Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Puigdemont: "Si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones, no lo aceptaré" Arriba Ir arriba
Muere a los 92 años el  diseñador francés André Courréges
André Courréges posa en su taller de París en una imagen de 1987. AFP / PIERRE GUILLAUD
París despide a Courrèges

Muere a los 92 años el diseñador francés André Courréges

|

Revolucionario, rompedor, influyente. André Courrèges es uno de los nombres clave de la historia de la moda, tanto por su aportación y renovación a nuestros armarios como por el legado que deja. Ahora, además, deja tristeza. París llora su muerte. El diseñador ha fallecido en su casa de Neuilly-sur-Seine, cerca de París, después de sufrir durante años la enfermedad de Parkinson. 

Nació en la ciudad de Pau en marzo de 1923, fue ingeniero civil pero siempre tuvo interés por la moda, a la que siempre se refería como estilo. Su pasión por el diseño le llevó a París en 1945 y cinco años después ya estaba trabajando en el atelier de Cristóbal Balenciaga. Del español aprendió a manejar los volúmenes, a construir vestidos.

La aguja del cambio

Fue un excelente pupilo y en 1961 se independizó, enamorado de las nuevas corrientes artísticas, de los nuevos ritmos, del nuevo mundo. Hablamos de los rebeldes años sesenta, marcados por la carrera espacial, un hecho que cambió las formas de todas las cosas: las casas, los coches, la moda.

Muchas de sus primeras creaciones tienen ese sello futurista, con el color blanco siempre presente. Un color que permite que destaque el patrón y es que lo novedoso eran las formas, las siluetas.

Estuvo muy apegado a la calle, a las vanguardias. Tanto que Mary Quant dijo que la minifalda no la había inventado ni ella ni Courréges, "que fue la calle". Puede que sea una frase de leyenda pero lo cierto es la historia dice que fue él el primero en lanzarla, en el año 1965, y el primero en popularizarla. También, uno de los primeros en convencer a las mujeres para que llevaran pantalones.

La colección de 1965, titulada 'Blanca', tuvo tanto impacto como la de Christian Dior bautizada como New Look. Ambos marcaron un cambio, el inicio de una nueva era en la moda. Decía Courrèges que un estilo era una época. 

El amuleto de Massiel

Cuando salió del taller de Balenciaga se volcó con el prêt-à-porter pero con el tiempo volvió a la costura y en 1967 lanzó una línea especial, Future Couture, realizada con mimo y con exquisitos materiales.

Tambien vestuario para el cine, exactamente para tres películas 'Masculin-Féminin' de Godard (1966), 'La Piscine' (1968) y 'Les Choses de la Vie' (1969). Estas dos con la participación de Rommy Schneider 

Fue un excelente creador y uno de los integrantes de una generación mágica, única, en el que destacan también Pertegaz y Pierre Cardin, el único que sigue en activo. Pero Courréges era especial y Massiel, representante española en el Festival de Eurovisión de 1968, no dudó en viajar a París para encargar un vestido del francés que había visto en la revista Marie Claire.

La firma en la actualidad

Y mucho han escrito en 2015 las revistas de moda, hablando de la resurrección de Courrèges, firma que ahora está en las manos creativas de  Arnaud Vaillant y Sébastien Meyer que han relanzado la casa Courrèges, con el consentimiento de la que hoy es la viuda del modisto. 

La colección que presentaron en septiembre de 2015 en París, de primavera y verano de 2016, exprime los códigos de la casa con tan solo 15 diseños en 15 tejidos diferentes. Un ejercicio de contención, un homenaje al maestro. 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente