el organismo, se situará en el 19,5% en 2016 y el 19,3% en 2017

  • Estima que el empleo crecerá un 0,9% en 2016 y se estancará en 2017

  • Ve margen para subir un 10% el salario mínimo en los próximos tres años

  • El 91% de los temporales dicen no tener posibilidad de hallar un empleo fijo

|

La tasa de paro descenderá hasta el 19,5% en 2016, desde el 21,18% actual, y caerá dos décimas adicionales en 2017, hasta el 19,3%, según el anexo dedicado a España dentro del informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Tendencias 2016 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este martes.

La organización señala que se trata de una "modesta mejora" y anticipa que, de mantenerse la tendencia observada en la tasa de desempleo de los últimos años, "España tardaría al menos 10 años en volver a los niveles de antes de la crisis".

Sin embargo, las proyecciones para el crecimiento del empleo son pesimistas, dado que la OIT estima que será de un 0,9% en 2016 y que será nulo en 2017.

En concreto, según las estimaciones de la OIT, en 2015 había en España 17.777.300 personas con un empleo. Este año, el número de trabajadores aumentará en 151.200, hasta los 17.928.500, una cifra algo más alta a la de 2017 (17.924.600).

En paralelo, la tasa de población activa descenderá ligeramente hasta situarse en el 58,2% y el 58% este año y el que viene -lo que explicaría en parte la caída de la tasa de paro-, mientras que la productividad será la que repunte un 1,7% en 2016 y un 2,2%, respectivamente.

El director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT, Raymond Torres, ha señalado que el crecimiento económico en España "es real" y está llevando a una reducción del desempleo, en un entorno de interés y precios del petróleo "favorable".

Sin embargo, ha añadido que "los desafíos aún siguen siendo importantes y la situación es de las peores en el mundo desarrollado" si se atiende a parámetros actuales como las tasas de temporalidad, el desempleo juvenil o la pobreza laboral.

Por su parte, el director de la OIT para España, Joaquín Nieto, ha señalado que "no está habiendo una recuperación social" a la vista de la precariedad del empleo y del crecimiento de los trabajadores en riesgo de pobreza.

Por ello, ha avisado de que -a su entender- la recuperación social no vendrá automáticamente de la económica, sino que son necesarias políticas específicas centradas para propiciarlo.

"La lucha contra la pobreza es ya una obligación del Gobierno, porque el 1 de enero entraron en vigor los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y el primero es acabar con la pobreza en todas sus modalidades", ha recordado Nieto.

La OIT ve margen para subir el salario mínimo un 10% en tres años

Una de las posibles medidas a tomar es la de subir en España en los próximos tres años un 10% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en la actualidad es de 655,20 euros mensuales, "sin perjudicar a las empresas en la creación de empleo". Raymond Torres ha argumentado que países como Alemania y Reino Unido han introducido salarios mínimos en su economía en las últimas décadas sin perjudicar al mercado de trabajo. "Incluso puede mejorar la demanda interna y aportar al crecimiento económico", ha añadido.

Por otro lado, ha llamado a evaluar los resultados de las últimas reformas laborales antes de emprender cambios, con la convicción de que es el crecimiento económico el que genera empleo y el estricto cumplimiento de la normativa el que preserva su calidad. En todo caso, ha señalado que es "crucial" que cualquier cambio en las leyes laborales sea acordado con los agentes sociales para que sean efectivos.

En este sentido, Torres ha señalado que consolidar la recuperación económica pasa por facilitar el crecimiento de las pymes, con mayor apoyo por parte de las entidades financieras, adoptar políticas en favor de la innovación y poner el acento en la formación de los jóvenes.

La OIT también demanda un mayor protagonismo de las políticas activas de empleo y disponer de mayor número de orientadores en los servicios públicos de empleo para mejorar la empleabilidad de los parados. En este punto, Torres ha dicho que la supresión de orientadores en los últimos años es "lo contrario de lo que había que hacer" y ha recalcado que "las oficinas de empleo no están capacitadas para gestionar la Garantía Juvenil".

Por otro lado, el director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT también ha denunciado la reducción de la cobertura de la negociación colectiva tras la última reforma laboral y ha apostado por impulsarla.

El 91% de los temporales dice no tener posibilidad de hallar un empleo fijo

En su informe, además, la OIT señala que la temporalidad media de los países europeos se situó en 2015 en el entorno del 15%, si bien "hay un grupo de países, como Países Bajos, Portugal y España, en los que la cifra supera el 20%". El organismo advierte de una diferencia notable, que es el porcentaje de trabajadores temporales que están en esta situación porque no encuentran un empleo indefinido.

Así, explica que mientras en Holanda los empleados temporales que afirman que no tienen un empleo indefinido porque no tienen posibilidades de encontrarlo suponen el 44% del total, en Portugal el porcentaje es del 83% mientras que en España alcanza el 91% (ver .PDF en inglés, página 55 del informe).

Una situación similar ocurre con los contratos a tiempo parcial, que se han incrementado durante la crisis y que, según la OIT, "en los últimos años está teniendo una protagonismos excesivo en la creación de empleo" en el conjunto de Europa. En este sentido, apunta que a menudo el empleo a tiempo parcial es "involuntario", ya que se da en trabajadores que quieren un contrato a jornada completa pero no lo consiguen.

"Esta situación es particularmente aguda en algunos países del sur de Europa", dice la OIT, como "por ejemplo en Grecia, con un 71,2% de los trabajadores a tiempo parcial de forma involuntaria, mientras que en Italia y España supera el 64%" en el año 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente