Enlaces accesibilidad

UPyD se retira del 'caso Bankia' y de todos sus procesos judiciales contra la corrupción

  • Renuncia a sus 'temas estrella' sobre Bankia, preferentes y las 'tarjetas black'
  • El 11 de julio se celebrará el Congreso Extraordinario que relevará a Rosa Díez
  • No se arrepiente de no pactar con C's y espera que UPyD "salga reforzado"

Por
UPyD celebrará el 11 de julio el Congreso Extraordinario en el que relevará a Rosa Díez

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha anunciado que se retira del 'caso Bankia' y de todos los procesos judiciales contra la corrupción y el fraude en España en los que participaba como acusación y que la denuncia de las "injusticias" la seguirán haciendo desde las instituciones en las que está presente, si bien su poder político ha quedado notablemente menguado tras las elecciones municipales y autonómicas de este 24 de mayo.

La formación 'magenta' ya redujo el número de acciones judiciales en las que participaba como consecuencia directa del mal resultado obtenido en las elecciones autonómicas de Andalucía de hace dos meses, debido a que recibirán menos dinero. Tras renunciar entonces a nueve causas, UPyD seguía presente en 16 procedimientos.

Con esta decisión, renuncia a sus 'temas estrella' sobre Bankia, preferentes y las 'tarjetas black', los tres en la Audiencia Nacional, así como otros derivados de esa misma trama como la gestión de Miguel Blesa y Rodrigo Rato en Caja Madrid entre 2007 y 2010.

Asimismo, tiene que renunciar a seguir presente en las diligencias de la destrucción de los discos duros de Luis Bárcenas, los cursos de Formación en Andalucía y la gestión en cuatro cajas de ahorros provinciales (Burgos, La Rioja, Granada y Segovia).

Nueve causas abandonadas tras las elecciones andaluzas

Tras las elecciones andaluzas, UPyD ya se había retirado de nueve procedimientos judiciales entre los que se incluían dos causas en la Audiencia Nacional sobre dos de los hijos de Jordi Pujol, Jordi y Oleguer Pujol Ferrusola, y otra en el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona contra el expresidente de la Generalitat y parte de su familia por los millones que tenían ocultos en Andorra, informa Europa Press.

También abandonó dos de los procedimientos en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña relativos a la consulta soberanista: la querella por prevaricación contra Artur Mas por convocarla y un procedimiento en la vía de lo contencioso para anularla.

Además, dejó dos procedimientos sobre el llamado caso Plaza de Zaragoza y otros dos relativos a Navarra, uno por la salida a Bolsa de Banca Cívica (que está en la Audiencia Nacional) y otro por el IVA aplicado a Volkswagen en la Comunidad Foral.

Congreso en julio para renovar la dirección

Por otra parte, la formación magenta ha confirmado que celebrará el sábado 11 de julio el Congreso Extraordinario en el que los militantes votarán una nueva dirección que releve al actual equipo liderado por Rosa Díez, después de sumar su segundo fracaso consecutivo en las urnas, con los malos resultados de las elecciones celebradas este domingo, al haber perdido todos los diputados autonómicos en juego en estas elecciones y ver su apoyo reducido a 232.917 votos (1,04%), apenas la mitad de los que obtuvo en 2011.

La que ha sido líder del partido desde su nacimiento hace siete años y medio anunció este domingo, tras estos resultados, su intención de no presentar candidatura para seguir al frente de la formación.

Pese a los resultados, Díez ha defendido el trabajo que ha realizado su partido y se ha mostrado convencida de que es una formación política necesaria. "Las cosas que hace UPyD alguien las tiene que hacer, el resultado electoral ha sido adverso, pero hemos abierto muchas puertas. Alguna cosa habremos hecho mal, qué duda cabe", ha reconocido.

El objetivo del Congreso es, según Díez, que UPyD "salga reforzado" y con "un proyecto renovado" ante las elecciones generales que se celebrarán a final de año. "Tenemos plena convicción de que este proyecto político de UPyD sigue siendo útil y necesario para España más allá del escaso apoyo electoral", ha defendido.

De momento, han anunciado su intención de presentar una candidatura para liderar el partido la diputada Irene Lozano y el militante Nacho Fernández.

Un partido en crisis desde marzo

Rosa Díez asegura que a partir de este congreso será "una afiliada más" y estará a disposición del partido. No ha desvelado si el abogado Andrés Herzog, actual 'mano derecha' de la líder de UPyD aspirará a llevar las riendas del partido. "Ni mi mano derecha ni mi mano izquierda. Rosa Díez no va a presentar candidaturas", ha manifestado.

El Congreso Extraordinario de UPyD se decidió después de la crisis interna que desencadenaron los resultados de las elecciones andaluzas, en las que UPyD no obtuvo representación y se vio claramente superado por Ciudadanos, un partido con el que la dirección de Rosa Díez se negó repetidamente, desde finales de 2014, a buscar fórmulas de colaboración electoral, y que vio como la formación con la que sus propios miembros veían muchos puntos en común entraba con nueve diputados en el Parlamento andaluz en su primera participación.

No se arrepiente de no pactar con Ciudadanos

Ocho de los 21 miembros del Consejo de Dirección del partido abandonaron el órgano por discrepancias con la estrategia política del partido y porque Rosa Díez no asumió responsabilidades.

Entre las salidas más sonadas, las de los diputados del Congreso Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, así como Toni Cantó, que iba a ser candidato por la Comunidad Valenciana.

Por otra parte, fueron expulsados los eurodiputados Fernando Maura y Enrique Calvet -después de haber hecho lo propio con Francisco Sosa Wagner, que cuestionó el liderazgo de Díez y apoyó un pacto con Ciudadanos contra el criterio de la dirección-, o el diputado autonómico por Asturias Ignacio Prendes, que terminó como número dos en la lista de Ciudadanos y estará esta legislatura en el Parlamento asturiano con las siglas del partido naranja.

Preguntada sobre si el rechazo de la dirección de UPyD a pactar con Ciudadanos ha podido repercutir en los malos resultados electorales, Díez ha dicho no arrepentirse de la decisión: "Esa no es precisamente la cuestión en la que nos hemos equivocado", ha subrayado, para añadir: "Creemos que hemos hecho lo que teníamos que hacer".

Noticias

anterior siguiente