Enlaces accesibilidad

Díez admite el resultado "inapelablemente malo" de UPyD en Andalucía pero seguirá como portavoz

  • No dimite y rechaza una alianza con Ciudadanos: "No dejaremos de ser UPYD"
  • Insiste en que una UPyD "autónoma" "sigue siendo necesaria para España"
  • UPyD obtuvo el 1,93% de los votos, 52.000 votos menos que en 2012
  • Voces críticas dentro del partido magenta piden un "cambio de rumbo"

Por
La líder de UPyD, Rosa Díez, en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del partido en Madrid.
La líder de UPyD, Rosa Díez, en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del partido en Madrid. EFE EFE

La líder de UPyDRosa Díez, ha reconocido el resultado "inapelablemente malo" cosechado por su candidatura en las elecciones andaluzas de este domingo -no llegó al dos por ciento de los votos-, y ante las voces críticas de su partido que han pedido un "cambio de rumbo", ha dicho que seguirá al frente mientras tenga el apoyo de la militancia y, por tanto, no ha cambiado en su idea de presentarse a las primarias de las generales.

Rosa Díez, que no viajó a Andalucía para seguir el desarrollo de la jornada electoral en Andalucía este domingo, ha dado este lunes un paso adelante para mostrar su intención de continuar en su puesto y rechazar una alianza con Ciudadanos, antes de la reunión del Consejo de Dirección que analizará los resultados de las urnas.

Al contrario, ha insistido en fijar su posición de que UPyD es "un partido útil" tal y como es y de que una UPyD "autónoma" e "independiente" "sigue siendo necesaria para España". "Hemos perdido la batalla pero no nos vamos a retirar", ha dicho sobre las consecuencias de los resultados electorales en Andalucía.

Ha reconocido que tendrá que trabajar más para llegar a más ciudadanos, pero no renunciando a sus principios. "No dejaremos de ser UPyD mientras los ciudadanos quieran que este partido siga siendo autónomo e independiente de cualquier poder, ya sea financiero o mediático y que defienda lo mismo en toda España sin incongruencias territoriales", ha sentenciado Díez, sin mencionar expresamente a Ciudadanos.

Resultado "inapelablemente malo"

"Hemos tenido un mal resultado, inapelablemente malo, sin matices ni adjetivos", ha concedido la portavoz de la formación magenta en una rueda de prensa que había despertado una gran expectación para conocer el futuro del partido, que sale como derrotado de la jornada electoral pese a no haber tenido expectativas de entrar en el Parlamento andaluz, según los sondeos.

"En las elecciones, como en la vida y en la política, a veces se gana y a veces se pierde, y hemos perdido una oportunidad de entrar en el Parlamento de Andalucía para seguir defendiendo las cosas que hemos defendido fuera de él".

La candidatura de Martín de la Herrán, quien competía por segunda vez en las elecciones andaluzas, obtuvo este domingo el 1,93% de los votos, 76.653 votos, por debajo de su resultado en 2012, cuando cosechó 129.407 votos (el 3,35%), mientras que Ciudadanos, con quien UPyD rechazó concurrir en alianza, ha ganado nueve escaños y el 9,28% de los votos en su primera participación en las elecciones andaluzas.

"Nuestro diagnóstico sobre España es correcto"

"Lo importante, desde mi perspectiva, no es si se gana o se pierde, sino si se tiene fuerza para seguir defendiendo los valores y los principios en los que se cree. Y les aseguro que esta portavoz tiene la misma fuerza, los mismos valores y los mismos principios", ha argumentado Rosa Díez, declarando así su voluntad de seguir al frente de la formación, y de evaluar en todo caso en el Consejo de Dirección del partido si hay que cambiar "alguna cosa".

"Nuestro diagnóstico sobre los problemas de España es correcto", ha defendido. "Hemos demostrado que somos honestos, transparentes, independientes y autónomos, que nos debemos a lo que deciden nuestros afiliados y simpatizantes" en los congresos del partido y al "contrato" con los ciudadanos en su programa electoral.

"Esa es nuestra palabra dada, lo que requiere España", ha dicho una convencida Díez, "un país sumamante castigado que requiere formaciones políticas capaces de darlo todo por regenerar la democracia", y ha añadido: "Lo nuestro no es lo de Groucho Marx: 'Tengo unos principios; si los quieres los tomas y si no te gustan, tengo otros'".

No convocará un congreso extraordinario

Así ha respondido la líder de UPyD a las voces críticas dentro de su partido que pedían la asunción de responsabilidades y un cambio de rumbo tras los resultados de las elecciones andaluzas. De hecho, durante la rueda de prensa, el diputado Toni Cantó publicaba un comentario en Twitter en el que pide a la dirección del partido "responsabilizarse de las decisiones" que les han llevado a este resultado.

A este comentario del candidato de UPyD a presidir la Generalitat valenciana ha respondido Díez que "quienes tienen en su mano la dirección del partido son los afiliados", pero ha negado que vaya a convocar un congreso extraordinario, apelando al respaldo del 96% que obtuvo la dirección del partido en su último consejo político.

"Estoy orgullosa de ser la portavoz de un partido insobornable, autónomo e independiente". "Seremos un partido libre de cualquier tipo de presión, mediática o financiera", ha concluido Díez, que ha puesto en su intervención la política por delante de los votos y ha dejado una cita de Churchill que ya usó en la noche del domingo anticipando su análisis: “El éxito no es definitivo; el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar”.

Voces críticas que piden un cambio en UPyD

De este modo, y tomando la palabra ante los medios antes del análisis del Consejo de Dirección del partido, que se reunía a continuación, Rosa Díez ha querido zanjar la exigencia de algunos miembros de UPyD de una reflexión y un cambio de estrategia después de perder en Andalucía casi el 60% de los votos logrados hace tres años, en especial después de las discrepancias surgidas en el seno del partido tras rechazar el pasado mes de noviembre una alianza con Ciudadanos para concurrir juntos en las sucesivas elecciones que se celebran este año.

El propio candidato Martín de la Herrán consideró anoche "decepcionante" el resultado de su candidatura, pero "no como lectura interna de partidos", sino pensando en el escenario "de verdaderas incógnitas" que queda en Andalucía, con una mayor fragmentación de fuerzas en el Parlamento.

Entre las voces críticas está la de uno de los cinco diputados de UPyD en el Congreso, el portavoz económico, Álvaro Anchuelo, quien ha pedido que se saquen "consecuencias de una vez" tras ese "resultado malo sin matices" y ha recordado sus postura sobre la necesidad de llegar a un acuerdo con Ciudadanos, pese a haber aceptado la decisión de la dirección del partido.

Trasvase de militantes a Ciudadanos

Desde Bruselas, el eurodiputado Fernando Maura, uno de los más críticos con Rosa Díez y la actual dirección, da directamente por muerto a UPyD al no llegar ni al dos por ciento de los votos en Andalucía y señala a la "mala gestión" del proyecto en un artículo publicado en el blog del periódico El Español y titulado "El hundimiento".

Maura afirma que la historia de UPyD ha acabado solo seis meses después de que, en agosto de 2014, su excompañero Francisco Sosa Wagner defendiera una alianza electoral con Ciudadanos (C's). Posteriormente, Díez le apartó de la portavocía en el Parlamento Europeo y el eurodiputado acabó dejando el escaño y abandonando el partido.

Por eso, el eurodiputado ha augurado en declaraciones a Europa Press que, ante una UPyD "irrecuperable, solo queda un trasvase de sus militantes "de forma más o menos ordenada" a Ciudadanos, algo que él no contempla personalmente a corto plazo.

También ha llamado a la reflexión el diputado de UPyD en el Parlamento asturiano, Ignacio Prendes, quien ha atribuido los malos resultados de su formación a una "estrategia equivocada" que les ha conducido a la "irrelevancia" y ha pedido un "cambio de rumbo".

Prendes se ha mostrado "preocupado" por las declaraciones de Rosa Díez y ha señalado que sus palabras "traducen una cierta desconexión la realidad, y eso para un dirigente político es muy peligroso y muy preocupante", señala.

Noticias

anterior siguiente