Enlaces accesibilidad

Muere a los 70 años la periodista y escritora catalana Margarita Rivière

  • Fue miembro fundador de El periódico de Catalunya en 1978
  • Dirigió la agencia Efe en Cataluña entre 1988 y 1992
  • Colaboró con medios como TVE, El País o El Correo
  • Ha muerto a causa de una enfermedad pulmonar

Por
Fotografía facilitada por la Editorial Icaria de la escritora y periodista Margarita Rivière.
Fotografía facilitada por la Editorial Icaria de la escritora y periodista Margarita Rivière. EFE EFE

La periodista y ensayista catalana Margarita Rivière ha fallecido este domingo a los 70 años en Barcelona a causa de una enfermedad pulmonar, según han informado El Periódico de Catalunya, de cuyo equipo fundacional formó parte en 1978, y su marido, el escritor Jorge de Cominges, que se ha despedido de ella con un emotivo mensaje en su cuenta de Twitter.

"Acaba de morir Margarita Rivière. Gran mujer. Mi mujer", ha escrito el también periodista y crítico en su cuenta en esta red social, un texto que venía acompañado de una fotografía de su esposa.

Rivière (Barcelona, 1944) llevaba un año luchando contra la enfermedad y el pasado lunes ya no pudo asistir a la presentación de su último libro, Clave K.

"Sinceramente, la vida, sin ver las cosas positivas, no sé si vale mucho la pena". De esta manera resumía su filosofía vital la escritora y periodista Margarita Rivière el pasado martes, durante una entrevista con Efe con motivo de la publicación de esta novela.

La periodista catalana trabajó casi una década en El Periódico, fue responsable de la sección de Cultura y Espectáculos y dirigió el 'Dominical' (1978-1981), y se hizo muy conocida con las entrevistas para la contraportada que hacía para La Vanguardia durante los años 90.

También fue colaboradora de El País, El Correodirigió la agencia Efe en Catalunya entre 1988 y 1992, y lideró el proyecto de la revista de libros Qué leer.

Maestra de periodistas

Estudió la carrera de Periodismo en Barcelona, donde también se licenció de Filosofía y Letras, y su afición por la moda le llevó a estudiar diseño en París.

A medida que uno envejece, ve cosas que se repiten y, al mismo tiempo, "ves que hay cosas que son buenas y no aparecen en las noticias", constataba Rivière.

"El problema es por qué no aparece en las noticias la buena gente, y hay muchísima buena gente", se sorprendía todavía esta maestra de periodistas, a muchos de los cuales apoyó firmemente en el inicio de sus carreras.

En los últimos 30 años se interesó por el fenómeno de la moda como sistema comunicativo definitorio de cada época, y en esta línea publicó Lo cursi y el poder de la moda (Premio Espasa 1992), La década de la decencia (Anagrama, 1995), El escándalo y la sospecha y Crónicas virtuales.

Noticias

anterior siguiente