Enlaces accesibilidad

El FMI dice que Grecia necesita un alivio de la deuda mucho mayor del que Europa está dispuesta a considerar

  • La institución aboga por una "profunda quita" de la deuda helena
  • Otra opción sería una "extensión dramática" del periodo de carencia
  • Europa debería dar otros 30 años a toda la deuda, incluida la nueva asistencia
  • Dice que la deuda pública del país puede dispararse hasta el 200% del PIB

Por
 La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en una imagen de archivo.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en una imagen de archivo. EFE/JIM LO SCALZO

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que la deuda pública griega se puede disparar hasta un 200% del PIB en los próximos dos años, según un informe revelado por la institución (en pdf) menos de 48 horas después del acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona. "La deuda de Grecia solo puede ser sostenible a través unas medidas de alivio que van mucho más allá de lo que Europa está dispuesta a considerar hasta ahora", indica el documento.

Para la institución dirigida por Christine Lagarde la deuda griega es insostenible, por lo que propone soluciones como grandes extensiones de los planes de pago de la deuda, por ejemplo con un "periodo de gracia" de 30 años en todas sus obligaciones de deuda europea, incluído la nueva ayuda del tercer rescate. El documento también plantea la posibilidad de realizar transferencias anuales a los presupuestos griegos.

Otra de las opciones propuestas es aceptar "profundas" quitas de la deuda. Así, un portavoz del FMI, citado por Reuters, ha asegurado que una quita "masiva" daría a Grecia la oportunidad de "recuperarse" y ser "autosuficiente". Los nuevos cálculos elevan la deuda hasta el 200% del PIB en dos años, ratio que se quedaría en el 170% del PIB en 2022. Hace apenas dos semaans la institución divulgó un análisis (en pdf) en el que aseguraba que bajaría 142% del PIB dentro de siete años.

El alivio en la abultada deuda griega es uno de los elementos claves a los que se han opuesto los acreedores europeos, especialmente Alemania, desde el inicio de las negociaciones y algo que ha quedado descartado -al menos la realización de una quita- en el acuerdo del lunes.

Rápido deterioro de la economía griega

En el documento se advierte también a los acreedores internacionales de que las necesidades de financiación del país son mucho mayores de las previstas dos semanas atrás y se aborda el rápido deterioro de la situación financiera de Grecia en las últimas dos semanas, tras el cierre de los bancos y la imposición de controles de capitales.

Estos hechos están suponiendo "un duro peaje" en el sistema bancario y en la economía griega, que conllevan, según el FMI, un mayor y significativo empeoramiento de la sostenibilidad de la deuda.

Por eso el informe también estima que las necesidades financieras del país estarán cerca de los 85.000 millones de euros a finales de 2018, 25.000 millones más de lo previsto por la propia institución hace unos días, debido a la exigencia de sostener el sistema bancario.

Además, pone en cuestión la capacidad de Grecia para alcanzar los objetivos de superávit primario (un 3,5% en 2018) e insiste nuevamente en que para conseguir el crecimiento necesario, tiene que implementar reformas estructurales más profundas y ambiciosas.

Noticias

anterior siguiente