Enlaces accesibilidad

El déficit de Portugal se disparó hasta el 7,2% en 2014 por el aplazamiento de la venta de Novo Banco

  • Las administraciones públicas registraron un déficit de 12.446 millones de euros
  • Por la inclusión de los 4.900 millones relativos a la capitalización del Novo Banco

Por
La sede del Novo Banco en Lisboa
La sede del Novo Banco en Lisboa. REUTERS Rafael Marchante

El déficit de Portugal se disparó hasta el 7,2% del producto interior bruto (PIB) en 2014, frente al 4,5% previsto el pasado abril, como consecuencia del aplazamiento de la venta de Novo Banco, según los datos revisados por el Instituto Nacional de Estadística luso.

Así, las administraciones públicas registraron un déficit presupuestario de 12.446 millones de euros, que "refleja, sobre todo, la inclusión de los 4.900 millones de euros relativos a la capitalización del Novo Banco", la entidad creada en agosto de 2014 con los activos sanos del extinto Banco Espírito Santo (BES).

La nueva entidad, propiedad del Fondo de Resolución, fue recapitalizada con 4.900 millones, 3.900 procedentes de un crédito concedido por el Estado y los 1.000 restantes de aportaciones de los bancos portugueses.

El INE precisa que, "si no se produjera la venta del Novo Banco en el periodo de un año" se registraría su capitalización tal y como está previsto en el Manual del Déficit y de la Deuda de las Administraciones Públicas, cuando éstas efectúan una inyección de capital en una empresa pública. En consecuencia, añade, de acuerdo con la información disponible sobre la situación económica y financiera de la entidad, "la capitalización fue registrada como transferencia de capital" a su favor, lo que afecta "negativamente" al saldo del sector de las Administraciones Públicas.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, ha dicho que la información publicada "es una corrección estadística", que "no tiene ninguna influencia" ni en la expectativa del déficit correspondiente al presente año ni en la deuda del país, ni "en nuestro día a día". Su mensaje es similar al que ya había adelantado la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque, quien anticipó que se iba a contabilizar como "gastos de capital" la transferencia que el Fondo de Resolución hizo para el Novo Banco.

Por su parte, desde el Partido Socialista han señalado que este aumento del déficit es el "mayor fracaso" del Ejecutivo durante la última legislatura. "Fracasaron en sus objetivos, no son merecedores de confianza", ha afirmado su candidato a primer ministro, António Costa, quien ha recordado las promesas incumplidas por parte de los conservadores.

Noticias

anterior siguiente