Anterior La célula de Alcanar compró material para explosivos con el DNI del detenido en Vinaroz Siguiente Artur Mas cree que España es un "estado policial" y que actúa bajo el "binomio amenaza-represión" Arriba Ir arriba
En el 400 aniversario de la muerte de Cervantes la compañía Ron LaLá sube a escena a algunos de sus personajes

Ron Lalá: "Nos acercamos a Cervantes con respeto pero sin reverencia, de igual a igual"

  • La compañía Ron Lalá en coproducción con la CNTC presenta Cervantina

  • Son versiones de fragmentos de obras de Cervantes con música y comedia

|

La ironía de Cervantes y la rabiosa modernidad de sus célebres textos se suben al escenario en un cóctel agitado con los ingredientes habituales de la compañía Ron Lalá: música en directo, gotas de humor, poesía y ritmo sin freno.

Es la vuelta de tuerca para todos los públicos que ofrece Cervantina, Versiones y diversiones sobre textos de Cervantes (Teatro de la Comedia, Madrid, del 14 de enero al 6 de febrero) una coproducción de Ron Lalá con la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) dirigida por Helena Pimenta, en su segunda colaboración después de la exitosa En un lugar del Quijote.

Un viaje a la esencia de los clásicos, que se celebra en el 400 aniversario de la muerte de Cervantes y Shakespeare, y que se acerca a las obras del genio de la literatura universal “con respeto pero sin reverencia, de igual a igual”.

 'Rinconete y Cortadillo' o 'La gitanilla' son algunas de las piezas. Foto: Ceferino López

El objetivo de los “ronlaleros” es retornar a los orígenes populares en un ejercicio libre de prejuicios y encorsetamientos. Mirando directamente a los ojos del autor. Es Cervantes profundo y universal pero también desenfrenado y directo.

“Los autores del Siglo de Oro, Shakespeare incluido, eran escritores populares. El teatro era entonces lo que era la tele para nosotros ahora. Era patrimonio del pueblo. Toda la naftalina y esta cosa rígida que vino después con los clásicos es el mal de los clásicos. Queremos retomar esa cosa popular y saber que son actuales. Como dice Borges: ‘Para novedades los clásicos’, señala Yayo Cáceres, director de Ron Lalá y del montaje.

Este espíritu sin complejos se engloba en este “poema cervantino” que es una "fiesta de fragmentos" de piezas breves adaptadas por Álvaro Tato. Así, redescubrimos los tesoros escondidos en las novelas ejemplares y los entremeses ideados por Miguel de Cervantes como Rinconete y Cortadillo, La gitanilla, El viejo celoso extremeño, El hospital de los podridos o Viaje al Parnaso.

"Cervantes es incómodo porque deja hablar a sus personajes"

Los cinco intérpretes teatrales se desdoblan en varios personajes en un “tour de force” apuntalado por un espectáculo acústico en el que el sonido está en primer plano con instrumentos de cuerda, viento y percusión deconstruyendo el universo de Cervantes.

“Ron Lalá aporta la comedia, aunque las obras de Cervantes ya la tienen, pero también es nuestro sello y sobre todo la música en directo que es nuestra forma de expresarnos. Tenemos el escenario lleno de instrumentos", relata Daniel Rovalher, actor y músico que encarna a Preciosa/ Músico/Loaysa/Gitano/Paciente/Doctor y Cortadillo durante la hora y media de la representación.

Entre verso y verso, los “ronlaleros” también rompen la cuarta pared y se dirigen directamente al público. Es otra de las señas de identidad de la compañía que concibe “el teatro como un deporte” con su esfuerzo físico implícito.

 La música tiene un papel fundamental en 'Cervantina'. Foto. Ceferino López

Cervantina también supone un homenaje a los personajes que creó el autor de El Quijote: completamente libres para cantar las verdades y por tanto incómodos por su honestidad, en palabras de Yayo Cáceres.

Solo una mente genial sería capaz de subir al escenario una conversación entre dos perros, reivindicar el papel de la mujer hace 500 años, y hasta idear la figura de un licenciado que creía ser de vidrio. Todo regado con el humor inteligente que Miguel de Cervantes nunca perdió.

“Cervantes tuvo una vida muy compleja pero a pesar de todo tuvo la capacidad de hacer humor. Eso entronca con lo que decía Chaplin y es que el humor es bueno cuando es capaz de manipular su propio dolor. También es muy actual porque habla de las mismas cosas que nos pasan a nosotros todo el tiempo”, señala el director escénico de Ron Lalá a RTVE.

La compañía además reivindica una mayor presencia de la cultura en la sociedad española. Ponen como ejemplo en el que mirarse Reino Unido, donde se "atreven" más con los clásicos y donde se realizan varios montajes al año sobre la figura de William Shakespeare.

En esta línea, Cervantina es una propuesta original de melodía, poesía y libertad que invita a releer al maestro de las letras desde un punto de vista más festivo, y que tras representarse en Madrid girará por una treintena de ciudades de España en el año de Cervantes y Shakespeare.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente