Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, habla por su teléfono móvil
El presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés habla por su móvil este miércoles, mientras se dirige al Senado holandés, en La Haya. EFE/Bart Maat

Dijsselbloem advierte que el triunfo del 'no' en Grecia no mejorará su posición negociadora

  • Es uno de los argumentos de Atenas a favor del rechazo de las propuestas

  • "La consulta mostrará si los griegos aceptan austeridad para seguir en el euro"

|

El jefe del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, ha advertido este jueves que la posición negociadora de Atenas no mejorará si gana el 'no' en el referéndum convocado en Grecia para que los ciudadanos decidan si aceptan las exigencias de los acreedores. Así, el presidente del foro que reúne a los ministros de Finanzas de la zona euro trata de desactivar uno de los principales argumentos de la campaña del Gobierno griego a favor del 'no'.

"El triunfo del 'no' implicará una situación extremadamente difícil para Grecia" y para Europa, ha alertado el ministro de Finanzas holandés, antes de añadir que "los problemas económicos serán más importantes y un nuevo programa de ayuda será más difícil de poner en marcha".

En una comparecencia en el Parlamento holandés, Dijsselbloem ha asegurado que "no es verdad" que el rechazo mayoritario en el referéndum griego a las propuestas de las instituciones allane el camino para que el país pueda conseguir reformas y ajustes fiscales menos duros.

"Mostrará si los griegos aceptan la austeridad necesaria para seguir en el euro"

Además, el presidente del Eurogrupo ha insistido en que la pregunta del referéndum remite a unos documentos que ya no están vigentes, después de que el pasado martes expirara el segundo programa de rescate.

Dijsselbloem ha señalado que una gran mayoría de griegos quieren seguir dentro del euro, por lo que el referéndum mostraría -a su juicio- si están dispuestos a aceptar la austeridad que se necesita para permanecer en la moneda única.

Según ha reiterado Dijsselbloem ante los diputados de su país, "la situación [en Greciase degrada cada día debido al comportamiento del Gobierno griego".

"Nosotros estamos dispuestos a ayudar a Grecia, si Grecia, sus políticos y su pueblo están dispuestos a aceptar medidas desagradables", ha añadido el titular de las Finanzas holandesas, quien ha continuado: "Si ellos no quieren, no existe ninguna base para un nuevo programa de ayuda, y la cuestión será saber si existe una base para que Grecia esté en la eurozona". "Esa es la cuestión fundamental ahora mismo", ha concluido.

Ésa es la línea seguida por muchos responsables europeos y algunos analistas, que insisten en que el triunfo del 'no' en la consulta del domingo podría implicar la salida de Grecia del euro, un hecho inédito hasta ahora y que se percibe como un salto de las instituciones europeas hacia lo desconocido.

La Comisión Europea asegura que no hará campaña

Por otra lado, la Comisión Europea se ha comprometido este jueves a "no hacer campaña" para que sean los griegos quienes decidan sobre "su futuro", según las declaraciones del portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

"No estamos en campaña y no vamos a usar la sala de prensa de la Comisión para iniciar un diálogo con las autoridades griegas", ha añadido Schinas, tras recordar el apoyo de Juncker a los griegos y a su pertenencia a la eurozona.

Bruselas ha evitado significarse sobre el voto de los griegos y se ha remitido a lo dicho el pasado lunes por Juncker, cuando el presidente de la Comisión pidió a los ciudadanos griegos que apoyaran el 'sí' a la última propuesta de acuerdo de los acreedores porque el triunfo del 'no' sería "desastroso".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente