Anterior A Ferrusola le sale la declaración de la renta a devolver y el juez ordena retener el pago Siguiente Las tropas iraquíes reconquistan la simbólica mezquita de Mosul donde el Dáesh proclamó su califato Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'Zombies de Leningrado'
Fragmento de la portada de 'Zombies de Leningrado' Dolmen

'Zombies de Leningrado', una novela zombi-histórica

  • Javier Cosnava se basa en hechos reales para su nuevo libro de terror

  • En el asedio de Leningrado se dieron miles de casos de canibalismo

|

El asedio de Leningrado por parte de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial es uno de los más terribles de la historia. Duró casi 900 días (desde 1941 hasta 1944) y se calcula que murieron más de un millón de personas. Además, más de 1.400 personas fueron arrestadas acusadas de canibalismo y más de 300 ejecutadas por ese crimen (aunque se calcula que las cifras reales serían muchísimo más altas).

Unos hechos históricos que han servido a Javier Cosnava (Hospitalet de Llobregat, 1971) para ambientar su nueva novela, Zombies de Leningrado (Dolmen), en la que mezcla los hechos históricos con el género de los muertos vivientes.

Cosnava resume así el argumento de la novela: “Es la historia de una huida, dentro de una ciudad asediada por los alemanes y repleta de infectados/caníbales, de dos soldados rusos y dos niñas a las que tratan de salvar de la guerra. Un homenaje a los que lucharon contra los nazis y al sacrificio extremo de los rusos en este asedio”.

Un asedio que Cosnava califica como “El peor de la historia en el mundo occidental. Un millón de muertos civiles más 1 cuarto de millón de soldados. Se podría decir que el asedio de Tenochtitlan y posterior exterminio de los aztecas es peor (o algún caso similar como Masada, Calagurris, Numancia... alguno de los anteriores también con casos de canibalismo) pero en cifras Leningrado es el más terrible”.

Todos los hechos de la novela son históricos

Para esta terrorífica historia Javier se ha basado por competo en hechos históricos “Con licencias que explico al final en una nota, son hechos históricos todos o prácticamente todos –asegura el escritor-. Repito, con licencias necesarias para que la historia funcione”.

Javier nos describe así a los principales protagonistas: “Dimitri: Policía Ruso. Siberiano. Personaje inventado. Uno de los héroes que quieren salvar a las niñas del horror de Leningrado. Anatoli: El otro policía. También inventado. Catarina Werner: Una de las niñas: personaje real en parte, basada en la vida de alguien de la época. Sólo que era un hombre y no una mujer. Tania Savicheva: otra niña que también es un personaje real. Una víctima de la guerra muy famosa en Rusia. Nina Pechanova: Una tercera niña que se encuentran en su huida. También real”

Javier nos explica así por qué ha querido basarse en hechos históricos para ambientar su novela: “Me gusta escribir sobre hechos históricos tanto en novela histórica tradicional, como policiaco-histórica y ahora zombi-histórica. Creo que es necesario llegar a la gente con mensajes adecuados al perfil del lector de cada época. Más de un lector me ha escrito comentándome que gracias a la novela se han puesto a leer un ensayo de la 2ª Guerra Mundial”.

“Creo que hacer llegar la historia a través de una novela popular es un buen objetivo para un autor. Ytambién creo que soy el único autor que zombi-histórico. Hay alguna obra Z (de zombies) ubicada en el pasado pero no son novelas históricas, sólo ambientadas de forma muy elemental en una época”.

Cadáveres amontonados en el cementerio de Volkovo / RIAN 216

Los animales domésticos también fueron devorados

Destaca la cuidadosa documentación de Javier en la recreación de los hechos históricos. Y a ese respecto “al final de la obra hay una extensa nota con nombre y apellidos en cada caso –asegura el escritor-. Hubo muchos condenados a muerte (de hecho, se condenaba a muerte a casi cualquiera consumía carne humana; para evitar que se extendiera optaron por la mano dura, fueses o no culpable de matar al difunto consumido como alimento)”.

“Los animales domésticos también fueron devorados –continúa-, incluidos los perros policía (que no sacaban a la calle para que no se los comiera la población). No se ha ocultado la historia, está documentada en diversos libros y monografías como las de Anne Reid, Michael Jones o Salisbury, que son la base de mi investigación. Sólo que es un tema escabroso del que a menudo se pasa de largo. Es demasiado terrible”.

Preguntamos a Javier si no teme que le acusen de frivolizar unos hechos tan terribles: “El conocimiento siempre es bueno. Mucha gente aprenderá de la época, de los crímenes nazis, de los horrores de la guerra, gracias a mi novela. Yo creo que subyace una falta de respeto por el género z, que está empezando. La novela policiaca, a principio de siglo, era criticada por los autores "serios" mucho más que las Z hoy en día. Se consideraba un género poco serio y de corta vida. Hoy nadie criticaría un policial histórico en Leningrado. Pero sí un Z. La razón es que no se respeta lo Z todavía, más que un problema de frivolidad. Se cree que algo Z no puede tratar nada dignamente. Pero todo cambiará en poco tiempo. Lo Z ha venido para quedarse”.

Un éxito de crítica y público

De momento, las reacciones de los lectores a la novela han sido muy favorables: “Muy buenas –nos comenta Javier-, con la típica crítica de alguien que, como te anticipaba, creen que lo Z no es algo serio. En Amazon hay ya 17 críticas en varios países y 12 son notable o sobresaliente (4 o 5 estrellas). Además, ha estado más de un mes nº1 en terror en España y México, y una semana en EEUU (libros de habla hispana).

En cuanto a sus nuevos proyectos, Javier nos adelanta que “Estoy preparando el guión de mi nueva novela gráfica para Francia y estoy con una nueva novela histórica (sin zombis jejeje). Pero volveré a ellos. Puede ser que con Zombies de Leningrado 2 (aún no está decidido) pero en 2018 recupero los derechos de 1936Z LA GUERRA CIVIL ZOMBI, novela que saqué en Suma de Letras. También zombi histórica explicando la guerra civil española. Cuando recupere los derechos escribiré la segunda parte (llegaba sólo a la mitad de la guerra civil). Eso sí, tras Leningrado y la zombis de la guerra civil española, no tengo pensando hacer más incursiones zombis. Yo ya he plantado mi semilla en el género. Que vengan tras de mí más autores de Novelas Z Históricas”

JAVIER COSNAVA

(Hospitalet de Llobregat, 1971). Escritor y guionista residente en Oviedo. Ha publicado en papel 4 novelas como escritor, 5 novelas gráficas como guionista y ha colaborado en 9 antologías de relatos: 7 como escritor y 2 como guionista.

A finales de 2006 comienza la colaboración con el dibujante Toni Carbos; fruto de este empeño publican en diciembre de 2008 su primera obra juntos: Mi Heroína (Ed. Dibbuks). En septiembre de 2009 publica Un Buen Hombre (Ed. Glenat), un álbum de cómic sobre la urbanización donde vivía los SS, al pie del campo de exterminio de Mauthausen. Y un mes más tarde, su primera novela: De los Demonios de la Mente (Ilarion, 2009). Paralelamente, recibe una beca de la Caja de Asturias para la finalización de Prisionero en Mauthausen, álbum de cómic que fue publicado en febrero de 2011 por la editorial De Ponent.

También es autor de la novela de corte fantástico: Diario de una Adolescente del Futuro (Ilarion, Diciembre de 2010) y 1936Z, ( Suma de Letras, noviembre 2012). Su última publicación fue en marzo del 2015: Monsieur Levine, su primera novela gráfica en Francia.

Ha ganado más de treinta premios literarios, entre ellos el premio ciudad de Palma de Novela Gráfica en 2013 con Las Damas de la Peste, publicada en el 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente