Enlaces accesibilidad

Acusan a tres cascos azules de nuevas violaciones en República Centroafricana

  • Ban Ki-moon califica la situación de "cáncer del sistema"

  • Fuentes afirman que los acusados son originarios de República Democrática del Congo

  • Las tropas llegaron al país en 2103

Por
Cascos azules de la ONU patrullando en la localidad de Bangui, República Centroafricana
Cascos azules de la ONU patrullando en la localidad de Bangui, República Centroafricana AFP Pacome PABANDJI

Tres nuevos casos de violación en República Centroafricana han llevado a los tribunales a tres cascos azules. El procesamiento llega una semana después de la destitución de Babacar Gaye, jefe de la misión de la ONU en el país (Minusca), tras las denuncias de abusos cometidos por integrantes de ese contingente, integrado por unos 9.000 militares y más de un millar de policías.

"Estas nuevas acusaciones se refieren a la violación de tres mujeres jóvenes por tres miembros de un contingente militar de la Minusca", ha declarado este miércoles Vannina Maestracci, portavoz de Naciones Unidas, quien ha asegurado que una de las víctimas es menor de edad. Las violaciones habrían tenido lugar hace algunas semanas y fueron comunicadas por las familias de las víctimas a Minusca el 12 de agosto, según Maestracci.

La portavoz no ha querido desvelar la nacionalidad de los cascos azules acusados. Según AFP, varias fuentes afirman que son originarios de República Democrática del Congo, y que el contingente se hallaba realizando una misión en la villa de Bambari, al noreste de Bangui. Medio centenar de Estados contribuye con efectivos militares o policiales a esta fuerza de paz

Agresiones repetidas

En casos parecidos, la ONU no suele dar a conocer inmediatamente la nacionalidad de los efectivos de paz presuntamente involucrados, mientras el país al que pertenecen realiza las investigaciones oportunas.

Las autoridades del Estado al que pertenecen los cascos azules tienen diez días para confirmar si se ha iniciado una investigación de los hechos. Si las autoridades de ese país deciden no hacerlo, la ONU "llevará a cabo rápidamente su propia investigación", de acuerdo con la nota leída.

Según se informó hoy, desde que Minusca comenzó a operar, en abril de 2014, se han recibido 61 denuncias de malas conductas de sus efectivos, de las cuales 13 corresponden a casos de posible explotación sexual.

Al menos cuatro militares y dos policías de ese contingente han sido repatriados por estos hechos. En junio pasado, la ONU reveló dos casos de abusos sexuales contra menores perpetrados por cascos azules cuya nacionalidad no fue facilitada.

Ban Ki-moon: "Un cáncer del sistema"

La destitución de Gaye se precipitó tras la petición por Amnistía Internacional a la ONU para investigar la violación de una niña de 12 años y el supuesto asesinato de un adolescente de 16 años y de su padre por militares de la Minusca en una operación contra milicianos en la capital Bangui a comienzos de mes.

Ban Ki-moon convocó hace una semana una reunión con todos los responsables de operaciones de paz para abordar el problema de los asaltos sexuales y otros crímenes cometidos por cascos azules (militares que operan bajo la bandera de Naciones Unidas).

“No puedo poner palabras a lo angustiado, enfadado y avergonzado que estoy por las repetidas informaciones a lo largo de los años de explotación y abusos sexuales por parte de fuerzas de la ONU", afirmó Ban en declaraciones recogidas por Efe en Nueva York.

Babacar Gaye

Babacar Gaye, en las oficinas de la ONU en Bangui en 2014 AFP AFP PHOTO / ISSOUF SANOGO

El secretario general ha querido dejar claro, en todo caso, que el problema va más allá de "un conflicto o una persona", en alusión a Gaye, el cesado jefe de la Minusca, que ha ocupado diversos puestos diplomáticos. "La explotación y los abusos sexuales son una lacra global y un problema sistémico que necesita una respuesta sistémica".

Por ello, además de reunir a todos los jefes de misión, comandantes militares y responsables policiales que trabajan en las operaciones de la ONU, Ban ha solicitado que se celebre este mismo jueves una sesión especial del Consejo de Seguridad para abordar el problema.

"Una lacra global"

El pasado junio, un informe interno de la propia ONU confirmó la extensión de esos casos, cuyas víctimas son principalmente las mujeres.

La ONU, preocupada porque los cascos azules contratan a prostitutas a pesar de tenerlo prohibido

Según el secretario general, "las vergonzosas e indecentes acciones de unos pocos manchan el heroico trabajo de decenas de miles de fuerzas de paz y personal de la ONU", y se ha referido en particular al “alarmante número de acusaciones” en la República Centroafricana en el periodo anterior al despliegue de las fuerzas de paz de la ONU y desde entonces.

Las últimas acusaciones dadas a conocer por AI se sumaron a otros abusos anteriores cometidos supuestamente por fuerzas internacionales, desplegadas bajo bandera de las Naciones Unidas y también de la misión francesa, casos sobre los que el organismo ha abierto diferentes investigaciones.

Las tropas extranjeras, lideradas por la excolonia, llegaron a la República Centroafricana para aplacar la guerra civil que sufría el país en 2013, con miles de muertos, meses después del golpe de Estado de marzo de ese año en el que fue derrocado el presidente François Bozizé.

Noticias

anterior siguiente